Enrique Maya, alcalde de Pamplona

El candidato de Na+, elegido primer edil con los únicos votos de su grupo (13), mientras que EH Bildu y PSN se han votado a sí mismos y Geroa Bai a la formación abertzale

"Vamos a centrarnos en lo que nos une, es tiempo de acuerdos entre diferentes y de acabar con broncas y debates estériles", declara el candidato regionalista

09.02.2020 | 14:59
Maya, con la "makila", bastón de mando, tras ser elegido alcalde sustituyendo en el cargo a Joseba Asiron (d) de EH Bildu.
Maya, con la "makila", bastón de mando, tras ser elegido alcalde sustituyendo en el cargo a Joseba Asiron (d) de EH Bildu.

El candidato de NA+, elegido primer edil con los únicos votos de su grupo, mientras que EH Bildu y PSN se han votado a sí mismos y Geroa Bai a la formación abertzale.

PAMPLONA. El candidato de la plataforma Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos), Enrique Maya, es desde este sábado el alcalde de Pamplona al recibir en el pleno de constitución del ayuntamiento los únicos votos de su grupo, mientras que EH Bildu y PSN se han votado a sí mismos y Geroa Bai a la formación abertzale.

Finalmente, y pese a los intentos de negociación habidos desde que el pasado 27 de mayo fueron conocidos los resultados de las elecciones que dieron 13 concejales a Navarra Suma (NA+), 7 a EH Bildu, 5 a PSN y 2 a Geroa Bai, no se ha llegado a un acuerdo de gobernabilidad y Maya ha conseguido la alcaldía de forma automática como cabeza de la lista más votada en las pasadas elecciones.

Tras hacerse público el recuento más de un centenar de personas que se encontraban en el exterior de la Casa Consistorial han comenzado a proferir gritos en favor del ya exalcalde, Joseba Asiron (EH Bildu), y en contra del nuevo regidor regionalista.

En el pleno constituyente se han presentado como candidatos a la alcaldía el propio Maya (NA+), así como Asiron (EH Bildu) y Maite Esporrín (PSN), cada uno de los cuales ha recibido los votos de su propio grupo, mientras que Geroa Bai ha apoyado a Asiron.

Tras asumir el cargo, en el que sucede a Joseba Asiron (EH Bildu), quien a su vez sucedió en 2015 al propio Maya, el nuevo alcalde de NA+ ha hecho votos porque Pamplona sea "lugar de convivencia" y ha mostrado su "disposición" a "centrarnos en lo que nos une y desterrar lo que nos separa".

Tras aludir al "amplio apoyo de miles de pamploneses" que ha recibido en las urnas, se ha visto con la "responsabilidad de liderar" para llevar a una Pamplona "más abierta, libre y dinámica" que la actual.

"Esta alcaldía goza de plena legitimidad democrática", ha asegurado ante cualquier atisbo de duda.

También ha hecho alusión a su "admiración" por "el ejemplo" dado en el pasado por las víctimas del terrorismo de ETA, en especial el de Tomás Caballero", concejal asesinado hace dos décadas "precisamente por defender la libertad bajo las siglas de UPN".

"Esta alcaldía se pone desde este momento al servicio de la reivindicación de la memoria, la dignidad y la justicia" de todas las víctimas, ha dicho, porque "no puede haber convivencia sin memoria".

Ha animado a todos sus compañeros de corporación a trabajar por la ciudad, y también "a trabajar en acuerdos que permitan que esta ciudad traiga más y mejor empleo; faciliten oportunidades para todos, especialmente para quienes viven una peor situación", y ha animado a no permitir que dentro de cuatro años "no tengamos otro balance que presentar que broncas y debates estériles".

"Tengamos altura de miras", ha animado Maya para zanjar: "Los ojos de los casi 200.000 pamploneses nos observan atentos, no les defraudaremos", ha asegurado.

El acto ha seguido la tradición instaurada con el Privilegio de la Unión, que en 1.423 supuso la fundación de Pamplona gracias a la suma de tres de sus burgos, con un vistoso desfile de la nueva corporación por los pasillos de la Casa Consistorial hasta el Salón de Plenos con los sonidos de timbaleros y clarineros, y en compañía de agentes de la Policía Municipal en traje de gala.

