Una juez investiga una trama para desviar agua de abastecimiento público de Cadreita para riego

El Ayuntamiento denunció los hechos ante la Guardia Civil, que apunta a los dueños de una finca

09.02.2020 | 07:07
Vista del centro de Cadreita, con el ayuntamiento de la localidad a la izquierda.

El Ayuntamiento denunció los hechos ante la Guardia Civil, que apunta a los dueños de una finca.

PAMPLONA - El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Tudela investiga desde hace meses una supuesta trama en Cadreita para desviar agua de abastecimiento público para destinarla a uso agrícola. Las indagaciones llevadas a cabo por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), a raíz de la denuncia que interpuso el Ayuntamiento de la localidad el año pasado, apuntan a los responsables de una finca de más de cien hectáreas de terreno que estarían usando supuestamente un entramado de tuberías subterráneas ilegales mediante las cuales estarían apropiándose del agua de consumo humano del pueblo para regar sus cultivos.

Según la información a la que ha tenido acceso a este periódico, los hechos podrían ser constitutivos de un delito de desórdenes públicos y las pesquisas de la Guardia Civil apuntan a la existencia de una supuesta organización criminal que estaría desviando intencionadamente el agua de consumo humano del municipio de Cadreita y la estarían utilizando para conseguir un gran ahorro económico en la producción de sus cultivos, que además gozarían de un agua de riego de gran calidad.

TUBERÍAS construidas años atrás Las investigaciones del Seprona consideran que el grupo investigado, que estaría formado por los propietarios de la finca que estaría beneficiándose de la desviación de abastecimiento público, así como por un directivo de las empresas que tienen arrendados los terrenos para su explotación, dispone de medios suficientes para la comisión del ilícito penal investigado, como tuberías construidas para la captación del agua de abastecimiento público que carecerían de la licencia correspondiente. La construcción de las tuberías por las que supuestamente pasaría el agua tratada de la potabilizadora del pueblo se remontaría más de una década en el tiempo, según las indagaciones de la Guardia Civil.

Asimismo, las diligencias de investigación llevadas a cabo hasta la fecha señalan que los integrantes del grupo investigado se repartirían tareas específicas, como manejar las llaves para el desvío del agua y posterior riego, organizar pactos o convenios con el Ayuntamiento con el fin de dar apariencia de legalidad a su actuaciones o solicitar licencias de obras cuando ya han sido realizadas las mismas con el fin de evitar posibles inspecciones. En este sentido, los investigadores de la Guardia Civil identifican como implicados, además de a los dueños de la finca y a uno de los directivos de las empresas investigadas, a un agricultor y a trabajadores del Ayuntamiento que serían sospechosos de ser conocedores de la construcción de las tuberías usadas para realizar el desvío del agua.

Las diligencias abiertas por estos hechos se encuentran en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Tudela, cuya titular deberá adoptar en los próximos meses una decisión respecto de la apertura de juicio oral o sobreseimiento de la causa.