Navarra premia el antimilitarismo, y la cultura de paz de Stasa Zajovic

Cofundadora de Mujeres de Negro de Belgrado, continúa su lucha contra el odio y la violencia

10.02.2020 | 04:08
La presidenta de Navarra, María Chivite, y la premiada Stasa Zajovic, tras recibir el galardón en Tudela.

tudela - La tenacidad, la lucha por "seguir defendiendo la verdad a través de un silencio estrepitoso" y la defensa de la no violencia frente a las guerras aún con amenazas y presiones difíciles de mantener, han sido los ejes que han llevado al Gobierno de Navarra a reconocer la labor por la Paz de Stasa Zajovic al frente de las Mujeres de Negro de Belgrado. Esta mujer fue cofundadora de este colectivo que desde octubre de 1991 salió a las calles de Belgrado a manifestarse todos los miércoles en contra de la guerra que se cernía sobre su país.

Zajovic, que lamentó "no hablar euskera para poderme expresar", llamó la atención sobre el momento actual que vive su país, Serbia, donde "los criminales de guerra son ahora héroes y nosotras traidoras y extremistas. Se vive un clima de impunidad en todos los estados de la ex Yugoslavia", aseguró y relató las presiones y amenazas que sufren por denunciar que quienes hoy dirigen sus país, con el consentimiento de la UE, fueron partícipes de aquella guerra de la década de los 90.

El acto ha tenido lugar en el Palacio de Castel Ruiz de Tudela y al mismo han asistido el vicepresidente primero del Gobierno, Javier Remírez, el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, y las consejeras de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez.

resistencia Nacida en 1953, Stasa Zajovic fue una de las activistas que lideró vigilias, luchas silenciosas y protestas cada semana entre 1991 y 1997, contra la guerra, la política del régimen serbio, el nacionalismo, el militarismo y todas las formas de odio, discriminación y violencia. La llamada Guerra de los Balcanes causó 150.000 muertos, 5 millones de desplazados, 12.000 desaparecidos, miles de violaciones de los derechos humanos y dividió el país en siete estados. "Desde el 2012 ahora han vuelto al poder los instigadores y cómplices de aquella política que llevó a la guerra. Tenemos el deber de ser transgresoras, desertoras y antimilitaristas", apuntó Zajovic que describió su papel en los tribunales que juzgan aquellos crímenes y aseguró que en los últimos cinco años se ha intensificado el acoso de la ultraderecha con el beneplácito de los gobiernos.

La representante de Mujeres de Negro en Madrid, María Concepción Martín, hizo una amplia descripción de los logros de la premiada y de este colectivo que ha conseguido que 250 mujeres que sufrieron violencia y violaciones durante la guerra reciban una compensación de 15.000 euros. Martín señaló unas normas a ejecutar antes de llegar a un conflicto: "toda guerra tiene un período de preparación; denunciar todo tipo de militarización de la sociedad; no dejarnos engañar por los nuestros; salir a la calle lo antes posible; hablar siempre en nuestro nombre; denunciar todo tipo de militarismo y ser desobediente al patriarcado de la violencia y la guerra".

Chivite La presidenta de Navarra, María Chivite, hizo hincapié en que la guerra de Yugoslavia fue un fracaso para toda Europa y destacó cómo Mujeres de Negro de Belgrado, "protestaron firmes contra la guerra, la política del régimen serbio, el militarismo y todas las formas de odio, discriminación y violencia". Dadas las consecuencias que se están viviendo señaló que "las guerras no terminan cuando callan las armas, sino cuando a las víctimas se les hace justicia. Además de la supervivencia física, importa la supervivencia emocional, el deterioro psicológico de las personas, el destrozo en las relaciones y la separación de las familias". Por último Chivite hizo hincapié en el relato de "resistencia, memoria y determinación" que une a todos los que hasta ahora han recibido este galardón, señalando a Mujeres de Negro de Belgrado como "imprescindibles", recordando a Bertolt Brecht, "hay hombres -y mujeres- que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores, otros luchan muchos años y son muy buenos, pero hay quienes luchan toda la vida, esos son los imprescindibles".

el alcalde de Tudela

yugoslavia y las víctimas de eta

Asombro. El alcalde de Tudela relacionó la lucha contra todas las guerras y contra la de Yugoslavia con que "a los terroristas de ETA se les reciba como héroes", algo que sorprendió a los asistentes hasta tal punto que ni la mitad de ellos aplaudió sus palabras. "Expreso mi rechazo a las manifestaciones de apoyo a quien ha extorsionado y asesinado", señaló, al tiempo que anunció que "nos hemos puesto en marcha para colocar en Tudela un monolito en recuerdo a las víctimas de la violencia y del terrorismo de ETA".