Ruiz alerta de que existe “un pacto secreto entre las fuerzas del régimen” en favor de chivite

Afirma que “lo mejor que le puede pasar a Navarra es que el cambio siga, con el liderazgo de EH Bildu”

09.02.2020 | 09:29
Bakartxo Ruiz, ayer, en el Anaita con Adolfo Araiz (izda) y Maiorga Ramírez (dcha), entre otros candidatos.

pamplona - Es evidente que el tema de campaña se está centrando en las comprensibles dudas que acarrea el posicionamiento que tomarán los socialistas navarros tras unas elecciones forales, el próximo 26 de mayo, cuyo resultado se prevé ajustado. Una duda que la candidata y cabeza de lista de EH Bildu al Parlamento foral, Bakartxo Ruiz, quiso despejar ayer asegurando que "hay un pacto secreto, un secreto a voces, entre las fuerzas del régimen (Navarra Suma y PSN): que hoy y ahora la apuesta del régimen se llama María Chivite", quien, además, recordó Ruiz, "ya ha dicho que está dispuesta a contar con los votos de Navarra Suma y con los de Vox, con tal de gobernar".

Declaraciones de la candidata de EH Bildu en el acto central de la campaña, celebrado en el Anaita de Iruña, donde alertó de que "el régimen se reformula sobre la base de sus intereses", y esos intereses, recordó Ruiz, siguen situando a "Navarra como cuestión de Estado". Por ello, advirtió de que "votar a PSN es votar a la derecha", porque en Navarra "solo han estado para posibilitar gobiernos de la derecha y políticas de derechas".

En ese mismo sentido, pidió a los votantes que no se "despisten" porque "el único camino posible para seguir avanzando en el cambio" es la fórmula de 2015. "Queremos que el cambio sea más profundo y nosotros somos garantía de ese compromiso nítido con el resto de fuerzas del cambio", pero pidió a los otros socios "que no miren de reojo a Madrid y al PSN, porque el PSN no ha aprendido nada estos cuatro años". Por ello, Ruiz remarcó que "en Navarra no hay cambio, ni recambio con ninguna pieza del régimen", en clara referencia a que los socialistas no van a alterar el posicionamiento que han mantenido durante los últimos 40 años.

Segunda fase del cambio Un acto en el que EH Bildu contó con la presencia de los candidatos a las forales, municipales y europeas y en el que todos mostraron una coalición orgullosa del camino recorrido e ilusionada por seguir en él los próximos cuatros años. "Estoy orgullosa de lo que hemos hecho estos cuatro años", dijo Bakartxo Ruiz, quien, además, pidió confianza en EH Bildu "porque nos avala la experiencia" y ha sido "el motor principal del cambio" y "clave" para "construir unas nuevas mayorías y para enfrentarnos a las tentaciones de descafeinar el cambio. Eso en Navarra lo sabe todo el mundo y los mayores enemigos del cambio nos atacan porque saben que con EH Bildu el cambio va a ser más profundo y va a llegar más lejos", remarcó. "Ya no basta con revertir los recortes y deshacer las injusticias del régimen", continuó Ruiz que señaló que en la "segunda fase del cambio", EH Bildu aspira a "deshacer ese propio régimen que ahoga a esa Navarra más grande". Por ello, abogó por "un cambio con mayúsculas" que "tiene que ser mucho más ambicioso", y afirmó que EH Bildu "aporta certezas en tiempo de incertidumbres".

Además, reconoció que "como cualquier construcción, no es perfecta" y "tiene goteras", pero que saben "donde están y cómo taparlas". Un cambio que para la cabeza de lista de la formación abertzale "va tomando forma y va pasando de ser un sueño a ser un cambio real. Vamos a defender con todas nuestras fuerzas el cambio que estamos construyendo" que, dijo, "necesita que tenga más años y ser más profundo".

"Somos una fuerza política con visión y perspectiva de futuro" y "no nos limitamos a regular los tiempos en base a legislaturas y las instituciones", remarcó Ruiz, para añadir que EH Bildu es una "maquinaria potente para hacer frente a la mercantilización y el autoritarismo". Por último, aseveró que "no vivimos de apariencias, queremos cambios profundos y en eso sí somos radicales", ironizó Ruiz.