Ruth Goñi deja Ciudadanos porque la dirección "se ha abrazado al sanchismo"

La senadora de Navarra Suma se marcha de Ciudadanos entre críticas al partido

18.03.2021 | 20:51
Ruth Goñi deja Ciudadanos porque la dirección "se ha abrazado al sanchismo"

Ruth Goñi comunicó ayer en el Senado su renuncia a continuar en el grupo parlamentario de Ciudadanos. Se marcha entre críticas al partido.

 La senadora Ciudadanos elegida dentro de Navarra Suma, Ruth Goñi, explica que su decisión de abandonar el partido naranja obedece a que "Ciudadanos representaba unos valores liberales que ya no existen", después de presentar la fallida moción de censura en Murcia junto con el PSOE para desbancar al PP. "¿Regeneración es presentar automociones de censura en medio de la pandemia y de la mano de imputados del PSOE?", se pregunta Goñi, que acusa a la dirección de Ciudadanos de haber "traicionado a los votantes".

Goñi, de 45 años (Pamplona, 25 de mayo de 1975), pone fin a su etapa en este partido, en el que contribuyó a su implantación en la Comunidad Foral como secretaria de Organización "cuando no teníamos ni cargos públicos, ni apoyo desde Madrid". Asegura que no piensa irse al PP, sino que seguirá su actividad política en el grupo mixto junto a UPN, donde dice que va a seguir "haciendo lo mismo que hasta ahora y defendiendo los mismos valores".

¿Por qué ha decidido darse de baja en Ciudadanos?

El detonante ha sido el conocer las conclusiones adoptadas por la ejecutiva nacional de este lunes. En ellas, queda claro que el partido ha abandonado la ideología liberal para abrazarse al sanchismo.

¿Entiende que haya quien le acusa de transfuguismo?

Para mí tránsfuga ha sido la cúpula de Ciudadanos, que ha cambiado de estrategia sin que los cargos ni nadie hubiéramos sido informados ni consultados. Ciudadanos representaba unos valores liberales que ya no existen. El partido ha girado su ideología 180 grados en mitad de la legislatura y ya no podemos defender lo que prometimos a los votantes desde Navarra Suma.

Hay bastantes cargos que han pedido públicamente que entregue su acta de senadora. ¿Tiene intención de hacerlo?

Ya he dejado claro que no voy a entregar el acta. Voy a continuar por responsabilidad con todas las personas que me votaron. Es verdad que he pensado y he meditado dejar el cargo, pero no lo voy a hacer porque no quiero que mi escaño sirva para apuntalar a Pedro Sánchez, ya que no nos presentamos a las elecciones con esa idea, sino con la contraria. Todo el mundo sabe que no necesito la política para vivir. Mi declaración de bienes es pública y ya se aireó bastante en su momento. Pero si renuncio al cargo, dejo tirados a todos los que me votaron y no hay motivos para dar ese paso. Me presenté con Navarra Suma y Navarra Suma sigue igual que en 2019. Con Amelia Salanueva y Alberto Catalán –los otros dos senadores de la coalición– llevo trabajando de manera coordinada desde el comienzo de la legislatura y así vamos a seguir. No va a haber ningún problema. Voy a seguir haciendo lo mismo.

Entre quienes le piden que deje el Senado está el actual coordinador de Ciudadanos en Navarra, Carlos Pérez-Nievas.

En la entrevista que publicó DIARIO DE NOTICIAS el martes, Pérez-Nievas me pedía el acto por dos motivos. En primer lugar decía que hay posiciones contrarias a mí dentro del partido y eso no es cierto. No ha habido ni una sola intervención mía en el Senado desde hace año y medio que se aleje de la línea del partido. Sin ir más lejos, el 3 de marzo tuve una reunión en la sede del partido en Madrid con Carlos Cuadrado, José María Espejo –dos de la cúpula de Ciudadanos que acaban de dejar sus responsabilidades en la dirección– y Marta Suárez. Les transmití que Pérez-Nievas pedía mi dimisión y mi acta, y su respuesta fue que estaba haciendo un trabajo buenísimo en el Senado y que consideraban que era unas de las mejores del grupo parlamentario. El resto de declaraciones de Pérez-Nievas me duelen, ya que yo fui quien le propuso a la dirección nacional en 2016, puesto que para mí era la persona idónea para defender el proyecto de Ciudadanos en Navara.

¿Qué ha pasado desde entonces para llegar a este enfrentamiento entre Pérez-Nievas y usted?

Públicamente, jamás voy a hablar mal de un compañero. Entiendo que haya quienes estén enfadados conmigo ahora. Pero quiero recordar que Ciudadanos lo construimos en Navarra un pequeño grupo de personas y lo hicimos sin apoyo de Madrid porque no teníamos cargos públicos. Y no hay que perder de vista que era difícil ser de Ciudadanos en Navarra como lo sigue siendo en la actualidad. Pero voy a tener buenas palabras para los que han sido mis compañeros de partido en Navarra. La gente de Cs es maravillosa y estoy muy orgullosa de lo que hicimos.

¿Entiende que Javier Esparza también le haya pedido que entregue su acta de senadora?

Con Javier voy a tener una reunión privada, pero voy a seguir haciendo el mismo trabajo en el Senado. Además, voy a estar en el grupo mixto con UPN.

¿Le preocupa dar la sensación de que se agarra al cargo?

–Tengo que decir que soy la única senadora electa de Ciudadanos de todo el país (el resto son senadores autonómicos elegidos por los Parlamentos). Me encantaría irme a casa. Incluso me vendría bien para mi salud. Pero no puedo renunciar por la gente que me ha votado.