Carta abierta a Eva Blanco

28.11.2020 | 23:44
Blanco, en su primera comparecencia tras asumir la Secretaría General de EA. Foto: Efe

no podemos estar más de acuerdo contigo cuando afirmas que "una formación política no puede llamarse tal si no hay debate" y que "es nuestro talante asambleario el que nos lleva a tomar decisiones trascendentales entre todas y todos". Efectivamente, el debate debiera constituir la fase previa de cualquier toma de decisión y es precisamente la ausencia de debate lo que hace irreconocible la Eusko Alkartasuna de los últimos tiempos. Precisamente por esta razón hemos solicitado la celebración de un Congreso Extraordinario: para debatir y tomar democráticamente decisiones trascendentales antes de que otros en EH Bildu las tomen en nombre de la militancia de Eusko Alkartasuna.

La ausencia de debate y la sinrazón se ha apoderado de Eusko Alkartasuna en los últimos tiempos y, precisamente por eso, 580 afiliados y afiliadas hemos pedido que se celebre un Congreso Extraordinario. Es un derecho que tenemos las afiliadas y afiliados de EA y ni tú ni nadie nos lo puede hurtar. Solo te pedimos que nos respetes y que respetes nuestra decisión y legítimo derecho a solicitarlo. Somos muchas y muchos los que reclamamos que escuchéis nuestra voz y nos dejéis decidir, antes de que sea tarde o que otros decidan por nosotras y nosotros.

En los 34 años de historia de Eusko Alkartasuna, tenemos por primera vez al frente del partido a una persona que carece del aval mayoritario de los y las afiliadas del partido (tu presentaste 60 avales frente a los 440 de Maiorga Ramírez) y nunca has sido votada por la militancia. Tu designación fue primero anulada por el Comité de Garantías de EA y posteriormente suspendida cautelarmente por un juzgado hasta en dos ocasiones. Pese a ello, fuiste elegida secretaria general en funciones por la Asamblea Nacional de Eusko Alkartasuna hace un año y en esa interinidad te mantienes, aunque nuestros estatutos únicamente te otorguen dos meses para convocar unas primarias a las que no te podrías presentar. Llevas ocho meses de okupa en la secretaría general, sin convocar una sola Asamblea Nacional salvo la que llamaste para tu designación como parlamentaria y hurtando a la militancia la posibilidad de participar en cualquier debate. Sí, inédito en Eusko Alkartasuna; nunca había ocurrido.

Pero además, y esto es aún más grave si cabe, la manipulación y la mentira se han instaurado últimamente en la dirección del partido para justificar lo injustificable. Te has permitido desprestigiar e incluso criminalizar públicamente a los coordinadores territoriales de Araba, Gipuzkoa y Nafarroa por haber denunciado a dos colaboradores directos tuyos que la jueza ha imputado porque ha observado indicios suficientes para que sean investigados por falsedad documental, entre otras cosas. ¿Acaso justificas que debieron callar y no denunciar irregularidades? ¡Pues no! Los coordinadores territoriales fueron elegidos, por primera vez, por votación directa de la militancia, sin delegaciones ni representaciones, y te exigimos respeto hacia ellos, tanto a los que están a tu lado, como a los que no te apoyan. Porque no por repetir mil veces una mentira se convierte en verdad y no son "cuatro afiliados" los que denuncian irregularidades o solicitan un congreso. Son los coordinadores territoriales de Araba, Gipuzkoa y Nafarroa, así como los coordinadores de las cuatro capitales de Hego Euskal Herria, reiteramos todos ellos elegidos por la militancia directamente, los que están dando la cara, pero sin duda con el aval de cientos de afiliados a los que debes un respeto.

Tampoco es cierto lo que afirmas sobre que la militancia de EA haya decidido ya el modelo de integración actual de EA en EH Bildu. La militancia no se ha mostrado jamás a favor de la integración; es más, se ha manifestado en sentido contrario en los dos últimos congresos celebrados. Quizás no recuerdes o intentes olvidar lo ocurrido en el congreso celebrado en Bilbao en 2016, pero ahí está la hemeroteca y lo vivido por los que allí estuvimos. La Organización Local de Iruña, de la mano del lehendakari Garaikoitxea, presentó una enmienda donde se solicitaba más presencia de EA en EH Bildu, portavoces propios y sí, cuotas de los partidos en EH Bildu; y esta enmienda fue aprobada por una mayoría abrumadora por la militancia. La situación se volvía prácticamente "ingestionable", en palabras del por aquel entonces secretario general Pello Urizar, pero teníamos un año por delante hasta la celebración del congreso ordinario de 2017 para "coser" aquella herida que quedó abierta en Bilbao y reconducir la situación.

