A caballo, por la seguridad

Agentes montados de la Guardia Civil han integrado el operativo policial de las Javieradas por primera vez este año

09.02.2020 | 00:58
Un agente del Escuadrón de Caballería, en el camino.

Los peregrinos que este año han peregrinado a Javier han estado acompañados, por primera vez, por agentes de la Guardia Civil montados a caballo: una veintena de integrantes del Escuadrón de Caballería que se han integrado en el dispositivo especial de seguridad desplegado con motivo de las Javieradas. La unidad, que también es habitual en el Camino de Santiago, ha tenido entre sus cometidos específicos el auxilio, protección de la seguridad ciudadana y prevención de la delincuencia en el área afectada de Javier y en las rutas seguidas por los peregrinos y asistentes, "todo ello de una manera mucho más respetuosa con el medio ambiente", aseguran desde el Instituto Armado.

El Escuadrón de Caballería, con base en Valdemoro (Madrid) y creado en 1958, cuenta con 115 efectivos. Se trata de una "unidad montada especialmente preparada, con capacidad para acceder a determinados lugares, tanto en el medio natural como en zonas urbanas que poseen una configuración complicada para el acceso en vehículos motorizados". Los pilares sobre los que se asienta su actividad son "el orden público, el control de masas, la vigilancia en espacios naturales protegidos y la protección y seguridad en instalaciones y personalidades", destacan las mismas fuentes.

El grueso de las actuaciones de los agentes que han sido desplegados en las Javieradas tiene que ver "con la concentración de grandes masas de público tanto en eventos, competiciones deportivas o festivales, como en entornos naturales como son las Romerías, el Camino de Santiago o las lagunas de Ruidera, entre otros", señalan desde la Guardia Civil.

El Escuadrón de Caballería dispone de 150 caballos y 17 camiones con capacidad de seis equinos por camión, con los que realizar desplazamientos a toda la península. Además, cuenta con un escalón veterinario, un departamento de herrería y guarnicionería, un taller de vehículos, dos picaderos descubiertos, un picadero cubierto de reciente construcción, dos norias para ejercitar a los caballos cuando no se pueden montar y cinco cuadras.

Los agentes a caballo han sido una pieza más en el dispositivo de seguridad de la Guardia Civil para estas Javieradas, a cuyo mando ha estado el responsable de la 3ª compañía del GAR, encargado de coordinar y dirigir la actividad del dispositivo con el resto de unidades (USECIC, Seprona, Agrupación de Tráfico, Servicio Cinológico, Servicio de Información y patrullas territoriales de Seguridad Ciudadana de los Puestos, resto de cuerpos policiales y equipos de protección civil y emergencias, a través de un Puesto de Mando Avanzado, próximo al Castillo.

Dado el carácter lúdico religioso de gran repercusión mediática de las Javieradas, y con nivel 4 actual de alerta terrorista activado, resaltan desde la Guardia Civil, el GAR se ha encargado de cubrir la seguridad de la celebración los días 9, 10 y 16 de marzo. Esta unidad, que lidera distintos proyectos europeos, tanto de formación de unidades antiterroristas en el norte de África, la zona del Sahel y Oriente Medio, ha participado en las Javieradas con dos equipos de despliegue rápido, que cuentan con tiradores de precisión y motos todoterreno. - J.M.S.

los protagonistas

El Escuadrón de Caballería. Una veintena de integrantes de esta unidad montada, que cuenta con 115 efectivos y tienen base en Valdemoro (Madrid), se ha encargado de desplegarse en el dispositivo de las Javieradas de este año como seguridad.