Parada de repostaje

La asociación ASvONa articula desde hace 29 años un puesto de avituallamiento gratuito En la Venta de Judas

09.02.2020 | 00:58
Zumos, agua y bocadillos ayudaron a los peregrinos a reponer fuerzas durante la mañana.

Elena Alcaz coge apresuradamente varias lonchas de queso y las coloca en una barra de pan con mimo. En total, 170 hogazas sirvieron ayer de combustible para los miles de peregrinos que se dirigían a Javier. "Y de cada barra salen 5 bocadillos, imagínate", detalla Elena con una sonrisa. Es la presidenta de la Asociación de Voluntarios Olímpicos de Navarra (Asvona), que lleva 29 años instalando un puesto de avituallamiento gratuito en la Venta de Judas.

Son las diez y media de la mañana y Elena no tiene tiempo que perder. Zumos, agua, barritas energéticas, gominolas... Cientos de caminantes aguardan en el espacio que Asvona lleva preparando desde enero para hacer más fácil y cómodo este alto en el camino.

"Buscamos contar con un poco de todo para que la gente pueda tener un aporte de energía", comenta la presidenta, que hace énfasis en aporte: "No es un sitio para venir a comer".

Aunque reconoce que sin los 36 voluntarios que participan en las dos Javieradas el trabajo sería imposible, Elena asevera que el mayor agradecimiento deben llevárselo las empresas que colaboran. "Si ellas no respondiesen no podríamos hacer esto, porque además de nuestra voluntad, hace falta materia prima".

Empatía y trabajo en equipo son los ingredientes que hacen posible esta iniciativa. Los voluntarios no piden mucho a cambio: una sonrisa de agradecimiento y que cada caminante sea responsable de los residuos que genera, haciendo uso de los contenedores instalados.

Gustavo Alcalde, de la asociación, añade que la respuesta de la gente es muy positiva aunque algunas exigencias empañan este buen clima: "No se puede reclamar algo a un grupo de personas que se organiza de manera altruista". - C.J.G.