“Abrimos de nuevo el 1 de agosto después de rehabilitar todo”

Carolina Huerta limpió y rehízo su centro de estética para recuperar la normalidad

09.02.2020 | 23:29
Un mes después en D'Nails & Top Lashes.

tafalla - La calle Plaza Cortes fue una de las más afectadas por el desastre de las inundaciones. Ubicada en la zona del centro de Tafalla, esta calle sufrió múltiples daños.

La vía se sitúa entre la estación de tren y el puente por el que pasa el río Cidacos, por lo que los daños que causó la riada fueron de gran magnitud en esta zona. En la esquina de esta calle se erige el centro estético D'Nails & Top Lashes. "No se ha podido conservar nada, el agua se lo ha llevado todo con ella", lamentó Carolina Huerta, dueña del establecimiento el día después de la riada.

Ahora, un mes más tarde, ella y su compañera recuerdan la catástrofe mientras recuperan la calma. Las labores ya han comenzado en el centro de estética y el trabajo sucede con tranquilidad. "Abrimos de nuevo el pasado 1 de agosto después de limpiar y rehabilitar todo el centro", explica Huerta.

"Es una catástrofe de la naturaleza, contra eso no podemos hacer nada pero ahora esperamos que el consorcio de seguros nos ayude a asimilar los gastos, tienen que responder, nosotras solas no vamos a poder hacer nada", confesó en su momento. Y así ha sido. "Nos han correspondido muy bien, de hecho, el dinero que nos tenían que dar ya nos lo han ingresado y eso va a ayudar a que recuperemos la normalidad completa", comenta.

El pasado 8 de julio el suelo interior del salón estaba cubierto de agua y barro, los cristales se habían roto por el impacto que provocó la lluvia, el viento y el caudal del río. Todos los muebles sucios se amontonaban en la acera mientras las dueñas y los vecinos limpiaban el interior del establecimiento. Treinta días más tarde, las clientas esperan ser atendidas, guardan el turno y descansan en las sillas que ofrece el local.

"Dejamos durante seis días enteros los productos que se podían utilizar al sol para que se secasen cuanto antes y poder volver a usarlos -relata-. Durante una semana entera han estado viniendo albañiles amigos de mi familia a trabajar gratis por las tardes, cuando terminaba su jornada laboral, para poder sacarlo adelante y abrir lo antes posible", admite. - E. Pujol