Javier Esparza: "El PSN se está equivocando gravemente, va en dirección contraria al PSOE"

El líder regionalista no ha recibido respuesta de Pedro Sánchez a la propuesta de permitir que gobierne Navarra Suma a cambio de su apoyo en la sesión de investidura

09.02.2020 | 13:58
Javier Esparza, el miércoles en el Palacio de la Zarzuela, durante la ronda de consultas con Felipe VI.

PAMPLONA. El candidato de Navarra Suma (NA+) a la presidencia del Gobierno foral, Javier Esparza, ha declarado este viernes que se teme que el PSN "se está equivocando de forma muy grave" y va en la "dirección contraria" respecto al PSOE y también a lo decidido por los navarros en las urnas.

Así lo ha señalado el candidato de la plataforma integrada por UPN, PP y Ciudadanos en una entrevista en la COPE, que en una nota recoge que Esparza ha confirmado que no ha recibido respuesta de Pedro Sánchez a la propuesta de permitir que gobierne Navarra Suma a cambio de su apoyo en la sesión de investidura.

Al respecto, el presidente de UPN ha señalado que "nos estamos jugando la esencia como país".

Ha recordado que el líder socialista Pedro Sánchez afirmó ayer que no pactaría con EH Bildu, aunque Javier Esparza ha apreciado que en Navarra "el PSOE va en la dirección contraria. Ahora le toca aclarar a Chivite si quiere que el gobierno esté en manos de aquellos que quieren romper España, los que quieren que Navarra se incorpore a Euskadi".

El candidato de Navarra Suma a la presidencia de la Comunidad foral ha insistido en que el PSN "se está equivocando de forma muy grave, aliándose con los que no condenan los asesinatos de ETA y los que hacen homenajes a los que salen de la cárcel después de haber matado", ha dicho en referencia a EH Bildu, cuyo apoyo o abstención necesitaría la socialista María Chivite para presidir el Gobierno de Navarra.

Para Esparza el PSN "no está escuchando lo que dijeron los navarros, que han quitado la mayoría al cuatripartito. El mensaje es rotundo, no quieren más políticas nacionalistas, quieren que los constitucionalistas pasemos a gobernar", ha interpretado.

Además, ha recordado a los socialistas navarros que siempre han ido de la mano en hacer oposición en el "intento de "euskaldunización" en la Comunidad" y en la defensa de la bandera navarra, por lo que "ahora no pueden tragarse todo lo que han criticado", ha señalado.

Preguntado sobre si el PSN podría seguir adelante sin contar con el PSOE, Javier Esparza ha afirmado que "es algo que corresponde al PSOE y al PSN aclarar, lo que está claro es que la señora Chivite y el Partido Socialista de Navarra quieren conformar un Gobierno que va a estar en manos de EH Bildu, en manos de aquellos que no condenan los asesinatos de ETA y que hacen homenajes a los presos de ETA cuando salen de la cárcel".

Así, el candidato de Navarra Suma ha señalado que esto es "un total y absoluto despropósito, creo que el PSN se está equivocando de forma grave, pero ellos sabrán, nosotros más no podemos hacer".

Javier Esparza ha defendido que "Navarra tiene una tradición de pactos importantísima, a Navarra le ha ido bien cuando ha habido acuerdos entre UPN y el PSN, Navarra ha sido líder en la totalidad de los parámetros, desde la calidad de vida hasta el empleo y Navarra ha sido lo que es gracias a estos acuerdos". "Ahora el Partido Socialista rompe esa tradición de éxito, no escucha lo que dijeron los navarros, que el domingo 26 le quitaron al cuatripartito la mayoría que tenía. El mensaje es rotundo, los navarros no quieren más políticas nacionalistas y populistas, quieren un gobierno constitucionalista entre aquellos que estábamos en la oposición. Ese es el mensaje pero parece que el socialismo navarro no se ha enterado", ha afirmado.

Javier Esparza ha afirmado que un acuerdo entre socialistas y nacionalistas "no es coherente, porque no se respeta la realidad de esta tierra y porque no se respeta lo que nos han dicho los ciudadanos". "Vamos a ver qué hace el PSN, yo no se qué va a ocurrir. Navarra no necesita un Partido Socialista roto, débil, necesita un Partido Socialista constitucionalista, que no quiera estar en manos del nacionalismo vasco", ha afirmado.

De hecho, ha subrayado que el PSN se ha manifestado en la última legislatura contra "todas las posiciones identitarias que ha desarrollado el Gobierno de Uxue Barkos, ha estado en manifestaciones el PSN con nosotros, de la mano, defendiendo la bandera de Navarra, defendiendo la igualdad de oportunidades frente al uso del euskera, que ha convertido a los navarros en ciudadanos de primera o de segunda en función de si sabemos euskera o no".

Por ello, se ha preguntado "ahora qué va a hacer el PSN si llega a un acuerdo con ellos". "¿Qué política van a hacer? ¿Va a tragarse todo lo que ha criticado? Desde el punto de vista de programa, desde el punto de vista de la visión de lo que tiene que ser esta comunidad, no coinciden en absolutamente nada. El PSN entiende Navarra, o entendía Navarra como una Comunidad foral diferenciada de Euskadi, española y europea, eso es lo que queremos en Navarra Suma, pero eso es imposible con los nacionalistas, porque el nacionalismo vasco quiere lo que quiere", ha asegurado.

ABASCAL: "RESPETABLE" El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha calificado este viernes de "respetable" una posible abstención de los dos diputados de UPN para facilitar la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, pero ha dejado claro que su formación no hará lo mismo porque cree que hay otros partidos como PP o Ciudadanos que están "más cercanos" a los socialistas.

"Creo que a muchos españoles lo que más nos preocupa es lo que está ocurriendo en Catalunya, lo que está ocurriendo en el País Vasco o en Navarra. Me parece que, aunque sea a través de un sistema de abstenciones, es una posición respetable", ha dicho en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, sobre la puerta abierta por UPN para facilitar la reelección de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Abascal se suma así a la postura ya manifestada este jueves por el líder del PP, Pablo Casado, quien reconoció que no está en contra de una abstención de UPN en el Congreso a cambio de que Navarra Suma pueda obtener el Gobierno de Navarra y la Alcaldía de Pamplona.

En cualquier caso, el líder de Vox ha dejado claro que su formación no se plantea seguir este ejemplo para evitar que Sánchez dependa de los votos de los independentistas o nacionalistas. "Sánchez tiene fuerzas políticas con más escaños que nosotros y que políticamente están más cercanas para hacer una operación de esas características", ha indicado.

Señalando directamente a PP y Ciudadanos, ha insistido en que Vox es la fuerza política parlamentaria "más alejada" de las posiciones del PSOE y además no confía en la "capacidad de rectificación" del presidente del Gobierno.