Un generador ideado en la UPNA, con energía para el consumo anual de 111 casas

El ingeniero Miguel Araiz defiende en la UPNA la producción de electricidad a partir calor residual de una chimenea

10.02.2020 | 00:13
El ingeniero industrial Miguel Araiz, nuevo doctor por la UPNA.

Pamplona - El ingeniero industrial Miguel Araiz Vega (Estella-Lizarra, 1991), investigador del Instituto de Smart Cities (ISC) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), ha diseñado un generador termoeléctrico que aprovecha el calor residual de una chimenea de treinta metros, que está situada en una industria y que disipa gases calientes a 250 °C de temperatura, para generar un total de 363 megavatios-hora de electricidad al año, equivalente al consumo eléctrico anual de 111 hogares españoles. Esta instalación produciría dicha energía con un coste de 14,6 céntimos de euro el kilovatio.

Este desarrollo tecnológico es fruto de su tesis doctoral, defendida en la UPNA y dirigida por los investigadores del ISC David Astrain Ulibarrena y Álvaro Martínez Echeverri. La investigación, que ha sido calificada con sobresaliente cum laude, ha obtenido financiación del Gobierno central para proyectos de I+D+I en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Tecnológica y de Innovación.

"La situación energética actual, y todos los problemas medioambientales, políticos y económicos asociados a ella, hacen cada vez más necesaria una optimización de los sistemas de generación eléctrica y una incorporación de medidas de ahorro energético a los procesos", afirma Miguel Araiz. "En este sentido, distintas investigaciones han puesto el foco en la recuperación del calor residual, una energía que se produce en distintos procesos y que no suele aprovecharse, sino que se libera al ambiente o se disipa", continúa.

De esta forma, la tesis doctoral de Araiz ha estudiado el aprovechamiento de energía residual a través de generadores termoeléctricos, basados en el efecto Seebeck, unos dispositivos capaces de producir energía eléctrica a partir de una fuente de calor. "Para ello, basta con lograr una diferencia de temperaturas entre las caras de los módulos termoeléctricos, el elemento esencial de estos dispositivos. Cuanto mayor sea esta diferencia de temperaturas, mayor será la potencia eléctrica generada", apunta el investigador. - D.N.