La derecha justifica los insultos de Esparza porque el Gobierno "provoca"

Suárez (Navarra Suma) defiende que "macarra del tres al cuarto" es una crítica a la actitud, no a la persona

06.10.2020 | 00:53
José Suárez, de Navarra Suma, charla ayer con el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz. Foto: Javier Bergasa

pamplona El bronco debate del jueves, en el que Javier Esparza (Navarra Suma) dio un paso más en su estrategia de presión y pasó al insulto personal –llamó "macarra del tres al cuarto" al portavoz socialista, Ramón Alzórriz– todavía resuena en el Parlamento. Ayer, tras la Mesa y Junta, los dos partidos involucrados en el choque, Navarra Suma y PSN, fueron preguntados por cómo están los ánimos tras una sesión desagradable que terminó con el portavoz de la derecha asegurando que el diálogo en la Comunidad Foral estaba "dinamitado". Y mientras que Alzórriz pasó por encima del asunto deseando que los debates parlamentarios "no entren en el insulto", el portavoz de la derecha, el popular José Suárez, defendió que la descalificación de Esparza no fue un insulto personal, sino una crítica a una actitud concreta, justificable desde el punto de vista de que el Gobierno está "continuamente provocando" a Navarra Suma. Una explicación inverosímil para justificar uno de los episodios más desagradables de la legislatura.

Por su parte, Alzórriz enmarcó la tensión del episodio en la previa, en el ultimátum político que dio Esparza y que a ojos de los socialistas fue grave, porque suponía votar en contra de "un decreto que lo que hace es intentar proteger la vida de los ciudadanos navarros".

Pero hasta ahí. Alzórriz quiere zanjar el episodio y confió en que "el portavoz de Navarra Suma no estará de acuerdo con lo que hizo". Para que quede claro que para él ya es un tema olvidado, apeló al diálogo y a la buena convivencia. "Las diferencias políticas están, pero tenemos que poner lo que nos une en beneficio de la sociedad", siguió.

La actitud de Navarra Suma fue distinta. En lugar de admitir una salida de tono, José Suárez se preocupó de intentar convencer a la opinión pública de que "macarra del tres al cuarto" no es un insulto personal, sino la crítica a una actitud política. Y, claro, una crítica que está justificada porque el Gobierno es el que continuamente se dedica a provocar a la derecha. Y, ante una provocación continua –que Suárez no detalló, por cierto–, se entiende que ve bien una reacción en forma de insulto.

"Sorprende que el Gobierno, que es quien debe estar preocupado, liderar los acuerdos y crear ambiente de entendimiento, esté realizando todo lo contrario, esté descalificando a Navarra Suma, incluso rayando el insulto a nuestras formaciones políticas", sostuvo Suárez, que concluyó negando que estén "crispados". "Ha habido ocho decretos y hemos aprobado siete".

"Las diferencias políticas están, pero tenemos que poner lo que nos une en beneficio de la sociedad"

ramón alzórriz

Portavoz del PSN

"Lo que se realizó fue una descalificación de la actitud, no quiso ser un insulto personal"

josé suárez

Parlamentario de Navarra Suma