Israel afirma que "no tolerará" disparos desde Líbano

El primer ministro asegura que "hay un despertar muy importante de muchos libaneses contra Hizbulá y el involucramiento iraní"

09.08.2021 | 00:56
El primer ministro israelí, Naftali Bennett, ayer en Jerusalén. Foto: Efe

jerusalén – El primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo ayer que "Israel no tolerará disparos contra su territorio" tras el lanzamiento de 19 cohetes el viernes por parte del grupo chií libanés Hizbulá, al que el Ejército israelí respondió con bombardeos de artillería. "Líbano y su Ejército deben asumir la responsabilidad de lo que está sucediendo en su patio trasero".

Además, apuntó que "hay un despertar muy importante de muchos libaneses contra Hizbulá y el involucramiento iraní en el país. Incluso durante la severa crisis económica y política en el Líbano, Irán y Hizbulá están enredando a los ciudadanos del Líbano en un frente contra Israel".

Estas declaraciones llegaron dos días después de un intercambio de fuego entre Israel y Hizbulá, cuyos disparos de cohetes fueron los primeros revindicados por la milicia desde la última guerra, en 2006.

Estas hostilidades siguieron a una serie de ataques entre milicias en Líbano y el Ejército israelí en los días previos, que comenzaron con el lanzamiento de tres cohetes desde territorio libanés y que fueron respondidos con tres rondas de artillería y un bombardeo aéreo. Ese ataque israelí contra objetivos en el sur del país árabe también fue el primero desde 2006.

Si bien ningún grupo u organización se adjudicó esos cohetes lanzados el miércoles, oficiales israelíes los atribuyeron a milicias palestinas en el sur del Líbano aunque admitieron que seguramente ocurrió con la connivencia de Hizbulá, aliado de Irán, el principal enemigo de Israel en la región.

"Es menos importante para nosotros si fue una organización palestina la que estuvo involucrada o si eran disidentes o independientes", señaló Bennett, e insistió en que Israel responderá a cualquier lanzamiento contra su territorio.

Si bien este repunte de tensión fue el primero de esta magnitud en años, tanto autoridades libanesas como israelíes mostraron el viernes contención, y el propio secretario general de Hizbulá, Hasan Nasralá, agregó ayer que la milicia no busca una guerra, aunque advirtió que están preparados para ella y que vencerían.

noticias de noticiasdenavarra