El Parlamento achaca a UPN la mala operación de Iberdrola

En una decisión inédita esta legislatura, de última hora y supervisada por el letrado mayor, los grupos desgajan varios puntos de diferentes escritos para poder elevar alguna conclusión

09.02.2020 | 01:52
Ainhoa Unzu (PSN) mira hacia Josemi Nuin (I-E). Al fondo Rubén Velasco, de Orain Bai.

En una decisión inédita, los grupos desgajan varios puntos de diferentes escritos para poder elevar alguna conclusión.

pamplona - Que la comisión parlamentaria que ha investigado veinte años de operaciones fallidas de Sodena iba a tener un final abrupto ya se conocía. Pero era difícil imaginar que el caos iba a llegar tan lejos. La decisión de Orain Bai -el sector rebelde que controla el grupo de Podemos en el Parlamento- de no apoyar las conclusiones del cuatripartito y rechazar las de UPN y PSN condenaba a la comisión a no tener escrito de conclusiones, y por lo tanto a cerrar en falso cinco meses de peticiones de información, investigaciones y comparecencias que han detallado operaciones fallidas acometidas desde gobiernos de UPN a través de la empresa pública de capital riesgo Sodena. Sólo en el último minuto, tras un vaivén de recesos, discusiones y consultas a los equipos jurídicos -la letrada de la comisión tuvo que llamar de urgencia al letrado mayor para salir del atolladero- y con la oposición de UPN y PP, se acordó desgajar algunos apartados de los escritos de conclusiones de Geroa Bai, EH Bildu e I-E y del PSN para que la comisión pudiese elevar, si no un escrito de conclusiones en condiciones, al menos algún apartado que sirva como cierre a este trabajo. Las derechas de UPN y PP se opusieron y pidieron un informe jurídico para dilucidar si de todo ese jaleo se podía salir con una votación por puntos, como en las mociones. Pero en cualquier caso, el próximo 28 de marzo, el último pleno del Parlamento tendrá la ocasión de votar dos párrafos y cinco epígrafes como conclusiones, además de los tres escritos originales de Geroa Bai, EH Bildu e I-E; UPN; y PSN que los grupos introdujeron como votos particulares. Un caos inédito esta legislatura y un parche que tendrá que ser ratificado la semana que viene.

dos párrafos y cinco puntos La primera y más significativa conclusión que se aprobó ayer fue la de enviar a la Fiscalía la posible vulneración del artículo 502 del Código Penal por parte de Ignacio Sánchez Galán, presidente y consejero delegado de Iberdrola, al no haber asistido a la comisión que le había citado. En dicho artículo se explicita que no asistir habiendo sido citado puede conllevar la comisión de un delito de desobediencia, pero además el epígrafe aprobado por la comisión abunda en que Sánchez Galán podría haber incurrido en un "presunto falso testimonio documental" -delito con penas de entre seis meses y un año de prisión- por haber negado en un texto que remitió al Parlamento como justificante de no asistencia que él no había participado en el proceso de adquisición del 1% de Iberdrola por parte del Gobierno de Navarra, cuando el exvicepresidente Francisco Iribarren dijo en comisión que Sánchez Galán había estado al tanto de la operación. El Gobierno de Navarra gastó 175 millones de euros en la adquisición del 1% de Iberdrola, en una operación en la que la Cámara de Comptos no vio claros los objetivos estratégicos y que se saldó con unas pérdidas de 19,6 millones de euros, según los cálculos del órgano fiscalizador.

Este punto, el relativo a la remisión a Fiscalía del epígrafe E del apartado de Iberdrola del escrito de conclusiones de Geroa Bai, EH Bildu e I-E, fue el que más apoyos concitó: además de los proponentes, se sumó también Podemos-Orain Bai y el PSN, con UPN y PP en contra. El resto del apartado, que también se aprobó, se votó aparte y Orain Bai, en esa ocasión, unió sus votos a los de la derecha para votar en contra. En dicho apartado, se critica que la operación de Iberdrola, acometida con la desinversión en EHN, fue contraria a los intereses generales de Navarra y tuvo un impacto negativo en la economía y la sociedad. También, que se acometió sin informes técnicos y por encomienda política, en una operación de la que son responsables el expresidente Miguel Sanz y quien era su segundo, Iribarren.

El segundo párrafo que se aprobó de ese documento fue el relativo a la colección de coches de la familia Burgos, en la que Sodena se gastó casi un millón de euros con la idea de exponerlos en un museo del automóvil que costaba 18 millones y que nunca se construyó. Geroa Bai, EH Bildu, PSN e I-E se impusieron al bloque formado por UPN, PP y Podemos-Orain Bai al sacar adelante un escrito que atribuye el episodio a una "mala praxis" de Sodena, que no contaba con informes de ningún tipo para acometer una operación atípica de la que es responsable político Miguel Sanz, según el escrito. Además, las conclusiones recogen que en el proceso de compra y venta de la colección se han extraviado dos motos que no se sabe dónde están. Después, sólo se aprobaron cinco puntos de los trece que había presentado el PSN, de nuevo con los votos en contra de UPN, PP y Orain Bai, que volvió a justificar sus posicionamientos por considerar que la comisión no aborda el problema de fondo, el modelo de Sodena, aunque en septiembre de 2018 apoyó la creación de la comisión.

los puntos del psn

Iberdrola y especulación. Geroa Bai, EH Bildu, PSN e I-E aprobaron un punto en el que la operación de Iberdrola se tilda de movimiento "especulativo" impropio de un Gobierno.

La compra, sin garantías. El segundo punto aprobado abunda en que la operación de Iberdrola se hizo "sin las garantías e informes preceptivos", con documentación "ad hoc" a posteriori.

51 millones de pérdida. El PSN calcula que fueron más de 51 millones de dinero público los que se perdieron en la operación de compra-venta de acciones de Iberdrola que se hizo con UPN.

La compra de los coches, precipitada. Con respecto a la operación de compra de vehículos clásicos a la familia Burgos, el Parlamento considera que la operación se hizo "sin informes técnicos preceptivos" y sin medir bien si se iba a hacer finalmente un museo o no.

La venta, mala. El PSN critica que la venta se hiciese con 100.000 euros de pérdidas y que se hayan perdido dos motos: "Es una irresponsabilidad".