El Parlamento ratifica que el final de Caja Navarra era “evitable” y repudia la gestión de Enrique Goñi

Los votos del cuatripartito aprueban las conclusiones de la investigación

Certifican que hubo “dejación de las funciones de control” por el Gobierno

08.02.2020 | 22:08
Koldo Martinez, de Geroa Bai, defiende las conclusiones ante el desinterés de la bancada de parlamentarios de UPN, prácticamente vacía.

pamplona - Tras tres años de investigación, 47 reuniones y 23 sesiones de comparecencias, el informe de las conclusiones de la comisión sobre el final de Caja Navarra llegó ayer al pleno del Parlamento de Navarra. Y si en algo tuvo razón y atino el parlamentario de UPN Luis Zarraluqui fue al apuntar que el informe aprobado ayer sobre la extinción de la entidad financiera retrata una visión de la realidad divergente, en dos bloques y bajo un guión previsible. Sin sorpresas ni novedades, las conclusiones se ajustaron a la realidad de la aritmética parlamentaria. La tesis que considera que la desaparición de Caja Navarra era "evitable", que se debió a "una dejación de las funciones de control que correspondían a las instituciones forales" y que su pérdida de patrimonio y valor de más del 80% se debió a un "cambio de modelo de negocio" impulsado por Enrique Goñi, director general entre 2002 y 2011 fue una obviedad para 26 de los 50 parlamentarios, los del cuatripartito que con sus votos aprobaron el texto que así resume el fin de la entidad. Sin embargo, para otras 24 personas con asiento en el hemiciclo foral, aquellas que representan a las siglas de UPN, PSN y PPN y que además de alguna forma fueron custodios y encargados de vigilar a la propia entidad financiera en tiempos, Caja Navarra poco menos que se evaporó por sublimación espontánea con la crisis. Así que votaron en contra. Como otras cuestiones en la Comunidad Foral, el relato de una realidad objetiva se pactó. El informe aprobado es el propuesto conjuntamente por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai e Izquierda-Ezkerra, que hicieron valer su mayoría para sacar adelante sus conclusiones. UPN y PSN presentaron sus propios informes que fueron rechazados y el PPN optó por no presentar conclusiones ni reflexionar sobre el asunto. Los socialistas, no obstante, ven una "clara dejación de funciones" en la tarea de supervisión, crítica que desde UPN se rebate apuntando que la fiscalización corrió a cargo del Banco de España. Y acusan que estos informes de conclusiones tienen carácter "electoralista".

La parlamentaria de EH Bildu Arantxa Izurdiaga replicó a los parlamentarios de UPN, a quienes dijo que lo que ocurre es que "niegan lo evidente y lo que ha quedado acreditadísimo, niegan que Caja Navarra era una entidad solvente cuya gestión cambió con la entrada de Enrique Goñi, un nombramiento político que respondía a intereses políticos. Esta gestión plagada de errores, de excesos, derivó en la constitución de Banca Cívica y finalmente la desaparición de Caja Navarra por absorción de CaixaBank, proceso que fue fundamental para la desaparición de Caja Navarra y del que el Gobierno de Navarra estuvo ausente", sostuvo en la defensa de sus conclusiones.

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martinez, defendió también el informe aprobado y aseguró que Caja Navarra desapareció "como entidad de fundación pública" y que "las decisiones estratégicas de la dirección de Goñi son las responsables directas de la desaparición, cuyas remuneraciones se fueron multiplicando a lo largo de su década a la vez que se deterioraba la Caja. El modelo de dirección de Goñi no hubiera sido posible sin la inhibición y falta de tutela del Gobierno de Navarra. Los representantes institucionales en la caja cobraban como consejeros y no ejercían sus funciones de control y tutela", señaló.

Por parte de Podemos-Orain Bai, Tere Sáez consideró que "la comisión ha permitido esclarecer algunas cuestiones que estaban dichas en la calle y escritas por Kontuz". La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón sostuvo también que "con otra gestión y otras decisiones Can podría haber sobrevivido" sin una gestión megalómana. - D. Burgui

el apunte

el almanaque, mc fly y garmendia

El "ridículo". El parlamentario del PSN Guzmán Garmendia provocó risas en el hemiciclo, primero por su alarde de "humildad" al decir que "a la próxima comisión de investigación debería ir solo el partido socialista" porque sus "conclusiones son las únicas rigurosas, son las buenas, que no están previamente escritas". Y después por sus referencias cinematográficas: "Esto parece Regreso al Futuro 2, ya lo predijo Mc Fly Unai Hualde, ¿se acuerdan? Como aquel almanaque: es muy fácil sacar conclusiones cuando se conocen los acontecimientos". A lo que Koldo Martinez, de Geroa Bai, le replicó que "se puede defender un papel sin hacer el ridículo".