El Gobierno de Navarra defiende su gestión ante los alcaldes

Chivite y Aierdi han mantenido encuentros comarcales para conocer las necesidades y presentar las inversiones La mejora de la atención primera y del transporte, demandas prioritarias

21.04.2022 | 01:35
La presidenta María Chivite y el vicepresidente José Mari Aierdi, ayer durante su reunión con cargos municipales de la comarca de Pamplona.

Pamplona – El Gobierno de Navarra cerró ayer su ronda de reuniones por comarcas con los representantes municipales de las diferentes localidades navarras. El último encuentro tuvo lugar en la propia sede del Gobierno, donde la presidenta María Chivite puso en valor la actuación del Ejecutivo foral en este último año y destacó las inversiones previstas para la capital y su comarca en los próximos meses. Entre otras cuestiones, Chivite anunció un nuevo centro de FP para el curso 2025-2026 y la contratación de 40 nuevos profesionales en atención primaria.

La dinámica fue muy similar a las que previamente ha mantenido en otras zonas de Navarra, y en las que también han participado el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José Mari Aierdi, y el director general de Administración Local, Jesús María Rodríguez. Desde febrero distintos miembros del Ejecutivo foral se han reunido con regidores de Ribera alta, Ribera, zona media, Tierra Estella, Sangüesa, Sakana y Baztan. Encuentros de carácter cordial que partían con un doble objetivo. De entrada, presentar los Presupuestos de este año, las inversiones previstas y los hitos políticos más relevantes en cada zona. Pero también escuchar a alcaldes y alcaldesas acerca de sus inquietudes y problemas. En total, el Gobierno se ha reunido con 168 representantes municipales en siete encuentros diferentes.

En las reuniones sin embargo no han participado los principales representantes municipales de Navarra Suma, Enrique Maya y Alejandro Toquero, enfrentados con el Gobierno de Navarra por la nueva financiación local. Un sistema que ha dejado a Pamplona sin la carta de Capitalidad, que finalmente tampoco tendrá Tudela, y que la derecha ha aprovechado para hacer oposición al Ejecutivo de Chivite.

El tono en cualquier caso ha sido cordial, según señalan desde el propio Gobierno, que han visto necesidades comunes más relacionadas con el tamaño de cada municipio que con el color político. El problema de la despoblación, la mejora del transporte, la situación de la atención primaria o la necesidad de mejorar algunas infraestructuras educativas han sido las principales demandas del ámbito municipal.

El Ejecutivo ha aprovechado además para exponer sus principales proyectos para el futuro, en especial las inversiones previstas para el ámbito local. Muchas están ya recogidas en los presupuestos de este año, pero los encuentros han servido también para que Chivite diera cuenta de algunas iniciativas novedosas, aunque en algunos casos con perspectiva de medio plazo que no se concretarán hasta la próxima legislatura. Apuestas importantes en algunos casos que el Ejecutivo se ha comprometido a llevar a cabo ante buena parte de la representación municipal. Una escucha activa de la que ha querido hacer bandera, pero que ahora deberá llevar de las buenas palabras a los hechos más allá de las dificultades económicas y presupuestarias que pueda generar la guerra en Ucrania.

Ha sido la tercera ronda municipal del Gobierno, menos centrada en la gestión de la pandemia que las dos anteriores, y más enfocada al nuevo escenario económico abierto con el final de las restricciones y la incertidumbre económica. En esta ocasión además el vicepresidente Aierdi ha estado presente en todos los encuentros junto con Chivite en una apuesta por visibilizar mejor la coalición de Gobierno y, en especial, la colaboración entre el PSN y Geroa Bai, que en las últimas semanas han mostrado discrepancias importantes en el Parlamento. Una apuesta doble por la cohesión territorial y por la cohesión interna que el Ejecutivo foral quiere priorizar en lo que resta de legislatura.

Nueva moratoria

Límites a las macrogranjas

Prórroga. PSN, Geroa Bai y Podemos han registrado una proposición de ley para prorrogar la moratoria de macrogranjas de vacuno en Navarra. La norma tiene como objetivo mantener la actual limitación de capacidad de las explotaciones ganaderas de vacuno en 1.250 UGM (unidad ganadera mayor) hasta el 30 de mayo de 2023. La media iba incorporada en la ley de sanidad animal, pero fue rechazada por el Parlamento. "Desde la legislatura anterior llevamos trabajando para blindar el territorio frente al modelo de las macrogranjas, convirtiendo a la Comunidad Foral en pionera en el Estado a la hora de limitar el tamaño de las explotaciones ganaderas, y en ese camino en defensa de la ganadería sostenible vamos a seguir trabajando", argumentó ayer Pablo Azcona (Geroa Bai), que consideró que "el modelo de macrogranjas no ayuda a cohesionar el territorio y tiene graves consecuencias socioeconómicas, graves consecuencias en el sector y en el medio ambiente, y graves consecuencias de sanidad animal".

GIRA MUNICIPAL

168

La tercera edición de la Conferencia de Diálogo con las entidades locales ha reunido a los miembros del Gobierno con 168 representantes municipales en siete encuentros: Sangüesa (4 de marzo); en Estella-Lizarra (8 de marzo); Tudela (22 de marzo); Tafalla (28 de marzo); Irurtzun (4 de abril); Bertiz (11 de abril) y Pamplona (20 de abril).

Tercera edición. Ha sido la tercera ronda municipal organizada por el Gobierno, y ha contado con la presencia de la presidenta María Chivite y del vicepresidente José Mari Aierdi, que han estado acompañados de forma puntual por otros consejeros.

Planteamiento. El objetivo del Gobierno ha sido presentar los Presupuestos de este año, las inversiones previstas y los hitos más relevantes en cada zona y escuchar a los regidores acerca de sus inquietudes y problemas.

noticias de noticiasdenavarra