Geroa Bai critica que la derecha busque “demonizar” a Navarra

Hualde responde que una Mesa que representa la pluralidad ciudadana “no puede ser inmoral”

09.02.2020 | 16:23

Pamplona - Geroa Bai acusó ayer a los partidos que forman Navarra Suma de llevar a cabo "una estrategia de manipulación y demonización de la Comunidad Foral", tras las declaraciones que en los últimos días han hecho los líderes de UPN, PP y Ciudadanos, y después de la visita del presidente de los populares, Pablo Casado, a Pamplona. "Los líderes de UPN, PP y Ciudadanos vuelven a situar Navarra como objeto y moneda de cambio, frente a quienes la defienden como sujeto político", censuró la coalición de Uxue Barkos, que denunció que tanto Javier Esparza como Casado "están buscando la demonización de Navarra, con declaraciones falsas y que en nada se corresponden con la realidad que vivimos en la Comunidad Foral".

Geroa Bai defendió que la Mesa del Parlamento responde a la "pluralidad y a la representatividad" de las formaciones, por lo que calificó de "gravísimas e irresponsables" las acusaciones de la derecha, cuyo único objetivo es "buscar la confrontación y la agitación de la sociedad". La coalición denunció así que Navarra Suma "se pliega a la política de palabras gruesas, de manipulación, de excesos, que trata a los ciudadanos como menores de edad, incapaces de tomar sus propias decisiones, y que vuelve a situar Navarra como objeto y como moneda de cambio", frente a quienes defienden "Navarra y su ciudadanía como sujeto político".

Igualmente criticó el "uso partidista de las víctimas de ETA, quienes merecen reconocimiento, memoria y reparación, y quienes no merecen que las formaciones utilicen su dolor de una forma vergonzosa". Por último, mostró su compromiso de seguir trabajando por "una sociedad en convivencia con sus distintas identidades, más justa, más democrática y más plural, frente a quienes quieren agitar el odio y la confrontación entre los ciudadanos y ciudadanas de Navarra".

Por su parte, el nuevo presidente del Parlamento, Unai Hualde, defendió ayer que "nunca una Mesa representativa de la pluralidad que los ciudadanos navarros han dado en las urnas puede calificarse de inmoral", como la han calificado UPN y PP. Respecto a la visita de Pablo Casado, lamentó que no le hubiera avisado antes, por lo que consideró que "desde el punto de vista de la cortesía deja bastante que desear".

Hualde abogó así por trabajar desde "el diálogo tendente al acuerdo", y se mostró partidario de ampliar el número de miembros de la Mesa, de cinco a siete, para dar cabida "a todas las fuerzas más representativas, proyectando así la realidad parlamentaria". - D.N.