El PNV prevé ratificar su pacto con el PSE el día 31 en su asamblea nacional

Ambas formaciones esperan lograr un acuerdo a mediados de semana para tener margen para consultar a sus bases

23.08.2020 | 01:59
Iñigo Urkullu podría presentar su candidatura el día 28. Foto: Efe

pamplona – El PNV prevé celebrar su asamblea nacional el lunes 31 de agosto para aprobar el pacto que todavía negocia con el PSE de cara a repetir coalición en el Gobierno vasco, las mismas fechas que barajan los socialistas para consultar a sus bases el hipotético acuerdo, según fuentes de ambos partidos.

Los plazos para cerrar el acuerdo de gobierno se acortan, ya que el próximo viernes 28 es el último día para presentar candidatura a lehendakari, y la investidura en el Parlamento Vasco está fijada para el día 3 de septiembre.

Con ello, fuentes de ambos partidos prevén que las negociaciones se alarguen hasta el miércoles o jueves de la semana que viene, cuando esperan alcanzar el acuerdo.

Teóricamente, el lehendakari Urkullu podría presentar su candidatura el viernes 28 y que se siguiera negociando el fin de semana, pero dificultaría mucho la situación, ya que los socialistas necesitan unos días para consultar a sus bases –consulta obligada por sus Estatutos– y el PNV también tiene que celebrar su citada Asamblea.

Por ello, las dos formaciones aspiran a cerrar el pacto el miércoles o el jueves próximos. Tras el pequeño rifi-rafe del pasado jueves sobre el estado de las conversaciones –la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia (PNV), aseguró que habían cerrado "prácticamente" el programa de gobierno, aunque "quedaban flecos", y los socialistas lo desmintieron–, los dos partidos han seguido negociando con la misma discreción que hasta ahora.

El acuerdo es complejo: el que firmaron en el 2016 tenía 80 páginas. Se mantiene la diferencia ya conocida entre ambos sobre el futuro del autogobierno, que en el pacto del 2016 solucionaron con una referencia a "promover un proceso que culmine en la necesaria actualización del Pacto Estatutario Vasco" y dándose libertad para defender sus mutuas posiciones.

Esta vez se espera una redacción similar, que no comprometa la posición futura de los firmantes.

Además, el pacto debe incluir el modelo de salida de la crisis. Los socialistas quieren que entre las prioridades del gobierno estén las apuestas "por reforzar la sanidad y por una recuperación económica de reparto, para lograr una salida justa de la crisis".

Según las fuentes de los partidos, para el final de la negociación, tras redactar el acuerdo, quedaría la estructura del gabinete, el reparto de carteras.

incógnita Una de las incógnitas es si la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, accede al Gobierno para reforzar el peso político de los socialistas en el gabinete, y de hacerlo, si lo hace como consejera o se recupera la figura de vicelehendakari. Fuentes nacionalistas admiten sus reticencias a esta fórmula de un vicelehendakari socialista, ya que "obligaría" a nombrar a otro vicelehendakari nacionalista, para "compensar".

Es una fórmula que ya se usó con Ardanza en los años noventa, con Fernando Buesa (PSE) y Jon Azúa (PNV) como vicelehendakaris, -o la que se utiliza en el gobierno de Pedro Sánchez- pero hasta ahora Urkullu no ha tenido ningún "número dos" en sus ocho años de mandato.

noticias de noticiasdenavarra