Gobierno de Navarra y EH Bildu oficializarán esta semana el acuerdo para los presupuestos cerrado hace días

El PSN ve clave contar ahora con unas Cuentas "progresistas" - Esparza admite que no ha vuelto a hablar con el Ejecutivo desde el día 3

10.11.2020 | 01:05
La ayer portavoz de Geroa Bai, María Solana; la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz; y la vicepresidenta del Parlamento, Inma Jurío (PSN), ayer.

pamplona – El Gobierno de Navarra y EH Bildu oficializarán esta semana el acuerdo presupuestario que ya dejaron cerrado la semana pasada. Hacía falta ponerle fecha de anuncio a un pacto que lleva días hecho entre el Ejecutivo y sus socios –PSN, Geroa Bai y Podemos– y EH Bildu, grupo de oposición con el que se acordaron las Cuentas para este año y con el que programáticamente se coincide más que con Navarra Suma.

Ayer, la portavoz de los soberanistas, Bakartxo Ruiz, anunció tras la Mesa y Junta que seguían produciéndose avances y que a lo largo de esta semana se conocerían detalles. Algo que después corroboraron tanto Geroa Bai, que celebró la reedición de un pacto que, este sí, dota de estabilidad al Gobierno. Y el PSN, que se vio satisfecho porque ya ve en el horizonte "unas Cuentas progresistas", axioma que señala a una dirección: la de EH Bildu.

La misma expresión que empleó Mikel Buil, de Podemos –tercer miembro del Gobierno–, que también valoró que EH Bildu acompañe en "el desarrollo de políticas progresistas". Y si no basta con las declaraciones de los socios, siempre se podrán enfrentar a las que hace Navarra Suma. Ayer, Javier Esparza no tuvo más remedio que admitir que desde que mantuvieron la última reunión –el pasado 3 de noviembre, después de que la anterior hubiese sido el 21 de octubre– no ha vuelto a tener noticias del Gobierno de Navarra. Es decir, que en la semana clave en la que el Ejecutivo ha aprobado el anteproyecto y las Cuentas van a entrar al Parlamento, las conversaciones no han continuado. Síntoma inequívoco de que la vía de la derecha está totalmente muerta.

un punto de partida Porque pese a que el trabajo parlamentario sobre los Presupuestos todavía no ha empezado, a estas alturas ya no hay duda de qué rumbo tomarán. Y eso que las discrepancias en aspectos muy concretos continúan, como quedó ayer constancia cuando hablaron de política fiscal. En estas mismas páginas se amplía información sobre el debate, pero sirva mencionar que en el aspecto fiscal es donde más discrepancias hay entre el proyecto del Gobierno y sus socios y la oposición en general. En cualquier caso, Ruiz no se quiso desmarcar y dijo que, también para la política fiscal, habrá novedades esta semana. Es decir, que el acuerdo no es solo presupuestario, también fiscal, teniendo en cuenta que las propuestas del Gobierno aprobadas la semana pasada tienen en cuenta –si se quiere de manera tímida, como denuncian los soberanistas– algunas de las reclamaciones que había hecho EH Bildu.

Todo para que los socios celebren haber vuelto a lograr un acuerdo que garantice Cuentas para Navarra por sexto año consecutivo, después de la última legislatura de UPN, caracterizada por las prórrogas y la falta de actualización. "Los Presupuestos marcan muy claramente las líneas de sostenimiento y fortalecimiento de los servicios públicos, con un 55% del proyecto orientado a gasto social, y de la reactivación económica de la comunidad", celebró Ramón Alzórriz, portavoz del PSN. El discurso de los socialistas, sobre todo cuando han tenido que valorar la oferta concreta de EH Bildu, ha sido siempre más prudente que el de Geroa Bai, socio prioritario y segundo partido de Gobierno, y quizá por eso con más autonomía para la voz propia. Las declaraciones de María Solana, ayer portavoz, no pudieron ser más reveladoras. "Tenemos claro a dónde queremos mirar, pero no sólo para la aprobación del Presupuesto, sino poniendo la vista también más allá para lo que queda de legislatura y para la futura gobernabilidad de las políticas que quiera poner el Gobierno. El cheque en blanco que proponía Navarra Suma nos preocupaba que se convirtiera en un lastre demasiado grande". Y mandaba también un mensaje de tranquilidad, porque el periodo de enmiendas permitirá limar el acuerdo. "Los Presupuestos no son un final, son un punto de partida, y ahora empieza el debate de las enmiendas".

El que se ha quedado con el pie cambiado es Esparza, que ayer no pudo sino remitirse a que todavía tienen que ver las partidas pormenorizadamente. Pero la sensación es la de que si eso es algo que no ha ocurrido ya, en lo que queda de tiempo ya no se producirá.

"Los Presupuestos tienen un marcado carácter social y progresista"

ramón alzórriz

Portavoz del PSN

"Nos preocupaba que el cheque en blanco de Navarra Suma fuera un gran lastre"

maría solana

Coportavoz de Geroa Bai

"Vamos a seguir avanzando y esta semana podría haber novedades"

bakartxo ruiz

Portavoz de EH Bildu

"No hemos vuelto a hablar con el Gobierno desde que tuvimos la reunión"

javier esparza

Portavoz de Navarra Suma