“Conseguí una piragua y estuve más de 2 horas sacando gente de casa”

José Luis Jiménez Guillermo recorrió las calles del barrio Venecia de Olite auxiliando a personas que lo necesitaban

09.02.2020 | 19:22
José Luis, delante de la primera casa en la que auxilió a una mujer con alzhéimer y su marido.

olite - La catástrofe que el lunes sacudió la Zona Media de Navarra fue el marco en el que algunas personas como José Luis Jiménez Guillermo, de 32 años, sacaron lo mejor de sí mismos para intentar auxiliar a otros vecinos que se vieron en situaciones comprometidas, con el agua al cuello. "Conseguí una piragua y estuve más de dos horas navegando con ella buscando a gente para sacar de sus casas. Nunca había visto nada así en mi vida", recordaba ayer.

El hombre recordó que su madre le llamó pasadas las 23.00 horas porque en la casa en la que vive con un sobrino había entrado el agua. "Lo primero que vi es que estaba el agua hasta el cuello y a la primera que saqué nadando fue a una mujer con alzhéimer. Yo y tres guardias civiles agarrados, los cuatro de la mano, la sacamos".

Explicó que en el barrio Venecia de Olite, que tomó su nombre de otra riada ocurrida a mitad del siglo pasado, se enfrentó a situaciones muy delicadas. "Había personas en sus casas y nadie se tiraba al agua, así que fui el primero en tirarme. Sacamos a la mujer y a su marido. Luego pasé por otras calles a ver si había algún vecino más y vimos que estaba todo bien, cuando vi a un amigo que le había regalado una piragua tiempo atrás y se la pedimos".

Con ella, señaló José Luis, "me recorrí todas las calles, una a una. Saqué a una mujer que estaba en una casa subida encima de una mesa en la cocina. Era de terror. Y luego navegué por todas las calles, con todos los coches sumergidos en el agua. Todo lo hicimos entre yo y tres guardias civiles. Era algo brutal, porque nos llevaba el agua".

A partir de ahí, indicó que "fui buscando gente mayor, porque aquí vive casi todo gente mayor. Con la piragua estuve más de dos horas navegando y sacando a cuatro personas de sus casas. Pasé mucha angustia y estoy sin dormir", comentó al tiempo que se emocionaba, para añadir que "ya ha pasado. No ha habido nada grave. Y ahora siento el mérito de haber hecho algo bien. Estoy satisfecho y a ver si puedo descansar un poco. - M.B.