Abrirán la puerta a nuevos mecanismos bilaterales con las CCAA para resolver conflictos

30.12.2019 | 16:47
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (izq) y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (dech), se dan la mano.

MADRID.

El acuerdo para un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos abre la puerta a la creación de "nuevos mecanismos intergubernamentales" en los que las Comunidades Autónomas puedan "intercambiar información y pareceres respecto a competencias de titularidad estatal".

Así figura en el documento que rubricarán a partir de las 17.00 horas de este lunes los líderes de PSOE y Unidas Podemos, Pedro Iglesias y Pablo Iglesias, en un acto en el Congreso de los Diputados.

Se abre así a la posibilidad de poner en marcha un mecanismo diferente al ya previsto en los Estatutos de Autonomía sobre el diálogo entre el Gobierno central y una comunidad autónoma, que se traducía hasta la fecha en una Comisión bilateral presidida normalmente por los vicepresidentes de cada Ejecutivo.

PSOE y Unidas Podemos apuestan por profundizar en órganos de colaboración ya existentes entre el Gobierno central y las CCAA como la Conferencia de Presidentes, las Conferencias Sectoriales o los convenios de colaboración de las CCAA con el Estado, si bien se precisa que esto no impide la presencia de procedimientos y órganos bilaterales -ya sea entre el Gobierno central y una CCAA o entre Comunidades Autónomas- para "dirimir un asunto de interés específico para una o varias CCAA".

El acuerdo entre el PSOE y Podemos tan sólo hace referencia al conflicto con el independentismo en Cataluña para afirmar que el Gobierno de coalición abordará "el conflicto político catalán impulsando la vía política a través del diálogo, la negociación y el acuerdo entre las partes que permita superar la situación actual".

ERC, de cuya necesaria abstención depende que la investidura de Pedro Sánchez salga adelante, exige la creación de una mesa de diálogo bilateral ad hoc entre el Estado y Cataluña para abordar el actual "conflicto político".