El inédito apoyo de EH Bildu inclina los Presupuestos hacia los socios de investidura

Otegi se muestra decidido a respaldar por primera vez y sin contraprestaciones unas Cuentas del Gobierno español

12.11.2020 | 01:00
El secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, conversa ayer en el pleno del Congreso de los Diputados con la portavoz de EH Bildu en la Cámara, Mertxe Aizpurua. Foto: Efe

pamplona – La estrategia posibilista de EH Bildu en Madrid dio ayer un paso más allá con el anuncio de su coordinador general Arnaldo Otegi de que votarán a favor de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "si las cosas no se tuercen". De esta forma, la coalición soberanista sorprendió con su intención de dar un sí a las Cuentas, ya que sería la primera vez que colabora abiertamente con un Gobierno español y, sobre todo, por hacerlo sin contraprestaciones.

Así, Otegi confirmó en una entrevista en Radio Euskadi que su formación, que hasta el momento nunca ha respaldado unas Cuentas en el Estado, sí lo hará en esta ocasión votando a favor del proyecto presupuestario de Pedro Sánchez, con cuyo Ejecutivo dijo tener "una relación muy fluida" y observar "una receptividad importante" a sus propuestas. Pero más allá de esa "receptividad", EH Bildu no ha amarrado por el momento nada concreto a cambio de su respaldo a Sánchez en esta votación crucial que marcará sobremanera el tiempo de vida de la legislatura actual en el Estado.

La coalición soberanista ha optado por tanto por dar sus votos al Gobierno español sin contrapartidas y con el objetivo de sumarse a la foto y escenificar influencia en Madrid, en consonancia con la estrategia que practica desde que hace un año lograra por primera vez grupo parlamentario en el Congreso. No solo dará sus votos al proyecto de ley elaborado por el PSOE y Unidas Podemos, sino que trabajará para que salga adelante. "A día de hoy, consideramos de forma sólida la posibilidad de no solo facilitar los Presupuestos, sino de mantener una actitud proactiva y favorable a que se apruebe", dijo ayer Arnaldo Otegi.

Quien sacó pecho ayer de este movimiento fue el líder de Unidas Podemos Pablo Iglesias, artífice de la interlocución de EH Bildu con el Ejecutivo español y con quien Otegi coordinó el anuncio efectuado ayer. Así, pocos minutos más tarde de que el dirigente abertzale se pronunciara sobre los PGE en los micrófonos de Radio Euskadi, Iglesias celebraba en Twitter la decisión de la coalición soberanista. "La disponibilidad de EH Bildu para votar sí a los PGE es una buena noticia. Demuestra responsabilidad y compromiso para avanzar con políticas de izquierdas. El bloque de la investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado", expresó el vicepresidente segundo.

Pablo Iglesias refuerza así su posición en el seno del Gobierno español y se arroga además el papel de unión de las izquierdas en el Estado, arrastrando a EH Bildu a la órbita de su Ejecutivo, a la par que trabaja para que ERC siga sus pasos. Iglesias, que busca también dejar fuera de juego a Ciudadanos en la negociación, dejó clara su estrategia en otro mensaje en las redes sociales. "Nos acercamos a la aprobación de los PGE con la mayoría plural de izquierdas que da sentido a la legislatura", expuso el secretario general de Podemos.

Así las cosas, y sin apenas remangarse, el gabinete de coalición tiene casi asegurado que salgan adelante los Presupuestos, cuyo primer trámite se solventará hoy en el Congreso con la votación de las enmiendas a la totalidad, que serán tumbadas salvo sorpresa. Arnaldo Otegi justifica el futuro apoyo de su partido por el actual momento de pandemia y de crisis social y económica; y espera poder llegar a acuerdos con el Gobierno en ese sentido. "La prioridad en términos de negociación es blindar los derechos de la gente", aseguró.

En términos similares se pronunció en el inicio del debate de las enmiendas a la totalidad en el Congreso la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que defendió que las Cuentas de 2021 serán un "revulsivo" para el Estado de bienestar. Fue otro pleno bronco –con duras críticas del PP y de Vox por el apoyo de EH Bildu a los PGE– que se resolverá hoy con la votación que permitirá que el proyecto de ley comience a tomar forma en las comisiones de la Cámara Baja.

Según la ministra de Hacienda, las Cuentas darán "certeza, confianza y esperanza", porque canalizarán los fondos europeos e impulsarán la recuperación económica. Cree asimismo que son unos Presupuestos "de país" y que buscan ser un pilar al que aferrarse en momentos de "extraordinaria incertidumbre". "Transmiten la confianza frente al desánimo y la esperanza en que se saldrá de la crisis lo antes posible", argumentó Montero.

unos pge "de izquierdas" La Comisión de Presupuestos en el Congreso la preside la diputada y líder de Podemos en Euskadi, Pilar Garrido, que ayer se pronunció sobre el recorrido del proyecto de Cuentas y, en sintonía con Pablo Iglesias, recalcó la importancia de que se aprueben con el respaldo del "bloque de la investidura". Garrido explicó que se trata de unos PGE de "izquierdas" que propondrán políticas "que pongan fin a la época de austeridad y recortes, y conformen un nuevo modelo de protección social de calidad más sostenible".

La diputada vasca insistió en que es "crucial" que la votación parlamentaria salga adelante con los votos de la mayoría de la investidura y no con Ciudadanos, y en esa línea, consideró "una buena noticia" el propósito de la izquierda abertzale de votar sí a las Cuentas, ya que constituye "un primer paso para fortalecer una mayoría de investidura que pueda empezar a desatar muchos nudos en nuestro país".