Movilización contra la ola de represión en América Latina

Decenas de colectivos políticos y sociales llamaron a concentrarse en la plaza Consistorial de Pamplona

30.12.2019 | 06:16

pamplona - Se trataba de protestar simultáneamente en San Sebastián, Bilbao, Vitoria y Pamplona, a las 12 del mediodía, en solidaridad y apoyo a las personas y pueblos movilizados en diferentes países de América Latina y el Caribe, tras "semanas de brutal represión por parte de sus respectivos gobiernos y élites dominantes, bajo el visto bueno de instancias regionales como la OEA y de gobiernos como los Estados Unidos y la Unión Europea". A juicio del comunicado de una larga lista de organizaciones, "la crisis política y social que viven países como Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, es consecuencia de la ofensiva neoliberal y sus graves efectos de desestabilización, represión y empeoramiento de las condiciones de vida". Los promotores de la concentración lamentaron que tras dos décadas "de importantes avances en la unidad de América Latina, las "presiones de intereses geoestratégicos y económicos de Estados Unidos y de las oligarquías locales" dibujan un paisaje involutivo y golpista en la región. "Denunciamos los golpes de estado que en los últimos años se han producido contra gobiernos como el de Honduras, Paraguay, Brasil o, el más reciente y sangriento, contra Bolivia, siempre con la intención de revertir los logros alcanzados para las grandes mayorías sociales", manifestaron.

Los concentrados, entre quienes estaba el ecuatoriano Walter Ramón, presidente en Navarra de la Asociación Simón Bolívar, y la chilena Evelyn Trujillo, responsable de la performance de 'El violador eres tú' hace dos semanas, recordaron "que no puede haber sociedades justas, equitativas y democráticas en medio de tanta desigualdad, machismo, pobreza, racismo e injusticia social". En su opinión, "las políticas neoliberales, las privatizaciones de los sectores económicos básicos, los recortes de derechos, generan cada vez más desigualdades sociales, pobreza y hambre", por lo que abogaron por un giro político desde el respeto a los derechos humanos, en una América Latina unida y en paz. "La persecución política y judicial contra los liderazgos sociales, así como la eliminación física del adversario tiene que parar". - D.N