EH Bildu ratifica su apuesta por la paz al cumplirse un año de la disolución de ETA

Otegi censura el “relato de parte” de la violencia en la CAV que “margina a víctimas”

09.02.2020 | 07:15
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi (3i), y la líder de EH Bai, Anita Lopepe (2i), en Donosti.

san sebastián - EH Bildu y la formación de Iparralde Euskal Herria Bai han "renovado" su "compromiso con el nuevo tiempo" abierto al cumplirse un año de la disolución de ETA y han "ratificado" su "responsabilidad para la construcción de la paz y la convivencia democrática".

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y la dirigente de EH Bai Anita Lopepe hicieron esta reflexión durante un acto celebrado ayer en el Palacio de Miramar de San Sebastián, durante el que leyeron una declaración en castellano, euskera y francés, con motivo de la denominada "declaración de Arnaga". Esta declaración, que debe su nombre al caserón de Cambo-les-Bains (Francia) en el que se celebró una "cumbre" sobre el fin de ETA el 4 de mayo de 2018, reclamó una "solución global, justa y duradera" para una Euskadi que aún debía "construir la paz".

Un día antes, el 3 de mayo, ETA había dado a conocer el comunicado de su disolución por dos vías: un acto en la sede de la Fundación Herni Dunant de Ginebra (Suiza) y la publicación del documento a través de los portales de internet Naiz.info y Berria.

Ahora, el documento leído ayer, un año después, por Otegi y Lopepe, en presencia de distintos dirigentes de la izquierda abertzale, asegura que "lamentablemente, todavía quedan importantes cuestiones por resolver", como el problema de los presos de ETA, los huidos y los deportados, colectivos que, según este texto, "han dado pasos decididos para facilitar la resolución de sus situaciones".

El escrito lamenta que "por el contrario" el Estado español haya "decidido mantener la dispersión y el alejamiento, prolongar la situación de presos enfermos, negar arbitraria y sistemáticamente la progresión de grado, mantener la legislación de excepción, así como el doble cómputo de la pena", con "algunos pasos aislados e insuficientes" por "toda su respuesta" a este problema.

"En cuanto al Estado francés -añade el texto-, es cierto que manifestó que daría pasos en el acercamiento de presos, que ha llevado a la práctica si bien no de forma definitiva". "Todos los presos deben ser acercados, se deben excarcelar a los enfermos y a quienes han cumplido sus condenas. Ese sería un verdadero paso significativo", dice la declaración.

Otegi y Lopepe consideran que España y Francia "no han realizado el viraje que este contexto exige" y "no han enfrentado la responsabilidad que tienen en enfrentar la paz" porque "se han encastillado en actitudes del pasado" por lo que opinan que aún "queda un largo camino" en el asunto de los presos.

dos objetivos El texto leído por ambos líderes abertzales critica también que, "en vez de asumir el compromiso con la verdad, la justicia y la reparación", tras la disolución de ETA "algunos hayan preferido bregarse en la batalla por el relato". "En ello han puesto todas sus fuerzas y a ello han limitado toda su iniciativa. Siempre con la voluntad de imponer a los demás un relato único, una narrativa parcial y que, además, margina a víctimas", recalca el documento. "Nuestra actuación política -prosigue el documento- tiene dos objetivos: el reconocimiento y reparación de todas las víctimas y el trabajo por un futuro en el que nadie más sufra ningún tipo de daño por ninguna violencia de motivación política". - Efe

jon iñarritu

eh bildu no dará un "cheque en blanco"

Investidura de Sánchez. El diputado electo de EH Bildu en el Congreso Jon Iñarritu aseguraba ayer que se sentará a negociar con el PSOE si éste intenta buscar "soluciones políticas a conflictos políticos"; en cambio, se posicionará en contra si prima "el PSOE del 155, del 1 de octubre y de la judicialización" de la crisis de Catalunya. Iñarritu se pronunció así sobre las condiciones para una investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Aseguró que EH Bildu no va a dar "ningún cheque en blanco a Sánchez", que no debe creer que, por que se ha frenado a "las derechonas trogloditas", tiene su apoyo "para cualquier cosa", pero agregó que si el PSOE quiere diálogo "de buena fe", ellos están dispuestos a dialogar.