‘Sexting’ y otros usos dañinos de internet

Civican presenta mañana un libro que ayuda a identificar y prevenir prácticas de índole sexual en las redes sociales

09.02.2020 | 03:25
Estudiantes se preparan para realizar la Selectividad.

¿han oído alguna vez hablar de sexting, grooming o sextorsión? Quizá les suene a chino pero estas prácticas están cada vez más extendidas entre los adolescentes y es importante saber de qué se tratan para poder identificar y prevenirlas. Las psicólogas Montserrat Peris Hernández y Carmen Maganto Mateo son las autoras del libro Sexting, sextorsión y grooming: identificación y prevención, que se presenta mañana a las 19 horas en Civican. Esta publicación presenta un marco teórico del tema y permite generar recursos para educar en el uso saludable de las redes sociales e internet.

El libro Sexting, sextorsión y grooming, tal y como explican desde Fundación Xilema, encargada la ponencia, fundamenta la realidad sumergida y poco evidente en muchos casos en la que se dibuja el uso que el adolescente realiza de las redes sociales. Existe un gran desconocimiento sobre los riesgos de carácter sexual a los que están expuestos los adolescentes y jóvenes cuando usan las redes sociales. De ahí la necesidad de materiales como este libro, que permiten evaluar esa realidad con el objetivo de conocerlos y generar recursos para educar en el uso saludable de los medios sociales.

Esta obra surge como respuesta a las nuevas necesidades en adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes, y ofrecen una aportación teórico-práctica a los psicólogos clínicos infantojuveniles. La información publicada con respecto a estas prácticas, con validez científica, es escasa e incipiente. Pero algunos estudios alertan de que el 40% de las adolescentes de Europa de entre 14 y 15 años no ve problema en realizarse fotos con contenido sexual y 1 de cada 6 menores se las haría completamente desnuda.

¿En qué consisten estas prácticas? El sexting consiste en enviar mensajes, fotografías o vídeos de carácter sexual a través de internet, siendo la mensajería instantánea y las redes sociales los canales más utilizados.

La sextorsión se trata de chantaje sexual. El extorsionador chantajea a la víctima con contenido privado del usuario, normalmente fotos o vídeos sexualmente explícitos. Este contenido puede ser conseguido mediante el hackeo de aparatos tecnológicos, el sexting o el grooming.

Por último, el grooming son una serie de acciones y estrategias que lleva a cabo un adulto para ganarse la confianza de un menor, a través de internet, con el objetivo de conseguir favores de índole sexual.