La Fiscalía da validez al relato del agente en el juicio contra la feminista detenida el 8-M de 2021 en Pamplona

Mantiene la petición de 15 meses por una patada que no denunció el policía foral

09.04.2022 | 00:21
Ainhoa Larumbe Biurrun, la feminista detenida violentamiente el 8-M de 2021, a punto de entrar al juzgado.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona ha dejado visto para sentencia el juicio contra Ainhoa Larumbe Biurrun, la feminista de 48 años que fue violentamente detenida por la Policía Foral durante el 8-M de 2021 por, supuestamente, haber propinado una patada a un agente. El Ministerio Fiscal pidió para ella 15 meses de prisión por atentado contra la autoridad, petición que se mantuvo ayer y que es la única, ya que el propio policía –que ayer declaró como testigo– no denunció a Larumbe Biurrun pese a que sí la relaciona con la agresión, que no queda totalmente atribuida en el vídeo que se presentó como prueba. La feminista negó los hechos, pero la Fiscalía ha dado credibilidad al testimonio del policía y ahora todo está en manos del juez.






El juicio se ha celebrado un año después de los hechos, que son meteóricos. A las 12.13 horas del 8 de marzo de 2021, Larumbe Biurrun se dirigía a trabajar cuando vio una protesta feminista frente al Parlamento de Navarra. Se unió. De pronto, comenzó un barullo que le pilló de por medio y llegó un furgón de la Policía Foral. Muchos vídeos han mostrado lo que ocurrió: en el tumulto, Larumbe Biurrun tiene los brazos levantados y varios agentes se le echan encima para detenerla. ¿La razón? Que uno de los policías autonómicos la identificó como la persona que unos instantes antes le arreó una patada.

La detención, que se produce dos minutos después de la llegada de Larumbe a la concentración, le provocó lesiones cervicales y en el hombro por las que tuvo que estar de baja más de un mes.

concentración previa La vista estuvo precedida de una multitudinaria concentración en la explanada de la Audiencia, en la que decenas de personas, muchas del movimiento feminista, arroparon a la acusada. En la vista se practicaron varias pruebas: la testifical del agente y el visionado del vídeo aportado por la Policía Foral.

El agente, que declaró como testigo ya que no ha presentado denuncia por los hechos, señala a la acusada como quien le pegó una patada. El golpe no le provocó lesiones, dijo, pero sí que se tuvo que coger la baja porque a la hora de detenerla se tropezó con algo y se hizo daño. El vídeo es de una de las cámaras del Parlamento. De la supuesta patada a la detención van dos minutos. En el vídeo se ve un barullo en el que Larumbe Biurrun reconoce estar, y se ve que el agente da como una especie de paso hacia atrás.

Por parte de la defensa declararon dos mujeres que estaban allí y que no vieron que se propinara ninguna patada y uno de los cámaras de televisión que grabó las imágenes, y que aseguró que forman parte de una única toma que no fue manipulada.

En su intervención, el Ministerio Fiscal no analizó el vídeo pero sí dio credibilidad al testimonio del agente, por lo que mantuvo la petición que ahora tendrá que dirimir el juzgado.

en corto

15

meses de prisión. Es lo que pide la Fiscalía contra Ainhoa Larumbe Biurrun por un supuesto delito de atentado contra la autoridad. El Ministerio Público da validez al relato de un agente de Policía Foral que dijo haber recibido una patada por parte de la feminista.

Sin lesiones por la patada. El agente reconoció no haber sufrido lesiones a consecuencia de la patada. Sí que tuvo que cogerse la baja porque al detener a Larumbe Biurrun se tropezó y se hizo daño. El agente no ha denunciado a la acusada –solo lo ha hecho la Fiscalía– y declaró como testigo.

noticias de noticiasdenavarra