PSN y Geroa Bai emplazan a la oposición a un diálogo presupuestario

Alzórriz y Barkos reclaman un "esfuerzo" a todos los grupos políticos para acordar unas nuevas Cuentas recortes

15.09.2020 | 00:47
Marisa de Simón (I-E) y Mikel Buil (Podemos) conversan en un momento de la Mesa y Junta de Portavoces celebrada ayer en el Parlamento.

pamplona – Seis meses después del decreto del 14 de marzo que instauró el Estado de Alarma, la crisis económica derivada de la pandemia y la necesidad de consensuar unos Presupuestos acordes al desafío social, marcaron buena parte de las comparecencias de la Mesa y Junta de Portavoces celebrada ayer en el Parlamento de Navarra.

Reanudado el curso político, el debate económico para afrontar esta crisis se va a adueñar irremisiblemente de la agenda, y el calado del asunto estriba tanto por las consecuencias sociales que están en juego como por la confrontación ideológica que subyace. La cuestión es qué hacer ante una más que previsible sensible caída de ingresos, en un contexto además plagado de incertidumbre por los malos resultados sanitarios que va a dejar el verano que concluye en menos de una semana. Así las cosas, PSN y Geroa Bai emplazaron ayer a la oposición a dialogar sobre las próximas cuentas, conscientes de la situación de minoría del Gobierno y de la importancia de contar con unas nuevas Cuentas. El reto de aprobar los segundos Presupuestos de la Legislatura no va a ser sencillo. Izquierda-Ezkerra y EH Bildu reclaman una reforma fiscal, los partidos del Gobierno, incluido Podemos, estudian cómo incrementar los ingresos, conscientes de evitar el riesgo de un deterioro social. Y Navarra Suma se cierra a un incremento recaudatorio. En un contexto de fuerte incertidumbre, pero de durabilidad de la alerta sanitaria, la elección de las recetas económicas resulta clave, y en el debate político se observa ya un debate terminológico y conceptual sobre el riesgo de que se produzcan recortes. Ayer, por ejemplo, Mikel Buil, portavoz de Podemos, acotó su conceptualización a que afecten a los derechos sociales o servicios públicos. Fue un detalle de su exposición que a corto y medio plazo generará debate. Los partidos del Gobierno, conscientes de la dimensión de lo que se avecina, y de no dar alas a la oposición, abren esta semana un diálogo que para que sea fructífero tendrá que ser intenso, porque EH Bildu y Navarra Suma parten de posiciones antagónicas. "Los presupuestos de Bildu nunca serán los de Navarra Suma", resumió Carlos Pérez-Nievas, portavoz ayer de la coalición liderada por Javier Esparza.

llamamientos Pese a esta esperable dificultad, tanto el PSN como Geroa Bai coincidieron en emplazar al conjunto de los partidos a un entendimiento presupuestario. "Es tiempo de unidad política", dijo Ramón Alzórriz, recordando las prioridades incluidas en el Plan Reactivar Navarra. Su llamada a un "esfuerzo" para alcanzar unos nuevos Presupuestos, acordes con las necesidades de la ciudadanía vino después de que Uxue Barkos reclamase que "en una circunstancia de especial emergencia como esta", el "esfuerzo" que se reclama a la sociedad viniese correspondido por un "esfuerzo" en paralelo de los grupos parlamentarios", mostrando su disposición "en este momento para contar con el mayor apoyo parlamentario posible". Ambos, Barkos y Alzórriz, coincidieron en tratar de alejar los fantasmas de los recortes y de poner en valor las diferentes vías de asegurar el gasto social. Barkos también quiso enfatizar la necesidad de "ayudar de la mejor manera posible el crecimiento económico". En lo referente a los ingresos, a juicio de Barkos, "una regla de tres fiscal no va a funcionar", ya que "establecer más pesos sobre las rentas de trabajo no van a solventar las necesidades" ni habrá una "respuesta eficaz" implementando más presión sobre las empresas, pero sí apuesta por revisar "deducciones, bonificaciones o exenciones" en el impuesto de sociedades.

Tanto EH Bildu como Navarra Suma se mostraron abiertos al diálogo, pero con las diferencias del eje izquierda derecha. Bildu e I-E mostraron su preocupación por la posición del Gobierno, y reclamaron una reforma fiscal y un impuesto o tasa redistributiva en esta coyuntura. Navarra Suma reclama unos presupuestos realistas", y reclama colocar "el foco en el mantenimiento de la actividad para generar riqueza", apostando por "menos subida de impuestos y más "sinceridad, honestidad y claridad". El debate, con sus correspondientes aristas, acaba de empezar.

"No puede haber recortes en políticas sociales, tiene que haber un reforzamiento"

adolfo araiz

EH Bildu

"Todos necesitaremos realizar un esfuerzo de diálogo, negociación y de acuerdo"

RAMÓN ALZÓRRIZ

PSN-PSOE

"Hay que esperar a los estudios fiscales para fijar una postura sobre una reforma"

mikel buil

Podemos Ahal Dugu Navarra

"Si alguien piensa que es posible mantener el nivel de ingresos miente a la ciudadanía"

carlos pérez-nievas

Navarra Suma

"Los recortes no pueden ser el recurso con el que nos sentemos a redactar el anteproyecto"

uxue barkos

Geroa Bai

"Si no se arbitra un procedimiento fiscal para aumentar los ingresos, habrá recortes"

marisa de simón

Izquierda-Ezkerra


Lo último Lo más leído