Cuatro presidentes autonómicos también pagaron por una entrevista en ‘The Guardian’

Puig, Armengol, Clavijo y Ceniceros abonaron más de 40.000 euros al diario británico

10.02.2020 | 03:53
Ximo Puig. Fotos: D.N.

pamplona - Si el miércoles se conocía que el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, había pagado 43.000 euros al diario británico The Guardian por una entrevista, ayer se supo que hasta otros tres presidentes autonómicos pagaron por tener el mismo trato, según informó el portal El Economista. Se trata al menos de la presidenta de Baleares, Francina Armengol y los expresidentes de Canarias Fernando Clavijo y de La Rioja José Ignacio Ceniceros. Los contenidos se vendieron por mediación de la agencia The Report Company. El Economista explica que entre los que pagaron por ser entrevistados está también el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, y la ex alcaldesa de Madrid Manuela Carmena. Sin embargo, el primero ha negado completamente estos pagos en conversación con La Vanguardia, mientras que la segunda ha hecho lo propio en otros medios.

El diario británico ha reconocido que las entrevistas son contenido publicitario y las ha eliminado. Según explicó el rotativo inglés a El Economista, si se accede al enlace de las entrevistas a aparece el siguiente mensaje: "Lo sentimos, la página que estás buscando ha sido eliminada. Esto se debe a que el contenido publicitario fue publicado como parte de un acuerdo comercial y financiado por un anunciante. La política de Guardian News and Media es eliminar el contenido pagado al final de estos acuerdos. Haga clic aquí para obtener más información sobre nuestras pautas de contenido comercial", explica el rotativo.

En la actualidad el artículo que permitió tirar del hilo de esta práctica, el del máximo dirigente valenciano, aparece borrado, y en su lugar luce una advertencia del diario sobre que se trataba de un "contenido publicitario". Pero el archivo original de esta entrevista -al que ha accedido el citado periódico- revela que en realidad fue un serial de varios dirigentes españoles. Al tratar de acceder ahora a las piezas todos los enlaces aparecen rotos, y el mensaje con el que el diario explica por qué los ha borrado deja poco lugar para la duda.

"Lo sentimos, la página que estás buscando ha sido eliminada. Esto se debe a que el contenido publicitario fue publicado como parte de un acuerdo comercial y financiado por un anunciante. La política de Guardian News and Media es eliminar el contenido pagado al final de estos acuerdos. Haga clic aquí para obtener más información sobre nuestras pautas de contenido comercial", explica el rotativo.

El miércoles, los grupos de la oposición en Les Corts Valencianes acusaron a Ximo Puig de utilizar "los medios de comunicación en beneficio propio" y de gastar 43.000 euros en una acción de "promoción personal" y "autobombo". Y la Generalitat Valenciana ofreció su versión sobre lo ocurrido. La administración autonómica reconoce que pagó 43.000 euros en el marco de un acuerdo comercial con The Report Company para aparecer en The Guardian, si bien aseguran que tal acuerdo no contemplaba la entrevista. "No fue una entrevista pagada. El acuerdo incluyó una separata en el diario sobre la Comunitat Valenciana en el marco de la feria de turismo World Travel Market, y también la elaboración de un libro por parte de la empresa", explicaron. Sin embargo, The Guardian afirma que la entrevista fue un "contenido publicitario".

En el caso del resto de presidentes autonómicos está por ver en el marco de qué acuerdos comerciales se produjo la entrevista. No obstante, según ha podido saber El Economista, el protocolo de la agencia The Report Company al negociar con la Generalitat Valenciana fue el mismo que el llevado a cabo con otras regiones que ya habían llegado al mismo acuerdo previamente. - D.N.

el dato

Carmena y Fernández Vara. El sitio web de The Guardian que aglutinaba a los presidentes autonómicos también cita nombres como la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena y el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, pero estos negaron completamente estos pagos, a diferencia del presidente valenciano que los ha admitido.