El plan Reactivar Navarra arranca sin que el gobierno sepa de qué fondos dispone

Queda por fijar la participación en el fondo de 16.000 millones y qué impacto tendrá el Ingreso Mínimo Vital

06.06.2020 | 01:20
El consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, charla con la presidenta del Gobierno, María Chivite, en el Parlamento. Foto: Javier Bergasa

Las sesiones de trabajo para perfilar el plan Reactivar Navarra-Nafarroa Suspertu comienzan el martes en el Parlamento y todavía el Gobierno de Navarra no sabe cómo quedarán buena parte de los fondos para atajar la crisis que van a disponer tanto el Estado como la Unión Europea. El Ejecutivo navarro lleva semanas trabajando distintas propuestas con el Gobierno central, pero lo cierto es que todavía no hay nada concreto y no está claro de qué manera participará Navarra en el fondo extraordinario de 16.000 millones diseñado por el Ministerio de Hacienda; ni qué impacto económico tendrá para las arcas forales la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital (IMV), cuya gestión recae en Navarra; ni qué parte de las ayudas europeas tocarán a la Comunidad Foral.

Muchas incógnitas alrededor de una importantísima cantidad de dinero que condicionaría la política de ingresos y gastos de cualquier administración, razón por la que el Gobierno de Navarra no quiere comprometer ninguna cifra hasta no tener más definido el escenario económico. Por ello, el vicepresidente primero, Javier Remírez, reconoció el miércoles que será difícil remitir el cuadro económico que le pide el Parlamento para trabajar con seguridad en el plan.

Pese a ello, el Ejecutivo sí está abierto a debatir sobre el diseño de nuevas medidas para afrontar la crisis del covid-19 mientras se despeja el modo de financiarlas.

Hay, básicamente, tres frentes abiertos. El primero tiene que ver con el fondo de 16.000 millones del Gobierno de España. El departamento de Economía y Hacienda lleva semanas intercambiando correos con el Ministerio, al que ya ha hecho llegar una propuesta para concretar cómo será su participación. Pero, de momento, no hay nada claro. Es un proyecto que todavía no ha sido aprobado por Moncloa, y que contempla 16.000 millones en ayudas con tres objetivos: 10.000 para "gasto sanitario", 5.000 "por la minoración de ingresos por la caída de la actividad económica", y 1.000 para "atender gasto social", como el propio Ministerio de Hacienda detalla en su página web. La intención de Navarra es poder acceder a fondos para los tres ejes, pero entre las cuestiones que hay que aclarar está hasta qué punto la parte de 5.000 millones, que se repartirá "en función de la caída de ingresos propios de las comunidades autónomas", es susceptible de llegar a Navarra, con mucha más autonomía en materia de ingresos y gastos.

la vista puesta en europa Con respecto al IMV, también hay especulaciones. Navarra, que desde 2015 gestiona su propio ingreso mínimo vital –la Renta Garantizada, mejor dotada y que llega a más gente–, se hará cargo de la gestión a la espera de ver de qué manera afectará. El escenario ideal del Gobierno es ese en el que el IMV permite liberar algunos millones de la Renta Garantizada para otro gasto social, pero hay quien desde ya sostiene, como el sindicato ELA, que la implantación del IMV no provocará ningún ahorro, porque Navarra tendrá que asumir el 1,6% del coste de los 3.000 millones que el Estado calcula que costará esta ayuda, de tal manera que cualquier posible ahorro quedaría realmente en nada.

Por último, las miradas también están puestas en Europa. Como ya dijo la semana pasada la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, el 19 de junio es una fecha marcada en rojo en el calendario. Ese día se espera que se reúna el Consejo Europeo y que se sepa más del destino de los fondos extraordinarios dispuestos por la UE. El Estado podría recibir 77.000 millones en transferencias de no retorno (sin tener en cuenta los 60.000 millones en préstamos), pero se espera que el trámite ocupe buena parte del verano.

Incógnitas que se irán despejando, pero que mientras tanto llevan al Gobierno a ser cauteloso a la hora de dar pasos sin tener toda la información encima de la mesa.

cifras

16.000

millones del estado. El Estado ha aprobado un fondo de ayuda extraordinario de 16.000 millones: 10.000 para gasto sanitario; 5.000 para compensar la aminoración en los ingresos; y 1.000 para atención social. Navarra quiere poder captar fondos de los tres ejes, y tiene que dilucidarse si la autonomía económica de la Comunidad Foral es un impedimento para acceder a las ayudas por pérdidas de ingresos.

3.000

millones en el imv. El Ingreso Mínimo Vital (IMV) está valorado en unos 3.000 millones. Si Navarra tiene que asumir el 1,6% –el porcentaje que se aplica por las competencias no transferidas– del fondo, el ahorro para la Renta Garantizada sería imperceptible.

77.000

millones de la ue. La Unión Europea va a aprobar un fondo de transferencias sin vuelta de 77.000 millones –quedan aparte los 60.000 millones en préstamos–. Hay una sesión del Consejo Europeo el próximo 19 de junio que es clave, aunque el trámite se extenderá todo el verano.

reactivar navarra

La comisión, el martes. El martes arrancan los trabajos de la comisión especial del Parlamento para trabajar en el plan Reactivar Navarra-Nafarroa Suspertu.

169

aportaciones. Los grupos de la Cámara han tramitado un total de 169 iniciativas. Un pleno el día 25 de junio debatirá y votará definitivamente las propuestas.