La sesión ha arrancado con la constitución de la Mesa de Edad, integrada por los electos de mayor y de menor edad, los socialistas Silvia Velasquez y Xabier Sagardoy, respectivamente, que ha dirigido los trámites junto al secretario de la Corporación, este último encargado de verificar las credenciales o acreditaciones presentadas por los electos.

Después, uno a uno, los 27 han jurado o prometido su cargo ("por imperativo legal" en el caso de los ediles de EH Bildu y Geroa Bai) y, constituído ya el pleno, se ha celebrado la primera sesión, para elegir, de entre ellos y mediante votación única, a la persona que ostentará la Alcaldía.

Para ello eran candidatos los 'cabeza de lista' de las formaciones que han obtenido representación en el Consistorio tras las elecciones: Enrique Maya (NA+), Joseba Asiron (EH Bildu), Maite Esporrin (PSN) e Itziar Gómez (Geroa Bai).

Posteriormente, los ya concejales han introducido su voto en una urna, y el recuento ha dado 13 votos para Maya, 9 para Asiron, y 5 para Esporrin.

El procedimiento de votación para los Ayuntamientos establece que será elegido aquél quien obtenga mayoría absoluta en la votación, en este caso 14 votos positivos, y si no se alcanza esa mayoría será proclamada automáticamente la persona que haya encabezado la lista más votada en las elecciones del pasado mes de mayo.

Una vez elegido, Maya ha aceptado y jurado el cargo de alcalde y ha recibido la vara de mando, la medalla y la insignia de la ciudad, que también han recibido de sus manos el resto de concejales, a quienes en su primera alocución se ha dirigido.

Levantada la sesión, la nueva Corporación ha cumplido con la y tradición y ha salido de nuevo en desfile al toque de timbaleros y clarineros.

MAITE ESPORRÍN: "LO HEMOS INTENTADO HASTA EL FINAL" La cabeza de lista del PSN a la Alcaldía, Maite Esporrín, ha culpado a EH Bildu y Geroa Bai de favorecer que Maya haya salido como alcalde al no darle los votos. "Lo hemos intentado hasta el final, no hemos hablado absolutamente nada con EH Bildu, pero han decidido votarse a sí mismos".

JOSEBA ASIRON: "HABÍA UNA ALTERNATIVA A LA DERECHA" "En primer lugar felicitar a Maya y desearle mucha suerte. Había una alternativa a la derecha y no se ha producido por una desafección de la derecha". "El PSN está absolutamente supeditado a las estrategias de Madrid y a una política de vetos, ha decidido el señor Ábalos, el PSOE es Régimen", ha apuntado el alcalde saliente.  Pide a la ciudadanía de Iruña "memoria, memoria y memoria". "Es fácil ver que tras la constitución de los Ayuntamientos había un pacto entre Navarra Suma y PSN".

Biografía de Enrique Maya

Enrique Maya nació en Montevideo (Uruguay) el 7 de abril de 1959, aunque reside en Pamplona desde los 4 años. Licenciado en Arquitectura, Maya accedió a la plaza de arquitecto municipal del Ayuntamiento de Tafalla en 1984 y en 1989 comenzó a desempeñar similar ocupación en la Oficina de Rehabilitación Municipal del Ayuntamiento de Pamplona. En 1999 pasó a dirigir el Área de Urbanismo y Vivienda, cargo que compatibilizó desde 2003 con el de gerente de urbanismo.

En 2011 Maya, siendo independiente, fue designado como cabeza de lista de Unión del Pueblo Navarro (UPN) a la Alcaldía de Pamplona y logró la alcaldía por ser la lista más votada, con 11 concejales. En las elecciones de 2015, no pudo revalidad su puesto como alcalde y se mantuvo como jefe de la oposición municipal en el Ayuntamiento de Pamplona.

Además de su desempeño en el sector público, Enrique Maya ha estado vinculado al mundo docente desde la finalización de sus estudios. En 1984 fue nombrado profesor ayudante en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, hasta 1992, año en que se doctoró con la calificación "cum laude", y desde entonces es profesor adjunto.