Es cierto que durante ese año se debatió mucho sobre la cuestión en diferentes órganos del partido, pero en ninguno de ellos, ni Ejecutiva Nacional, ni Asamblea Nacional, ni siquiera durante el proceso de socialización puesto en marcha entre la militancia, se abogó por la integración o creación de un partido único. La firma del Baluarte se realizó el 1 de abril, por lo que cabe entenderla como un mero acto comunicativo o, acaso, como medida de presión de cara a ambos congresos (EA y EH Bildu), pero no se puede decir de ninguna manera que "la decisión de que EA estuviera en dicha firma fuera adoptada por la mayoría de la militancia". Decir esto es simplemente falso, porque no existió pronunciamiento alguno dentro del partido al respecto hasta la Asamblea Nacional que se celebró el 23 de mayo y decía mantener "la vocación de sumar a nuevos colectivos y personas que sumen nuevos colores al arcoíris que de facto es la coalición de EH Bildu". Posición que fue avalada por la militancia de EA en el Congreso celebrado el 3 y 4 de junio de 2017, cuya ponencia política fue apoyada por un 80% de los y las afiliadas, ratificando esa misma posición: "EH Bildu debe sumar un amplio espectro ideológico y plural, donde se integren y doten de impulso las diferentes dinámicas y tradiciones propias que aportan los partidos que la componen y las personas sin filiación política; todo ello rehuyendo la imposición de modelos únicos de participación y toma de decisiones y desde el respeto a los procesos internos propios de los partidos que la componemos. Todo ello conjugado con la estructuración de foros de trabajo, y las estructuras comunes indispensables, que cohesionen la pluralidad en una acción política unitaria, eficiente y eficaz. Es así como el modelo de organización por el que apuesta Eusko Alkartasuna es el de coalición de partidos abierta, que respete las dinámicas y procesos de toma de decisiones propios de los partidos y habilite estructuras de participación y de decisión, en los órganos comunes imprescindibles, a las personas que componen los diferentes partidos y aquellas que desean participar del proyecto sin pertenecer a ninguna de las formaciones que la componemos.

EH Bildu se dotará de un profundo y amplio programa para cada elección de las diversas instituciones con propuestas y compromisos políticos capaces de dar respuesta a los principales retos y problemas de la sociedad. En aquellas cuestiones no determinadas por el programa político de EH Bildu registradas en el mismo, las formaciones políticas que componemos la coalición EH Bildu, de forma natural, podrán expresar su propia posición política".

La dirección que interinamente presides, y previamente cuando lo hizo Urizar, lleva mintiendo sobre esta ponencia política desde el mismo día que fue aprobada e incumpliéndola desde que en EH Bildu se acordó lo contrario. De hecho, algún miembro "oficialista" de tu dirección ha llegado a vanagloriarse públicamente de no haber apoyado la ponencia política. ¿Qué dirección que se precie acepta esto? Desconocemos, aunque podríamos imaginarlo, cuáles son los compromisos que estás adquiriendo en EH Bildu para mantener el partido secuestrado y hablar de que en el Baluarte se dio inicio a la integración de EA en EH Bildu. Esta afirmación carece del aval de la militancia y empecinarse en decir lo contrario y mantenerse en la dirección que resulta más cómoda para EH Bildu, no le otorga ninguna legitimidad a la misma.

Tan legítimo es abogar por una integración total del partido en EH Bildu, como lo es apostar por una EA más presente, más autónoma y que tome sus propias decisiones.

Una vez más, te pedimos que des voz a la militancia y que nos dejes decidir. Los afiliados y afiliadas merecemos una dirección que cumpla con lo acordado en los congresos y tenga como base la ponencia política y las normas que nosotras mismas nos hemos impuesto. Siendo muy conscientes de la grave crisis sanitaria, social y económica que vivimos en estos momentos derivada de la pandemia, te solicitamos que no hurtes a la militancia el poder decidir y, siempre con las medidas socio sanitarias necesarias, dejes pronunciarse nítidamente a la militancia sobre el futuro de EA en un congreso, antes de que EH Bildu decida por nosotras y nosotros.Manolo Vigo, Maider Beloki, Jesus Mari Agirrezabala y Jose Barrio y otros 61 militantes de EA procedentes de los territorios de Bizkaia, Iparralde, Araba, Nafarroa y Gipuzkoa.