balance del alcalde

Bilbao cierra con 1,5 millones de personas su Aste Nagusia

Es una edición "casi redonda, si no  fuera por el lunar" de las dos agresiones machistas registradas, afirma Aburto

10.02.2020 | 01:12
La pirotencia Caballer FX gana el concurso de fuegos artificiales de Aste Nagusia.

BILBAO. El regidor ha realizado este domingo en el Museo Vasco un primer balance del desarrollo de Aste Nagusia, a falta de contabilizar los datos de esta última jornada, que, a su entender, "no puede ser más positivo". "La participación de la ciudadanía ha sido la característica principal en todas las actividades programadas, y ha primado la fiesta y el buen ambiente", ha valorado.

En los más de 400 actos que ha programado el Consistorio, han participado alrededor de 1,5 millones de personas, una cifra similar al pasado año, pese a los "dos días de mal tiempo". A estos datos de asistentes, se suman las personas que han acudido a otros espacios de fiestas privados y a las txosnas.

Como es habitual, entre los actos que más público han congregado, destacan los fuegos artificiales, que han sumado casi un millón de espectadores. Además, unas 200.000 personas han asistido a los conciertos programados en los distintos escenarios, más de 120.000 niños han acudido al 'txikigune', más de 50.000 personas han acudido a los espectáculos de calle y artes escénicas, y 10.000 personas han participado en los actos de folklore y herri kirolak.

En palabras del alcalde, esta Aste Nagusia ha sido "casi redonda, si no fuera por ese lunar" de las dos agresiones machistas que se han registrado, uno de cuyos autores fue detenido. Además, se han presentado seis denuncias por tocamientos, un 75% de cuyos autores han sido identificados y puestos a disposición judicial.

Aburto ha lamentado que no se pueda trasladar "el mensaje de agresiones cero" y ha apostado por "seguir con el mensaje de trabajar juntos para hacer lo posible" y de que, "cuando no podemos prevenir, hay que detener y que todo el peso de la ley caiga" sobre los autores.

"BRILLANTE ACTUACIÓN POLICIAL"

En materia de seguridad, el regidor bilbaino ha destacado "la brillante actuación policial a lo largo de las fiestas". "En la calle hemos tenido ocasión de recibir el agradecimiento de la ciudadanía por la presencia policial, que es sinónimo de percepción de seguridad", ha señalado Aburto, que durante Aste Nagusia ha recibido al crítica de Bilboko Konpartsak por la importante presencia policial en el recinto festivo.

Las denuncias registradas por la Policía Municipal y la Ertzaintza durante las fiestas de Bilbao se elevan a 1.408, un 4% más que en 2018, y los detenidos a 103, dos más. El 78% de los delitos que se han producido durante las fiestas son hurtos de carteras y móviles, mientras que los delitos violentos se han reducido un 13% respecto al año pasado.

Según ha explicado el alcalde, tres de cada cuatro delitos en los espacios festivos se producen en el recinto de txosnas, un 8% más que el año pasado, mientras que en la Plaza Circular los delitos se han reducido a la mitad.

Por su parte, el servicio de 'objetos perdidos' instalado en el Ayuntamiento para agilizar su devolución ha recogido 846 objetos, de los que 325 se han podido entregar, sobre todo documentación y móviles.

Por otro lado, Aburto ha aludido a la rotura este pasado sábado de los cristales de una entidad bancaria por parte de unos 25 encapuchados y ha lamentado que "hay personas que todavía no han interiorizado que vivimos nuevos tiempos y que la violencia, venga de donde venga, está absolutamente de sobra". "Creo que se enmarca en esa actitud incívica, en esa protesta violenta de quienes seguramente no saben comparte de otra manera", ha denunciado.

OCUPACIÓN DEL 90%

En lo que respecta al balance de Aste Nagusia en otros ámbitos, el servicio nocturno de Bilbobus ha registrado 36.876 desplazamientos entre los barrios y el recinto festivo, frente a los 40.574 de 2018. Las paradas a demanda intermedias han sido usadas por 41 personas, dos más que el año pasado. Por su lado, el funicular de Artxanda ha transportado a 32.596 personas, frente a las 31.815 de 2018. En materia de limpieza, cerca de 600 personas se han encargado de mantener limpia la ciudad, tanto en la parte vial y peatonal como en zonas de parques y jardines, en una Aste Nagusia en la que ha aumentado la cantidad de residuos retirados en un 14,52% y en la que, "aunque la recogida selectiva mejora un poco, se sigue recogiendo demasiado Resto (basura mezclada de todo tipo) y se recicla poco", según ha lamentado el Ayuntamiento.

En total, se han recogido 654,80 toneladas, frente a las 493,2 toneladas del año anterior. Este año, destaca el aumento en la recogida de vidrio en el contenedor verde, que ha aumentado casi un 3% respecto al año anterior, con más de 74 toneladas.

Por su lado, las embarcaciones encargadas de la limpieza en la lámina de agua y en las partes bajas de la ribera de la Ría han recogido 2,7 toneladas de residuos flotantes de la ría, un 45% menos de residuos que el año pasado.

Durante Aste Nagusia, las Oficinas de Turismo de Bilbao han atendido a 18.532 visitantes del sábado 17 al sábado 24. Entre ellos, destacan los catalanes (22%), madrileños (20%), valencianos (14%) y andaluces (12,9%). La mayoría de los turistas internacionales que han realizado sus consultas han viajado desde Francia (28%), Alemania (19%), Italia (14%) y Reino Unido (9%). La ocupación hotelera se estima que rondará entre el 86% y el 90%, con varios hoteles que "han alcanzado el lleno total", y el impacto económico de "todo este movimiento" se calcula en unos 80 millones de euros.

CAMBIOS "POSITIVOS"

Por lo que respecta a los principales cambios introducidos en esta Aste Nagusia, el alcalde ha considerado que "el balance es positivo" porque la ampliación del 'txikigune' en el parque de Doña Casilda ha propiciado un incremento del 20% en la participación.

Por su parte, el traslado de las verbenas de El Arenal a la plaza Circular y de las txosnas de Berastegi a Ripa ha supuesto que la actividad delictiva se ha reducido en un 50% en la zona de Plaza Circular, dato que "casi por sí solo avala el cambio", ha opinado Juan María Aburto, que también ha destacado que las verbenas han aumentado el público hasta las 50.000 personas.