Los grupos piden un equilibrio entre la transparencia y el cotilleo

La Cámara tiene pendiente la reforma del reglamento para hacer público el patrimonio de los parlamentarios

20.10.2020 | 00:42
Las portavoces de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, y Geroa Bai, Uxue Barkos, ayer en el Parlamento. Foto: Iban Aguinaga

pamplona – Los parlamentarios forales son de los pocos políticos profesionales que en Navarra no están obligados a hacer público su patrimonio. Una exigencia de la que no escapan los miembros del Gobierno foral, que tienen que hacer una declaración de bienes en el momento de acceder al cargo, y los representantes elegidos para acudir a las Cortes Generales. También en muchos parlamentos autonómicos está reglada esta obligación que en la Comunidad Foral sigue pendiente de una reforma del reglamento.

La pasada legislatura se constituyó una ponencia para redactar las condiciones en las que deberían publicarse estos bienes, pero finalmente no se completó el trabajo. Ayer, esta cuestión estuvo sobre la mesa en las comparecencias de los portavoces tras la reunión de la Mesa y Junta. En principio, nadie se opone a facilitar esta información, pero quieren que haya un equilibrio entre la transparencia y el cotilleo.

respeto a la intimidad "Es un tema que hay que tratar con cuidado, porque no solo afecta a los datos del parlamentario, sino a más personas", alegó José Suárez, que ayer ejerció de portavoz de Navarra Suma. "Tiene que haber transparencia y tienen que estar identificados los ingresos de un parlamentario y los intereses que pueda tener, para que se vea que no hay intereses espurios que condiciones su actividad; transparencia, pero con un margen de respetar la intimidad de la familia del parlamentario", añadió.

También Ramón Alzórriz (PSN) considera que "la transparencia es fundamental, es prioritaria y además existe, ya que en la web del Parlamento ya sale el salario de cualquier parlamentario, y cada parlamentario traslada su patrimonio a la letrada mayor para que sea cotejado al inicio y al final de la legislatura".

No obstante, incide en que "el equilibrio entre transparencia y cotilleo es fundamental" y plantea que tiene que haber un debate sobre la posibilidad de que se haga público o no el patrimonio de los parlamentarios, "ya que no es solo de los parlamentarios, sino que puede llegar a ser de sus familias".

Por el contrario, Uxue Barkos (Geroa Bai) es partidaria de "llevar a cabo la ley de Transparencia". "Por nuestra parte no habrá ningún problema", adelanta.

Bakartxo Ruiz (EH Bildu) subrayó que "todo lo que avancemos en transparencia será positivo", y asegura que el debate que quedó pendiente en la pasada segura "se dará" en la actual. En todo caso, recuerda que "sigue pendiente reactivar la ponencia para la aplicación de la ley foral de Transparencia", si bien defiende que "hay que abordar este debate mas allá del cotilleo que pueden pretender algunas personas".