TOKIO
Asier Martínez, sexto en la final de 110m vallas, ¡diploma olímpico!

Una cesta de productos agrarios, un calendario japonés o una bandera de España, algunos de los regalos que recibió el Parlamento foral el último año

Entre que ha habido menos visitas por la pandemia y que la tradición de los obsequios va perdiendo fuelle, a la Cámara sólo han llegado seis regalos en lo que va de año

05.07.2021 | 14:30
Vista del hemiciclo durante una sesión del Parlamento de Navarra

Una cesta de productos agrarios navarros, un calendario japonés o una bandera de España con nombres de víctimas de ETA. Esos son algunos de los regalos que han llegado al Parlamento de Navarra a lo largo del último año legislativo que acaba de terminar, y de los que se da cuenta en un repositorio de obsequios que la Cámara actualiza periódicamente.

Y, entre que ha habido menos visitas por culpa de la pandemia y que la tradición del obsequio va perdiendo fuelle, en lo que va de año el Parlamento ha registrado seis regalos.

Son detalles de cortesía, de poco valor económico, que generalmente entregan embajadores, asociaciones y colectivos en recepciones o reuniones y cuyo uso y disfrute, en pro de las buenas prácticas, pasa a ser público.

El primero llegó en febrero de este año: el Ayuntamiento de Pamplona envió un ejemplar del libro Pampilona urbs regia, ejemplar que pasó al fondo bibliotecario del Parlamento.

El siguiente llegó en abril, cuando a la comisión de Relaciones Ciudadanas asistió la asociación PRO Guardia Civil. Los representantes del colectivo entregaron una "bandera de España con nombres de víctimas de ETA y fechas de los atentados", obsequio que también pasó al fondo del Parlamento.

Dos días más tarde, la Red de Economía Alternativa y Solidaria, Reas Navarra, visitó el Parlamento con motivo del Día Internacional de las Luchas Campesinas. Entregó, a modo de detalle, una cesta de productos agrarios navarros, sin especificar cuáles. La Cámara la recibió y, como suele ser habitual, la derivó al comedor social París 365.

A finales de ese mes, la junta directiva de Aspace se reunió con el presidente del Parlamento, Unai Hualde. La asociación le entregó un marco con el logotipo de Aspace y una fotografía del acto por el 50 aniversario. Todo se ha colocado en un expositor de la sala de espera del Parlamento.

SOLO TRES EN 2020

La pandemia lo ha condicionado todo, por supuesto las visitas. Eso explica que en todo 2020 solo llegaran tres regalos, dos de ellos antes del confinamiento general de marzo.

El 8 de enero, el embajador de Japón envió por correo un calendario japonés que el Parlamento remitió a la biblioteca pública Yamaguchi de Pamplona, situada en el parque del mismo nombre en honor a la ciudad nipona, hermanada con la capital navarra.

El 6 de marzo, una semana antes de que comenzara toda la pesadilla, el Parlamento recibió el último regalo antes de la pandemia: una figurita del Parlamento Vasco, adonde había viajado una delegación de la Cámara foral para evaluar la administración electrónica de la CAV.

El siguiente llegó en septiembre, cuando ya se habían relajado las medidas sanitarias de la primera ola. La Liga de Asociaciones de Periodistas del Camino de Santiago entregó una figura de arcilla refractaria con logo sobre una base de pino navarro, decoración que se colocó en el expositor del Parlamento.

noticias de noticiasdenavarra