HALLAZGO EN PUNTA BEGOÑA: arquitecta e integrante del GPAC de la UPV/EHU

María Peraita: “Este descubrimiento nos permitirá conocer cómo era la vida aquí hace 5.000 años”

María Peraita es arquitecta especializada en restauración arquitectónica y gestión patrimonial y forma parte del equipo que trabaja en Punta Begoña

09.02.2020 | 04:25
María Peraita, junto al yacimiento de Punta Begoña.

Getxo - Especialista en restauración arquitectónica y gestión patrimonial e integrante del Grupo de Investigación en Patrimonio Construido (GPAC) y de la Cátedra Unesco de Paisajes Culturales y Patrimonio, instituciones de la UPV/EHU, María Peraita conoce a la perfección todos los entresijos del proyecto de restauración de las galerías, un ambicioso plan cuya primera fase se inició en 2013.

Un yacimiento prehistórico en plena bahía de El Abra.

-Así es. Era algo que no esperábamos para nada. Sabíamos que estábamos trabajando sobre un espacio donde había construcciones anteriores a las galerías y teníamos constancia escrita de que en la parte superior del edificio, en lo que a principios de siglo era el jardín de la casa de la familia Echevarrieta, hubo un fuerte de época moderna del siglo XVII, pero encontrar un yacimiento prehistórico en pleno casco urbano de un municipio tan poblado como Getxo, con tantas construcciones previas, era algo impensable.

¿Cómo fue el hallazgo?

-Ha sido un proceso que se ha dilatado en el tiempo porque queríamos tener todas las garantías y certificaciones científicas que lo corroborasen. Buscábamos conocer la localización exacta del fuerte y conseguir más datos acerca de esta fortificación. Tras realizar diferentes sondeos para conocer los puntos de interés, a finales del año pasado nos pusimos a trabajar en un área donde conocíamos que había una serie de restos, que finalmente este año hemos contrastado que se remontaban mucho más atrás de lo previsto.

Han realizado análisis de termoluminiscencia y de carbono 14, entre otras pruebas.

-El objetivo era evaluar la magnitud de los restos encontrados de cara a la siguiente excavación. Para conocer la datación de los restos de cerámica, sílex y carbón vegetal encontrados, que son muy frágiles y pequeños, se han llevado a cabo estos estudios. Además, se ha cubierto todo el yacimiento para su protección.

Sin duda, supone un valor añadido para un proyecto ya de por sí muy atractivo.

-Buscábamos recuperar la historia de Getxo y Euskadi, remontándonos hasta el siglo XVII, pero este nuevo descubrimiento nos abre un nuevo capítulo para conocer cómo era la vida aquí hace 5.000 años.

Para ello van a llevar a cabo una excavación en la zona.

-Sí, a finales de mayo comenzaremos con los preparativos y a mediados de junio se incorporará el alumnado universitario del grado de Historia de la UPV/EHU. El proceso será abierto y realizaremos diversas acciones divulgativas para dar a conocer al público toda la información añadida que descubramos. La gente va a poder conocer cómo era un yacimiento a pie de playa.

¿Este descubrimiento alterará los planes respecto al resto del proyecto de las galerías?

-El proyecto no se puede parar. Es un capítulo más que aporta mucha información, pero lo importante es toda la historia en conjunto. Trabajaremos de forma coordinada en distintos frentes al mismo tiempo.