Navarra unificará todas sus iniciativas de transición ecológica en un único proyecto europeo

La propuesta, que lleva por nombre Navarra Green, aspira a conseguir fondos de la UE

25.10.2020 | 01:38
La presidenta, María Chivite, y la consejera de Desarrollo Rural, Itziar Gómez, dialogan durante un pleno antes de la pandemia. Foto: Javier Bergasa

 El Gobierno de Navarra ha unificado en un mismo proyecto un centenar de iniciativas públicas vinculadas a la transición ecológica que buscan el desarrollo social y económico, y que van a optar a los fondos de la Unión Europea para la reconstrucción denominados Next Generation. El objetivo es aglutinar bajo la marca Navarra Green aquellos proyectos que entran dentro de la estrategia por el Pacto Verde Europeo, al que las instituciones comunitarias van a destinar buena parte de las ayudas en los próximos meses. De forma que dotándolos de una estrategia global y compartida facilite el acceso a la financiación comunitaria.

La captación de fondos europeos es, junto con la gestión de la pandemia y sus consecuencias socio-económicas, el principal reto que tiene Navarra para los próximos años. España confía en captar 140.000 millones en ayudas europeas, la mitad de ellos a fondo perdido, para financiar la reactivación económica y un nuevo modelo productivo.

Una línea para la que la UE ha fijado dos estrategias principales: la digitalización y el desarrollo sostenible, y a las que ahora Navarra aspira a adaptar los proyectos que consoliden el camino fijado por el Plan Reactivar Navarra, aprobado el pasado verano. Navarra Green se convierte así, con la Estrategia Digital Navarra 2030, en uno de los dos pilares del proyecto de la Comunidad para los próximo años, a los que habrá que sumar otras iniciativas que también aspiran a captar fondos europeos, como el Canal de Navarra.

Seis ejes Hay sin embargo dos problemas principales con los que se enfrenta la Comunidad Foral. El primero, la urgencia. Europa quiere comenzar a financiar proyectos en 2021, por lo que deben ser apuestas ya en marcha. No hay margen para inventar iniciativas millonarias. Y, el segundo, la necesidad de que sean proyectos de gran volumen con un impacto suficientemente fuerte como para que la UE apueste por su financiación.

Con el diseño acordado en Bruselas el pasado verano, son los Estados quienes deben trasladar las propuestas de financiación a la Comisión Europea, que será en última instancia quien determine cuáles reciben ayudas y cuales no, a los que hará además un seguimiento para garantizar su ejecución.

Este escenario ha hecho que el Gobierno de Navarra haya decidido aglutinar bajo un mismo paraguas algunos de los proyectos en los que venía trabajando los últimos meses, dotándolos de un nexo común en torno al desarrollo sostenible. Y que se han estructurado en torno a seis ejes principales: las energías renovables; la economía circular; la promoción rural; la edificación sostenible; la movilidad sostenible; y la conservación de la biodiversidad. Entre los proyectos se incluyen así propuestas vinculadas a la alimentación sostenible, el vehículo eléctrico, o la construcción industrializada.

Aunque el Navarra Green incluye proyectos de distintas áreas del Gobierno, la mayor parte corresponden a los departamentos de Ordenación del Territorio y Vivienda; Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Desarrollo Económico. Los tres están gestionados por Geroa Bai, cuyos consejeros, José Mari Aierdi, Itziar Gómez y Manu Ayerdi, han optado por coordinar sus iniciativas en una propuesta conjunta. Lo que implica también una apuesta política clara por parte de uno de los socios del Gobierno por asumir el peso de la gestión en lo referente al desarrollo sostenible. De hecho, los cuatro consejeros de Geroa Bai (también Ana Ollo), junto con la presidenta María Chivite presentarán el próximo martes en un acto público los detalles del proyecto.

Los consejeros de Geroa Bai han unificado sus propuestas en un único proyecto de desarrollo sostenible para lograr fondos europeos