Proteger los ojos de la nieve

Consejos Durante el invierno, y en especial en la práctica de deportes al aire libre, debemos adoptar unos sencillos cuidados oculares

08.02.2020 | 16:18
Con frío, también debemos tomar precauciones con la vista. cedida

Diario de Noticias

Llega el invierno y, con él, la tan deseada temporada de esquí. Los ojos deben protegerse correctamente ya que las lesiones oculares derivadas de la práctica de deportes de invierno pueden ser causa de lesiones como conjuntivitis, queratitis o daños en la retina, llegando incluso a provocar la "ceguera de invierno" (queratitis solar).

La "ceguera de invierno" es debida, en su mayor parte, a la radiación UV, a los cambios atmosféricos y a la suspensión de partículas en el aire como microcristales de hielo. Suele afectar a los dos ojos y se pone de manifiesto en las primeras doce horas tras la exposición solar. Sus síntomas son los siguientes:

- Dolor intenso entre las cuatro y seis horas posteriores a la exposición a los rayos UV.

- Sensación de cuerpos extraños o de arenilla en los ojos.

- Lagrimeo.

- Intolerancia anormal a la luz.

- Ojos enrojecidos.

- Disminución de la agudeza visual.

Se estima que una exposición a la radiación UV de tan solo dos horas es suficiente para causar una queratitis solar.

¿Cómo debo proteger mis ojos en la nieve?

Para una correcta protección de los ojos se recomienda el uso de gafas de sol de categoría cuatro y unas gafas adecuadas para usos extremos como esquí y otros deportes de invierno.

Dentro de la Unión Europea es importante exigir que las gafas exhiban la marca CE puesto que es garantía de que se ajustan a la normativa vigente. También es relevante que la gafa cuente con protección lateral así como que su material de fabricación sea resistente a impactos.

Ojo seco debido a bajas temperaturas.

Las temperaturas bajas y el viento helador provocan que la superficie ocular se seque. Como prevención a la sequedad ocular se recomienda:

- Uso de gafas solares protectoras.

- Uso frecuente de lágrimas artificiales con ácido hialurónico de alto peso molecular para hidratar y evitar daños oculares superficiales. Al tratarse de moléculas de alto peso se consigue una mayor permanencia en el ojo.

Unos sencillos hábitos de cuidado pueden evitar importantes daños o lesiones en nuestros ojos. Proteja sus ojos de las agresiones externas.