tras la dimisión de Pello Urizar

Garaikoetxea alerta del riesgo de “desaparición” de Eusko Alkartasuna

El cofundador del partido y exlehendakari pide un congreso interno con “limpieza y transparencia”

10.02.2020 | 02:07
Militantes de EA en Deba tributaron un homenaje a Carlos Garaikoetxea el pasado domingo en la sociedad Itsas Begi.

deba - El cofundador de Eusko Alkartasuna (EA) y lehendakari entre 1980 y 1985 Carlos Garaikoetxea aprovechó el homenaje que le tributó el pasado domingo la organización local de Eusko Alkartasuna en Deba para pronunciarse, por primera vez, sobre el proceso de debate interno que se está llevando a cabo en el seno del partido tras la dimisión de Pello Urizar al frente de la formación.

Consciente de la importancia del momento actual en el devenir de Eusko Alkartasuna, Garaikoetxea no ocultó su "tristeza" por la situación "angustiosa" que atraviesa el partido que, a su entender, se enfrenta a "una posible desaparición si no se da un golpe de timón en la forma de conducir esta situación".

Para ello, el principal referente histórico de EA abogó por establecer "una hoja de ruta clara", ya que el viraje al que hace referencia "no se puede hacer con improvisaciones". Así se mostró partidario de celebrar un congreso extraordinario en el que el partido "no se limite a elegir a uno o varios dirigentes, sino que sirva para llevar a cabo todo un replanteamiento de la coalición [EH Bildu] basado en los términos del año 2011". En su opinión, para que se haga ese replanteamiento "hacen falta unos dirigentes que crean en ello".

Garaikoetxea se mostró tajante respecto al proceso interno que debe darse en EA, exigiendo "que haya limpieza en las listas de quienes tienen que elegir a sus representantes y, por consiguiente, esa transparencia que ha de lograrse cueste lo que cueste". De hecho, consideró "fundamental" la celebración de un congreso extraordinario con garantías de limpieza y transparencia "aunque haya que acudir a vías judiciales o de la índole que sean porque nos estamos jugando el futuro del partido."

encaje en eh bildu En relación al encaje de EA en el seno de EH Bildu, el lehendakari ohia se mostró partidario de "una coalición que merezca el nombre de tal y no de una integración". A su entender, "poco a poco se han ido dando pasos sucesivos para que esa integración sea cada vez mayor"; algo que se visibiliza "simplemente cogiendo el cuadro de la representación institucional que tenía nuestro partido en 2011, en 2015 y en la actualidad".

Con su intervención en Deba, Garaikoetxea rompió el silencio que mantenía sobre la crisis interna en EA desatada en junio tras la dimisión de Urizar como secretario general. El partido eligió a Joseba Gezuraga como sustituto provisional para pilotar por primera vez un proceso de primarias. El sector crítico reclamó el acceso a la base de datos de los afiliados exentos de pago y la dirección se lo negó, por lo que los críticos anunciaron que llevarían el caso a los tribunales. En el fondo de la disputa se encuentran las diferencias en torno al peso y la visibilidad de EA en EH Bildu. Los críticos consideran que el partido va camino de quedar diluido en la coalición.

Garaikoetxea también aprovechó el homenaje que le tributó EA de Deba en la sociedad Itsas Begi para poner en valor la trayectoria de su partido. En este sentido, volvió la vista atrás y recordó que "hace 33 años pusimos cuatro pilares a este proyecto: el derecho de autodeterminación para formar un estado vasco; las vías pacíficas; la socialdemocracia como un centro-izquierda, moderado, que es lo que abunda en los países avanzados de Europa, y una apuesta por la colaboración entre fuerzas abertzales".

En su opinión, EA ha cumplido "de pé a pá" con sus pilares fundacionales y se congratuló por haberlos llevado adelante "porque si han cambiado algunos, no hemos sido nosotros". De hecho, subrayó el papel de su partido en el fin de ETA ya que "los que todos sabemos, afortunadamente, han cambiado por la vías políticas, dejando las vías armadas? y no hemos sido ajenos a ello ya que hemos contribuido diciéndoles tantas veces que podríamos trabajar juntos el día que no hubiera violencia".