EH Bildu dice que sus propuestas al Plan de Convivencia buscan "subsanar carencias"

Reconoce aspectos "positivos" y ciertos "avances" en el plan propuesto por el Gobierno foral

09.03.2022 | 12:20
Bakartxo Ruiz, portavoz de la formación en el Parlamento foral

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Navarra, Bakartxo Ruiz, ha asegurado que las 23 propuestas presentadas por la coalición al Plan de Convivencia de Navarra no buscan "configurar un relato" sino "subsanar carencias" y hacer "aportaciones en constructivo", a diferencia de lo que a su juicio hace Navarra Suma, que "ha expresado una intención de condicionar el debate" haciendo propuestas "a modo de chantaje", como es la condena expresa a la violencia de ETA.

Así lo ha afirmado este miércoles en rueda de prensa la portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Navarra, Bakartxo Ruiz, que ha comparecido para dar a conocer las propuestas de resolución de su grupo al Plan de Convivencia.

Concretamente, el reconocimiento de los casos de tortura o la gestión de la política pentenciaria son algunos de las 23 propuestas de resolución presentadas por EH Bildu al plan con el objetivo de "hacer una aportación en constructivo, mejorar el texto, subsanar carencias y completar aspectos" que a juicio de la coalición deben ser recogidos en dicho plan.

En este sentido, ha indicado que hay "aspectos claramente mejorables", como la "falta de profundidad y la superficialidad tanto en el diagnóstico de situación y en algunas medidas en ámbitos como la multiculturalidad, las desigualdades sociales, o la política lingüística".

También ha destacado que "hay elementos que son indispensables para hacer un diagnóstico real y para hacer propuestas en constructivo y no se citan o se citan muy superficialmente, de forma parcial y poco inclusiva". "Es evidente que, cuando se habla de víctimas, se cita las de diferentes violencias, pero hay una cuestión que es clave, y es la desigualdad existente en la implementación y ejecución de los derechos de cualquier víctima: el derecho a la justicia, a la verdad, al reconocimiento oficial", ha explicado.

En este sentido, ha asegurado que "es evidente que más allá de que las víctimas de ETA tengan un estatus que a la mayoría ha permitido acceder a esos derechos, las víctimas generadas por la violencia de Estado, tortura o grupos de extrema derecha, a día de hoy siguen bajo un manto de impunidad, sin tener acceso a la verdad, sin reconocimiento oficial ni acceso a la justicia". Por ello, ha calificado de "llamativo y poco entendible" que "a lo largo de todo el texto ni siquiera se cite la realidad de la tortura".

Por otro lado, Ruiz ha remarcado que "tampoco se cita la política penitenciaria". "A decenas de presos y presas navarros se les ha aplicado una legislación excepcional, y una vez que este debate ya está encima de la mesa porque la CAV ha asumido la gestión de la política penitenciaria, habría que apuntar, al menos, a esa posibilidad, a la de poder gestionar la política penitenciaria para poder aplicar la legislación ordinaria y garantizar el derecho al arraigo de todos los presos navarros", ha añadido.

En otro orden de cosas, también ha mostrado su "desacuerdo" con algunas acciones que se plantean en el propio plan, como la colaboración planteada con el Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria. "No compartimos esa colaboración, y eso no lo dice exclusivamente EH Bildu, sino también otros sectores sociales y asociaciones de víctimas, que plantean que el enfoque que se ha dado a este memorial es sesgado, poco inclusivo y no nos parece adecuada esa colaboración", ha explicado.

Por último ha mostrado su "preocupación" ante "la redacción que se da a la colaboración con los ayuntamientos para que en los espacios públicos no se enaltezca la violencia, no se generen discursos de odio". Tras mostrarse "absolutamente de acuerdo" en que en los espacios públicos no se permita discursos de odio, ha matizado que "la ambigüedad de la redacción", podría "llevar a entender a algunos que las reivindicaciones legítimas por los derechos de los presos y presas entrarían dentro de esa clasificación".

EL "CHANTAJE" DE NAVARRA SUMA

Ruiz, que ha apostado por un debate "sosegado y confrontar ideas" en sede parlamentaria, ha señalado que "todo apunta a que no va a ser así". "Creo que Navarra Suma dejó clara su posición, ha expresado una intención de condicionar el debate, utilizarlo para sus propios intereses políticos, usarlo como arma arrojadiza, haciendo propuestas a modo de chantaje", ha afirmado, tras considerar que Navarra Suma, que aseguró que no apoyaría el plan si no incluía una condena "expresa" al terrorismo de ETA, "no trata de hacer aportaciones en constructivo al plan, ni a la convivencia, sino condicionar la situación política".

Además, ha considerado que "en un momento en que parece que están al borde de una escisión", intentan "tapar sus propias miserias y focalizar su acción política en el mismo comodín de siempre, intentando desviar la atención".

A su juicio, Navarra Suma intenta "hacer ver que es un plan exclusivamente de memoria o de víctimas", lo cual es una visión "absolutamente reduccionista". "Si este plan tiene alguna virtualidad, es precisamente entender la convivencia como un elemento trasversal que afecta a todas las políticas", ha añadido.

En respuesta a los periodistas sobre la condena expresa de ETA que solicita Navarra Suma, Ruiz ha señalado que este "es un tema recurrente" y que Navarra Suma "intenta plantear un chantaje" y "seguir cuestionando la posición de EH Bildu ante la violencia". "Hay un rechazo claro de todo tipo de violencia, también la de ETA", ha garantizado Ruiz, que ha añadido que "si hay un sector político que ha hecho un reconocimiento, que ha intentado mostrar empatía con las víctimas, también con las de ETA, desde luego ha sido EH Bildu". Por ello, ha asegurado que no van a "entrar en el juego" de Navarra Suma.

Respecto a la postura del Gobierno de Navarra, ha respondido que "ya veremos lo que da el debate". "Sabemos de la dificultad para la aprobación de algunas de las propuestas que hemos hecho, pero en todo caso son aportaciones que entendemos estamos obligados a hacer, nuestro objetivo, desde luego, no es configurar un relato sino completar y subsanar carencias que a nuestro juicio son evidentes", ha afirmado.

ASPECTOS "POSITIVOS" Y "AVANCES"

Sin embargo, también ha reconocido que hay aspectos "positivos" y ciertos "avances" en el plan. Tras valorar el trabajo realizado por el Ejecutivo foral, ha reconocido "la complejidad que tiene este proceso" ya que "no es fácil sintetizar y aglutinar esos cientos de propuestas" planteadas por los diferentes grupos, que son "diferentes y en algunos ámbitos son, hasta cierto punto, contrapuestas".

También ha valorado la concepción de la convivencia desde un punto de vista "transversal", una concepción a su juicio "amplia y multifactorial". "Más allá de que algunos pretendan reducirlo a un plan de memoria o de víctimas, abarca todos los ámbitos que creemos que tiene que abarcar un plan de convivencia y entendemos que también debería ser un paraguas para las políticas públicas que tienen que ver con la convivencia", ha indicado. 

noticias de noticiasdenavarra