Protección de datos multa al guardia y al militar de 'La Manada' por grabar a la víctima y que se difundiera

Propone una sanción de 150.000 € para cada uno de ellos por tomar vídeos de los hechos en el portal y que luego se publicaran en foros de internet

09.02.2020 | 07:00
El guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero y el militar Alfonso Jesús Cabezuelo.

Proponen una sanción de 150.000 € para cada uno de ellos por tomar vídeos de los hechos y que se publicaran.

PAMPLONa - La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha propuesto un expediente sancionador en el que fija una cuantía de 150.000 euros de multa para Antonio Guerrero Escudero y Alfonso Cabezuelo Entrena, el guardia civil y el militar de La Manada respectivamente, por haber grabado a la víctima durante la agresión en el portal y que algunas imágenes de esos vídeos aparecieran publicadas posteriormente en ciertas webs como forocoches o burbuja.info. La resolución, que pertenece en este caso a un órgano administrativo, no tiene en cuenta que los mismos hechos todavía deben ser juzgados por tratarse de un presunto delito contra la intimidad, delito del que la Audiencia absolvió al grupo de acusados pero que el TSJN revocó para venir a resolver que dichos hechos (la grabación) debía juzgarse de nuevo.

Ahora, esta propuesta de la AEPD responde a la reclamación remitida el 4 de mayo de 2018 por el grupo feminista de Ponent (Lleida) que indicaba la difusión de los posibles datos personales de la víctima por parte de integrantes de foros de internet. El mismo día, y también el siguiente, la AEPD recibió otras dos denuncias contra el Gobierno de Navarra por la difusión en los medios de la sentencia en la que se habían anonimizado los datos de la víctima, pero al estar publicado el código de seguridad CSV de la resolución también los datos personales de la víctima se encontraban accesibles a través de dicho código.

Los servicios de inspección de la AEPD se encargaron desde el momento de la denuncia de verificar los hechos denunciados y de que la información fuera desapareciendo de los foros y medios de comunicación. La infracción cometida por ambos procesados es calificada como "muy grave" tras constatar mediante las sentencias de la Audiencia navarra y del TSJN que los dos grabaron a la víctima sin su consentimiento.

La sanción responde a la posible vulneración del artículo 7.3 de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que señala que "los datos de carácter personal que hagan referencia al origen racial, a la salud y a la vida sexual solo podrán ser recabados, tratados y cedidos cuando, por razones de interés general, así lo disponga una ley o el afectado consienta expresamente". Para calibrar el grado de la sanción (que oscilaría entre los 30.000 y los 600.000 euros), la AEPD tiene en cuenta dos agravantes: "La naturaleza del perjuicio causado así como la intencionalidad manifiesta con la grabación y posterior difusión (que no se habría producido si no se hubiese grabado) a la persona grabada y a sus familiares. La grabación de los hechos referidos en este procedimiento y su difusión posterior suponen un impacto relevante en la privacidad de la persona grabada en esos momentos, con afectación a su salud y vida sexual como se describe en la sentencia".

la cronología

25 de abril de 2018. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra condena a los cinco acusados a 9 años de cárcel por abuso sexual con prevalimiento. Les absuelve del delito contra la intimidad por grabar parte de los hechos.

4 de mayo de 2018. Se reciben tres denuncias, una al menos de un colectivo feminista, en la Agencia de Protección de Datos por la publicación de los datos personales de la víctima y fotogramas de los vídeos en dos foros de Internet, así como por la accesibilidad a la identidad de la víctima después de que en la sentencia disponible para los medios no se eliminara el código de seguridad.

5 de diciembre de 2018. Tres magistrados del TSJN confirman la condena de 9 años de la Audiencia. Dos jueces ven agresión sexual y elevan a 14 años la condena. Todo el tribunal ordena repetir el juicio por grabar a la víctima.