Espinosa admite que cobró "brevemente" del exilio iraní en 2014

El portavoz de Vox en el Congreso reconoce que percibió honorarios por trabajar para la formación ultra

29.01.2020 | 06:19
Espinosa de los Monteros (d), momentos antes de celebrarse la reunión de la Junta de Portavoces.

pamplona - El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, reconoció ayer que cobró "brevemente" una retribución "por trabajar" para la formación ultra en las elecciones europeas de 2014 y no negó que este dinero procediera del exilio iraní, tal y como ha revelado El País. El diputado facturó sus servicios a la formación ultra a través de una sociedad.

Espinosa de los Monteros recibió durante ocho meses, junto al líder del partido, Santiago Abascal, unos honorarios de Vox que procedieron del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), un grupo que figuró hasta 2012 en la lista de organizaciones terroristas de EEUU. "Nosotros hemos explicado muchísimas veces que la campaña estuvo apoyada por gente de muy diverso ámbito", señaló ayer en el Congreso.

Espinosa de los Monteros no negó que el dinero proviniera del CNRI. Y se refirió a los miembros de esta organización como "profesionales liberales, miembros del exilio persa". Sobre si estas donaciones financiaron su sueldo, Espinosa afirmó: "No cobré el salario durante ocho meses. Cobré por trabajar en la campaña muy brevemente". El portavoz de Vox utilizó esta fórmula lingüística, según el rotativo, para ocultar que recurrió a una sociedad para facturar sus servicios a la formación ultra, mientras que Abascal percibió sus honorarios mediante una nómina (con retenciones de IRPF y Seguridad Social). Ambas retribuciones surgieron de una caja común del partido que se nutrió casi exclusivamente de las 141 transferencias que los simpatizantes del CNRI enviaron al grupo de extrema derecha tras su fundación, en diciembre de 2013.

El diputado de Vox sostuvo que la financiación de la oposición iraní formó parte del 80 % de la campaña de 2014 y que estas fueron realizadas de "una manera absolutamente legal". Además, el portavoz parlamentario negó que se tratase de personas anónimas, a pesar de que la mayoría de las aportaciones a los salarios de Abascal y Espinosa de los Monteros, como informó este periódico, eran de personas cuyas identidades no figuran en la cuenta que el grupo abrió en una entidad catalana. Más de mil simpatizantes del CNRI dieron aportaciones en colectas en diferentes ciudades de Europa y EEUU movilizados por 35 recaudadores. Las 141 transferencias se hicieron con los nombres y apellidos de algunos de ellos y figuran en un excel al que tuvo acceso el diario. Según la información recabada, los alrededor de 65.000 euros brutos que cobraron Espinosa de los Monteros y Abascal procedieron de estas aportaciones obtenidas en el extranjero. - Diario de Noticias