Sartaguda recuerda a los fusilados en 1936 y homenajea a los impulsores de las primeras exhumaciones

El acto estuvo respaldado por más de 500 familiares de víctimas navarras

Barkos destaca su compromiso con la “Justicia” y la “reparación”

07.02.2020 | 07:02
Paolo Albanese, alcalde de Sartaguda, realiza la ofrenda floral frente al muro de recuerdo a los más de 3.000 asesinados en Navarra.

sartaguda - El Parque de la Memoria de Sartaguda fue escenario ayer de un acto de recuerdo y homenaje a las víctimas navarras del golpe militar de 1936 y a las personas promotoras de las primeras exhumaciones a finales de los años setenta. En el acto participaron más de 500 familiares de fusilados que recibieron el reconocimiento del Gobierno de Navarra y la reparación de su memoria.

La ceremonia contó con una amplia representación institucional entre las que figuraba la presidenta de Navarra, Uxue Barkos; la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez; la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo; la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera; y el alcalde de Sartaguda, Paolo Albanese, además de varios representantes de asociaciones memorialistas y de diversas localidades navarras. Asimismo, hubo presencia de todos los partidos presentes en la Cámara foral a excepción del PPN que ayer no acudió al Parque de la Memoria de Sartaguda.

Allí, tras el ondeo de la bandera de la Comunidad Foral y la interpretación del Himno de Navarra, Uxue Barkos resaltó el compromiso de su Ejecutivo desde 2015 en la tarea de reconocimiento y reparación de la violencia padecida por todas aquellas personas y sus familiares. "Las políticas del cambio se han plasmado en diferentes ámbitos, y el trabajo en Memoria Histórica ha sido, sin lugar a dudas, uno de ellos", destacó la presidenta, que sostuvo que Navarra "no podía esperar más a que su Gobierno asumiera la responsabilidad que le corresponde en el trabajo de reconocimiento y reparación de todas aquellas familias que tanto sufrieron la injusticia de la violencia. La memoria ha sido una de las piedras angulares de nuestra labor".

En este sentido, subrayó que el reconocimiento de la violencia sufrida "era una deuda institucional a la que se debió dar respuesta hace mucho tiempo", pero que ha tenido que ser ahora "cuando ha llegado. Reconocer y recordar lo que ocurrió en nuestra tierra es reparador para las familia en un plano individual, pero también lo es, sin lugar a dudas, para toda la sociedad navarra en su conjunto", apuntó Barkos, que añadió que, además, "reconocer y recordar lo que ocurrió es justo".

Por otra parte, la presidenta del Ejecutivo foral también quiso reconocer a todas aquellas personas que entre 19787 y 1980, en cerca de 40 pueblos navarros, principalmente de la Ribera, "tomaron la iniciativa de la sociedad civil y, sin apoyo institucional, impulsaron las llamadas exhumaciones tempranas. Desde el Gobierno queremos agradeceros a quienes hicisteis posible que ahora hace 40 años se acometieran aquellas exhumaciones que tanto han representado para muchas familias", afirmó.

"referentes de hace 40 y 82 años" Quien también tuvo palabras de agradecimiento para los familiares de las víctimas fue el alcalde de Sartaguda, Paolo Albanese, por sus "constantes visitas" al Parque de la Memoria. "Vosotros sois quienes dais vida a este espacio", destacó, y recordó cómo hace 82 les arrebataron a sus seres queridos, siendo Sartaguda una de las localidades con más represaliados de Navarra, por lo que se le conocía como el pueblo de las viudas.

"Más que enterrar sus cuerpos, lo que hicieron fue plantar semillas, y sus brotes fueron los hijos que hace 40 años fueron referentes en la recuperación de los restos de los referentes asesinados hace 82 ", subrayó Albanese.

Como clausura del homenaje, el dantzari de Sartaguda Víctor Macua interpretó un aurresku, frente al muro donde se recogen los nombres de los más de 3.000 asesinados en Navarra, tras el que vino una ofrenda floral.

ausencia

El PP da la espalda a las víctimas

El único. El PPN fue el único partido político con representación en el Parlamento foral que no acudió ayer al homenaje de recuerdo a las víctimas navarras del golpe militar de 1936. No obstante, el resto de grupos (UPN, Geroa Bai, EH Bildu, PSN, Podemos e I-E) sí que estuvieron representados en el acto. Sin embargo, la presencia del presidente de los regionalistas, Javier Esparza, no pasó desapercibida ya que fue increpado y silbado por un pequeño grupo de asistentes cuando realizaba la ofrenda floral. En este sentido, cabe recordar que UPN se abstuvo el viernes, junto a PP y Ciudadanos, en la votación para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos. Además, hace dos años, los regionalistas y el PPN votaron en contra de que se efectuase la exhumación de los restos mortales de Mola y Sanjurjo del Monumento a los Caídos.