El Sindicato Médico sobre la huelga médica

09.02.2020 | 02:00

Como no hay peor mentira que una verdad a medias, sobre todo si está claramente intencionada para desinformar a la población, vamos a ir matizando algunos de los últimos comentarios vertidos por los representantes del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

Lo primero que tenemos que hacer es centrar de nuevo la mirada en el conjunto de las reivindicaciones de los médicos. Salud está haciendo un esfuerzo propagandístico para transmitir la idea de que a los médicos solo nos interesa el dinero. Convencer a la opinión pública es capital. En puertas de unas elecciones el Gobierno de Navarra no puede permitirse aparecer como un mal gestor, dilapidador de recursos, carente de iniciativa y de ideas, que es la triste realidad. Los médicos queremos recuperar las retribuciones que nos quitaron, ¡es lo justo! Pero además queremos tiempo para los pacientes, medios adecuados, mejoras laborales, protección frente a la sobrecarga y recuperación del liderazgo. Pero si quieren hablar de dinero esta vez, ¡lo haremos!

En la respuesta del Departamento de Salud a las propuestas planteadas por el Sindicato Médico, se argumenta que son inasumibles por su alto costo y se nos tacha de insolidarios. Hay que recordar que con nuestras reivindicaciones tan sólo pretendemos equipararnos a los profesionales de nuestro mismo nivel de las comunidades vecinas, como por ejemplo el País Vasco, y en ellas no se incluye ninguna medida que no esté reconocida para los facultativos de otras autonomías. No queremos un trato de favor respecto a los demás, pero tampoco peor.

Dicen que nuestras propuestas supondrían un coste de unos 20 millones de euros, estos datos ratifican el considerable ahorro que le ha supuesto a las arcas del Gobierno de Navarra el importante recorte de las retribuciones a los médicos durante estos años. Nosotros somos conscientes, porque lo hemos sufrido directamente, pero ellos parece que se dan cuenta ahora. Además se permiten tacharnos de "insolidarios", cuando hemos sido, con mucha diferencia, el colectivo al que mayor esfuerzo económico le han supuesto los recortes de la crisis, debido a la pérdida del 7% de nuestras retribuciones desde 2010, mientras que por ejemplo a otros estamentos sanitarios sólo les ha supuesto pérdidas del 1% o del 0,2% (nivel D y E). Estos estamentos además, recibirán la totalidad de los 11 millones de euros de los fondos adicionales, en una nueva actuación sectaria e injusta de este Gobierno. Aunque el presupuesto de Sanidad haya sido excepcionalmente elevado en esta legislatura, el Departamento de Presidencia nunca encuentra momento para devolver a los médicos lo que se les debe.

Siguiendo en la misma línea de desinformación, en unas declaraciones previas del gerente de Salud, señor Moracho, también se afirmaba que a los médicos "se les ha subido el sueldo un 6%". Evidentemente, quien lea esto pensará que de qué se pueden quejar los médicos con este aumento considerable de sus retribuciones. Como ya hemos repetido antes, esta subida del 6% no es exclusiva de los médicos, sino que se ha realizado a todos los funcionarios del Gobierno de Navarra y se corresponde con la recuperación parcial de los recortes por la crisis, más la subida del IPC de los últimos 2 años. Lo que se le "olvida" decir al señor Moracho, y de ahí lo de la media verdad, es que previamente, en el año 2010, a los médicos se les rebajó el sueldo casi un 7%, por lo que la aparente "subida de sueldo" significa que todavía tenemos unos ingresos un 1% por debajo de los de 2010. A quienes sí les ha supuesto una subida de sueldo real de casi un 6% es a los niveles D y E que fueron los menos perjudicados por los recortes, pero a ellos, en su momento, nadie les calificó de "insolidarios". Evidentemente, este es uno de los motivos por los que los médicos estamos solos en esta huelga (salvo el apoyo del Sindicato Afapna, que agradecemos en todo su valor).

Desde Salud se sigue insistiendo también en el "escaso impacto de la Huelga". Si de verdad fuera real el apoyo a la Huelga de aproximadamente un 10% que afirman desde el Departamento de Salud, ¿cómo podría explicarse la continua aparición de cartas o comentarios de apoyo a la Huelga de distintos compañeros de forma individual, o de forma colectiva como las aparecidas recientemente por parte del Servicio de Digestivo, Servicio de Urgencias del CHN y de Centros de Salud de Tudela, Barañáin, Sangüesa? Dicen que el seguimiento de la huelga está disminuyendo notablemente y es testimonial, y sin embargo admiten que el número de consultas e intervenciones suspendidas sigue siendo similar a los de las primeras jornadas de paro.

Finalmente se achaca al Sindicato Médico que la huelga médica "altera algunas de las medidas que tenían planificadas para mejorar la asistencia?". Es muy triste pensar que después de 4 años de gobierno, no se hayan podido abordar todas estas medidas, que ahora prometen, justo hasta este momento, a solo dos meses de finalizar la legislatura. En otras comunidades autónomas ya hace tiempo que se han ido desarrollando muchas de esas mejoras con o sin medidas de presión por parte de los facultativos. En anteriores declaraciones, el señor Moracho también afirma que Salud no está negociando, sino que solamente están conversando. Entonces, ¿cómo puede criticar al Sindicato Médico de que cierra la negociación, si reconoce que ellos mismos no negocian sino que sólo conversan? ¿No será que quieren mantener un difícil equilibrio para dar una imagen de diálogo, pero a la vez garantizar que cualquier acuerdo pase por la Mesa General de la Función Pública, donde los sindicatos afines a sus intereses políticos puedan seguir manteniendo el control, como han hecho a lo largo de esta legislatura?

Por tanto, en contra de los intentos de "desinformación", queremos dejar claro que el problema de la profesión médica en Navarra existe y es real, y el apoyo del colectivo médico es mayoritario. Tenemos muy claro que con la dificultad que nos supone a los médicos movilizarnos para realizar una Huelga, principalmente por la repercusión que tiene en la atención de los pacientes, no vamos a rendirnos hasta conseguir que se tengan en cuenta todas nuestras justas reivindicaciones y seguiremos intentando informar con rigor a la sociedad, para evitar que se dañe nuestra imagen.Los autores escriben en representación de la Comisión Ejecutiva del Sindicato Médico de Navarra

Lo último Lo más leído