Rechazo a que se criminalice a los menores migrantes

El Parlamento aprueba también una declaración por el Día Internacional de los Derechos Humanos

17.12.2019 | 17:53

pamplona - La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó ayer por unanimidad una declaración institucional por la que la Cámara foral muestra su más "rotundo rechazo" a "cualquier discurso de odio y en especial a todos los que pretenden criminalizar a niños, niñas, adolescentes migrantes no acompañados". Fue presentada por PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra y recoge que la Cámara foral y los grupos que la componen "se comprometen a no amparar de ninguna manera a ningún grupo político o social que busque introducir en la sociedad o en las instituciones un discurso xenófobo y de odio hacia cualquier colectivo de nuestra sociedad".

Además, el Parlamento foral reiteró su compromiso con las leyes y tratados que garantizan los derechos de los menores independientemente del origen de los mismos y manifestó la necesidad de que "las entidades locales se impliquen para cumplir la legislación y garantizar la protección y atención adecuada a los menores migrantes no acompañados".

apoyo a la labor humanitaria Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, la Cámara también aprobó una declaración presentada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra por la que, en el punto 1, reclama "el despliegue de una operación de carácter humanitario en el Mediterráneo, que atienda las necesidades básicas de las personas que utilizan las diversas rutas marítimas para huir de la guerra y de la violencia".

En el punto 2 demanda "condicionar la colaboración con terceros países a una efectiva democratización de sus instituciones, que garanticen el cumplimiento de los Derechos Humanos en los mismos" y en el 3 anima al Gobierno estatal y la Unión Europea a que "garanticen que los barcos de las ONG puedan realizar la labor humanitaria de la manera más eficiente, reduciendo el sufrimiento de las personas supervivientes". En el 4, apoya "una política de migraciones basada en la solidaridad y el respeto a los Derechos Humanos".

En otro punto, no aprobado por el voto en contra de Navarra Suma y la abstención del PSN, se proponía rechazar "la colaboración de las instituciones europeas con la denominada guarda costera Libia". - E.P.