Los socios del gobierno foral piden revisar la política fiscal y evitar que todo el déficit se financie con deuda

Geroa Bai, Podemos e I-E creen que debe abordarse el debate para que haya garantía de ingresos propios

10.10.2020 | 00:30
Portavoces de los grupos políticos en el Parlamento de Navarra

El Gobierno de Navarra contará con margen suficiente para elaborar unos Presupuestos expansivos. En gran parte, gracias a que la actitud tanto del Gobierno central como de las instituciones europeas con respecto a la deuda es hoy bien distinta a la de la última crisis. Pero si bien ya han quedado suspendidas las reglas fiscales y hay mayor margen para obtener dinero, los socios del Gobierno de Navarra, liderado por el PSN y compartido con Geroa Bai y Podemos –además del apoyo externo de I-E– han puesto el acento en la necesidad de no confiar a la deuda toda esperanza de sostenimiento del sistema.

En otras palabras, los partidos en los que se sustenta el Ejecutivo señalan la necesidad de reforzar los ingresos propios. De revisar la recaudación y las herramientas de las que ya se disponen, o incluso implementar nuevas, para que Navarra pueda afrontar con sus medios todos los gastos posibles. Que, de alguna manera, se minimice el lastre que supone la deuda, que hay que pagar y con intereses en el futuro. En ese sentido, Geroa Bai, Podemos, I-E y también EH Bildu, grupo de oposición con el que se acordaron los últimos Presupuestos, han apelado a abordar el debate de la fiscalidad como un paso ineludible a la hora de negociar las Cuentas.

De momento, el Gobierno ha sido claro. La consejera de Hacienda, Elma Saiz, dijo el miércoles en rueda de prensa que no se baraja hacer "subidas de impuestos masivas". Pero es indudable que habrá retoques, sobre todo cuando se analicen los estudios sobre la eficacia de las sustanciosas ayudas y bonificaciones por creación de empleo y localización de las que siguen beneficiándose las empresas, por ejemplo. Según cálculos del departamento, se recaudarán por medios propios 3.934 millones. La idea de los grupos de izquierdas es que se revise la política de ingresos para que el resto del Presupuesto no engorde la deuda. "Hoy la regla de tres de subo los impuestos, y así recaudo más no va a funcionar", comenta Uxue Barkos, portavoz del principal socio del Gobierno. El impacto de la crisis va a ser "severísimo" y se notará en la economía, así que Barkos cree que va a ser necesario mucho rigor para afrontar las operaciones de deuda y mucha inteligencia para optimizar la recaudación. "Lo hemos dicho siempre, hay que optimizar lo que se tiene, hay que revisar todos los ingresos, hay que redoblar la lucha contra el fraude, por ejemplo", citó Barkos.

pan para hoy... No es una posición muy distinta a la del PSN, que habla de optimizar antes que de reforma fiscal. "Todo es negociable, pero quizá ahora no sea el momento de subir impuestos a quien vas a dar una ayuda", reflexiona Ramón Alzórriz, que apunta que obviamente no todo se fiará a la deuda. "Hay buenos indicadores de recaudación, y se van a optimizar algunas herramientas".

A la posibilidad de una reforma fiscal sí que apelan directamente Podemos, I-E y EH Bildu. "Es imprescindible realizar una reforma fiscal justa y progresiva en la que quienes más tienen aporten más para sostener una fuerte estructura pública, no podemos endeudar a las generaciones futuras", añade Mikel Buil, portavoz de la formación morada. "Se ha de actuar para subir los ingresos, y hay que hacerlo con los que más tienen. La deuda es pan para hoy y hambre para mañana", comenta Marisa de Simón, de I-E. Misma expresión que utiliza Adolfo Araiz, de EH Bildu. "Puede ser mucha mucha hambre para el día de mañana", reflexiona, cuando recuerda que "con UPN se pasó de 600 millones a 3.500 de deuda en cinco años", una agenda "por la que no podemos ir". EH Bildu se reunirá con el Gobierno el martes, cuando trasladará una propuesta fiscal "moderada". Y si bien el recurso a la deuda es algo que ve necesario, Javier Esparza (Navarra Suma) prefiere fijar su posición una vez se reúna el martes con Chivite.

"La deuda es un instrumento adecuado, pero queremos conocer más datos"

javier esparza

Portavoz de Navarra Suma

"No parece el momento de subir impuestos a la misma persona que puede necesitar ayuda"

ramón alzórriz

Portavoz del PSN

"Se han de subir los ingresos; la deuda es pan para hoy y hambre para mañana"

marisa de simón

Portavoz de I-E

"Es imprescindible hacer una reforma fiscal justa y progresiva, no se puede hipotecar el futuro"

mikel buil

Portavoz de Podemos

"Nosotros vamos a volver a trasladar al Gobierno una propuesta fiscal moderada"

adolfo araiz

Parlamentario de EH Bildu