María Chivite acusa a Navarra Suma de "instrumentalizar la pandemia para derribar al Gobierno"

La presidenta dice que "no va a aceptar chantajes" - Esparza exige al Gobierno medidas concretas para apoyarle

25.09.2020 | 13:20
María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha destacado que su Ejecutivo ""no va a aceptar chantajes de una formación política que tiene como objetivo la instrumentalización de la pandemia para derribar al Gobierno".

Preguntada sobre el anuncio de Navarra Suma de que no apoyará el decreto ley del régimen sancionador sobre las medidas del Covid-19, a menos que se cumplan unas serie de condiciones como un plan de cribado a alumnado y profesorado o ayudas a la conciliación y la hostelería, Chivite ha contestado que "no vamos a aceptar chantajes, y si ellos quieren votar en contra de las medidas sancionadoras, que ellos mismos también pidieron, será responsabilidad de cada cual cómo actúen". Ha destacado, además, que estamos haciendo un protocolo en Educación, haciéndoles PCR a los niños confinados".

En declaraciones a los medios en Isaba, donde ha inaugurado el refugio Angel Olorón de Belagua, la presidenta ha acusado a Navarra Suma de hacer un "seguidismo absoluto de las políticas de Pablo Casado -presidente del PP-, que está instrumentalizando el dolor ajeno y la pandemia para derrocar a un gobierno".

El líder de NA+, Javier Esparza, ha exigido al Gobierno Foral una batería de medidas casi inasumibles en la gestión de la pandemia como condición indispensable para no dar su voto negativo al Decreto de Ley Foral referente a las sanciones por incumplimientos de medidas sanitarias que se debate el jueves en el Parlamento.

Esparza, que apuesta por la estrategia del PP de negar apoyo al Gobierno, ha realizado este anuncio en una rueda de prensa en la que ha denunciado los malos datos de Navarra en lo referente a número de contagios, fallecidos y muertos a causa del coronavirus asumiendo que estos datos "responden a una mala gestión" del Gobierno foral y, por tanto, "son su responsabilidad".

Para contar con su apoyo, ha detallado Esparza, el Gobierno tendrá que establecer un límite de 24 horas desde el momento en el que a una persona se le anuncie que tiene que hacer una prueba diagnóstica hasta que se le de el resultado de esta para así "dejar de tener a familias enteras confinadas durante más tiempo de lo estrictamente necesario".

Será también necesario que el Ejecutivo "cumpla con la ley que el Parlamento aprobó el 28 de agosto" en la que se establecía la obligatoriedad de realizar un plan de cribado en los centros escolares puesto que, según ha considerado, las medidas tomadas no cumplen con este mandato, que para él supondría "pruebas a todos los profesores y a una mayoría importante del alumnado".

Asimismo, ha indicado, será requisito indispensable que el Gobierno implante "medidas de conciliación para momentos puntuales" como pudiese ser el cierre de un centro de personas con dependencia o la cuarentena de un menor, así como "para evitar que decisiones unilaterales como la jornada continua obligatoria" genere problemas para las familias.

Como última condición, Esparza ha aludido la necesidad de implantar un "plan de choque con ayudas directas a hostelería y restauración", que han visto limitada su actividad por las medidas restrictivas establecidas para evitar contagios.

El líder de Navarra Suma ha reconocido la dificultad de implantar estas medidas en menos de una semana, por lo que según ha indicado, sería suficiente para contar con ellos que el Gobierno anuncie "un compromiso que especifique cómo y cuándo" implementarán estas medidas, ya que de no ser así votarán que no el próximo jueves.

En las últimas semanas, ha asegurado Esparza, "el Gobierno está siendo incapaz de controlar la pandemia", situando a Navarra como "la comunidad española con más incidencia en los últimos siete días, por delante incluso de Madrid" y acumulando en una semana 120 ingresos, 6 de ellos de UCI, y 12 fallecidos por esta enfermedad.

"Desde el inicio hemos realizado numerosas propuestas", ha subrayado asegurando que en este sentido que siempre han realizado "una crítica constructiva" y ha cuestionado que la respuesta del Gobierno siempre ha sido "no escuchar, no cumplir en alguna ocasión y en otras actuar pero cuando ya era tarde".

"No vemos ningún cambio de actitud, ninguna reacción y ninguna modificación de la manera de hacer", ha insistido con la convicción de que "la sociedad navarra merece otra gestión y otros resultados", más aún, ha destacado, con "la profesionalidad de los sanitarios y los profesionales sociosanitarios".

En referencia a las declaraciones realizadas por la presidenta del Gobierno, María Chivite, asegurando que el Gobierno no puede vencer a la enfermedad solo, Esparza se ha negado creer que la sociedad navarra se esté comportando peor que la del resto de autonomías, asumiendo que "no pueden hacer frente adecuadamente a esta pandemia con el actual equipo de Salud".

A su juicio, "el Gobierno está aprovechando la pandemia para intentar impedir que se pueda criticar y no cumplir con los mandatos del Parlamento", algo que, ha subrayado, "por responsabilidad y lealtad con Navarra no podemos permitir".