Absuelto un acusado de participar en una acción de kale borroka en 2008 en Pamplona

El fiscal inicialmente solicitaba siete años de prisión "por delitos de desórdenes públicos terroristas, tenencia y empleo de aparatos incendiarios y daños"

08.03.2021 | 11:29
Detenciones en Pamplona y Barañáin en octubre de 2008 relacionadas con kale borroka en la capital navarra un mes antes.

La Audiencia Nacional ha absuelto a un acusado de participar en una acción de kale borroka (violencia callejera) en Pamplona el 13 de septiembre de 2008 tras una manifestación.

En el juicio celebrado este lunes en la Audiencia Nacional el fiscal ha retirado la acusación contra Joseba F.A. al estimar que no es viable condenarle teniendo en cuenta las pruebas practicadas en la causa en la que inicialmente solicitaba para él siete años de prisión por delitos de desórdenes públicos terroristas, tenencia y empleo de aparatos incendiarios y daños.

Seguidamente la presidenta de la Sala ha comunicado al acusado que la sentencia tendrá que ser necesariamente absolutoria.

En esta causa fueron investigadas otras siete personas que ya fueron juzgadas con anterioridad, de las que tres de ellas fueron condenadas a penas de entre dos y cuatro años de prisión.

Los hechos ocurrieron pasadas las seis de la tarde de la fecha referida una vez finalizada la manifestación convocada desde la estación de autobuses de la calle del Conde Oliveto hasta la plaza del Castillo de Pamplona encabezada con una pancarta con los textos "stop estado de excepción" y "demikrazia nafarroaarentzat, euskal herriaarentzat".

Los autores de la acción tenían las tareas "perfectamente distribuidas, usaban guantes de látex y llevaban capuchas y camisetas anudadas para ocultar su rostro, así como mochilas con material".

Los implicados procedieron a cortar la calle cruzando e incendiando varios contenedores que habían separado de sus fijaciones usando una cizalla, formando una barricada, y a romper los cristales de una oficina de la Caja Rural de Navarra en la calle de Mercaderes y otra de Banesto en la de Chapitela.

Además rociaron ambas con líquidos inflamables mediante el lanzamiento de artefactos explosivos e incendiarios que quemaron parte de la calzada y de las fachadas y que acabaron inutilizando los cajeros automáticos.

Seguidamente prendieron fuego a los contenedores y arrojaron en los mismos la cizalla y las mochilas para destruir elementos incriminatorios que pudieran ayudar a su posterior identificación y tras esta acción, que duró apenas un minuto, se dirigieron hacia la zona de la calle de Navarreria.

Esta acción se enmarcó en la campaña de kale borroka "desarrollada por el entorno de ETA en apoyo a la banda terrorista", según la acusación.

Pero el fiscal ha retirado en la vista la acusación contra Joseba F.A. al entender que con las pruebas que constan en el procedimiento no es posible condenar a este acusado, que de esta forma queda absuelto al igual que ya lo fueron otros cuatro investigados.