La lista de los 27 ediles en el Ayuntamiento de Pamplona es la siguiente:

-NAVARRA SUMA

Enrique Maya

María Echávarri

Ana Elizalde

Javier Labairu

María García Barberena

Carmen Alba

Fernando Sesma

María Caballero

Fernando Aranguren

Juan José Echeverría

Arturo Lecumberri

Cristina Martínez

Fermín Alonso

-EH BILDU

Joseba Asiron

Maider Beloki

Joxe Abaurrea

Marian Aldaia

Amaia Izko

Eva Aranguren

Endika Alonso

-PSN-PSOE

Maite Esporrín

Elma Saiz

Xabier Sagardoy

Juan Luis García

Silvia Velasquez

-GEROA BAI

Itziar Gómez

Patxi Leuza

EL DISCURSO DE INVESTIDURA DE ENRIQUE MAYA, ÍNTEGRO

En un momento como éste quiero empezar por dar las gracias a quienes con su voto han hecho posible la constitución de una nueva corporación municipal en Pamplona.

Gracias a quienes votaron a cualquiera de los partidos presentes en este salón de plenos y a los que no han obtenido representación, porque el futuro de Pamplona ha de ser un proyecto compartido desde la participación de todos y de amplios consensos.
Soy plenamente consciente de que los ciudadanos también han dicho, como siempre en Pamplona, que el gobierno de la ciudad durante los próximos cuatro años pasa por el acuerdo entre distintas fuerzas políticas.
Me pongo por tanto manos a la obra para seguir construyendo una Pamplona que sea un lugar de convivencia y de libertad desde el acuerdo entre diferentes.

Es imposible que, en los próximos cuatro años, todos los pamploneses compartan todas nuestras decisiones; pero sí puedo garantizar que todos van a ser respetados, que todos van a ser escuchados para afrontar los retos del futuro con ambición, pero con normalidad y sin falsas poses exageradas.

Por ello, nuestra obligación, la de los que estamos hoy en este salón, es centrarnos en lo que nos une y desterrar lo que nos separa; centrarnos en la ciudad y desterrar la ideologización extrema del día a día municipal.

El amplio apoyo de miles de pamploneses en las urnas, nos otorga la enorme responsabilidad de liderar esa misión  y a ello nos vamos a dedicar en cuerpo y alma.

Más del 40% de los votos, 13 concejales, y ninguna otra cosa han decidido esta Alcaldía que goza de plena legitimidad democrática y piensa defender sin titubeos los derechos, la libertad y el futuro de todos los pamploneses.

Para lograrlo, observo con admiración el ejemplo del sacrificio de las víctimas del terrorismo, en especial de Tomás Caballero, asesinado por la banda terrorista ETA, precisamente por defender la libertad y convivencia en nuestra tierra y su identidad foral, española y europea, bajo las siglas de Unión del Pueblo Navarro.

Esta Alcaldía, se pone desde este mismo momento al servicio de la reivindicación de la memoria, dignidad y justicia para todas ellas porque ninguna ciudad puede crecer sin raíces. No puede haber convivencia sin memoria.

Voy terminando.

Ser alcalde o concejales de nuestra ciudad debe ser, y es, un gran honor. Pero el cargo no puede quedarse en la honra, sino que obliga a responsabilidad y trabajo.

La Pamplona de 2023 debe ser mejor; más abierta, más moderna, más libre, más solidaria y más dinámica, que la de 2019.

Les invito a trabajar en acuerdos que permitan que esta ciudad atraiga y genere más y mejor empleo; que posibiliten mantener y mejorar los servicios públicos y, sobre todo, faciliten oportunidades para todos, especialmente para quienes sufren una peor situación.

No permitamos que dentro de cuatro años no tengamos otro balance que presentar que broncas y debates estériles.

Tengamos altura de miras y centremos nuestros esfuerzos en dar respuesta a las necesidades de esta ciudad y de quienes la habitamos. Cualquier otro empeño quizá sirva para alimentar los egos partidistas de unos y otros, pero no para el futuro de esta tierra.

Estimados compañeros de Corporación, termino ya. Los ojos de los casi 200.000 pamploneses nos observan atentos.  No les defraudemos.