Renfe quiere que el billete del AVE ‘low cost’ cueste "entre 10 y 60 euros"

El presidente Isaías Táboas cree que AVLO revitalizará la empresa y atraerá nuevo público al tren

17.12.2019 | 18:39
AVLO, el nuevo AVE 'low cost' de Renfe

El presidente Isaías Táboas cree que AVLO revitalizará la empresa y atraerá nuevo público al tren

PAMPLONA. El AVE 'low cost' que Renfe pondrá en circulación el próximo 6 de abril, 'bautizado' como AVLO, permitirá comprar billetes para viajar entre Madrid y Barcelona por un precio mínimo de 10 euros y de 5 euros para los niños menores de 14 años.

El importe de los billetes del nuevo servicio oscilará entre los 10 y los 60 euros en función de la demanda que en cada momento tenga cada plaza, según indicó el presidente de la operadora pública, Isaías Táboas, en sendas entrevistas con 'El País' y 'La Vanguardia'.

Se trata de la propuesta de precios para este nuevo servicio que Renfe prevé aprobar en la reunión de su consejo de administración de este miércoles, 18 de diciembre.

La compañía ferroviaria pública comenzará a explotar el AVLO con una oferta comercial de dos frecuencias diarias por sentido, si bien prevé ir ampliando sus circulaciones hasta sumar cinco a finales de 2020, precisamente para cuando está fijada la liberalización del transporte en tren y la entrada de competidores.

Con el lanzamiento de este servicio, Renfe da así el 'pistoletazo de salida' a la carrera hacia el AVE barato, dado que los referidos nuevos operadores que entrarán en el ferrocarril el próximo año, SNCF y Trenitalia, ya han avanzado su intención de hacerlo con trenes a precios asequibles.

Precisamente, al poner en marcha AVLO en abril, Renfe busca sacar unos meses de delantera a sus futuros competidores. De hecho, prevé comenzar a vender los billetes del 'low cost' a finales de enero.

Además, la operadora pública arrancará su AVE barato en la línea Madrid-Barcelona, el corredor de mayor movilidad de viajeros del país, el que más competencia tiene con el avión y otros modos de transporte, y uno de los tres que el próximo año se abren a la entrada de nuevos operadores, junto con el corredor a Levante y el AVE que une Madrid con Sevilla y Málaga.

BILLETE DE 5 EUROS PARA LOS NIÑOS Renfe confía en que el nuevo servicio logre un millón de viajeros al año en los dos primeros ejercicios en servicio. Según el presidente de la compañía, estos pasajeros se 'robarán' principalmente de entre los que actualmente viajan en coche y entre los colectivos que no toman el AVE por una cuestión de precios, como familias o jóvenes.

En línea con este objetivo está la iniciativa de poner un precio de 5 euros para los billetes de los niños menores de 14 años que viajen acompañados de un adulto.

El lanzamiento de un AVE barato constituye, junto a la digitalización y la internacionalización, uno de los pilares del plan estratégico que Renfe desarrolla para prepararse ante el fin de su monopolio y la llegada de competencia. La compañía confía en que este nuevo servicio le genere el 20% de sus ingresos totales en un horizonte de diez años.

EL AVE, AL RESCATE DEL COCHE ELÉCTRICO Por otro lado Adif, compañía pública gestora de la red ferroviaria, ultima un plan para desplegar una red de cargadores rápidos de coches eléctricos por todo el país a partir de la energía que los trenes generan al frenar.

La compañía actualmente estudia el número de puntos de recarga que puede colocar y su ubicación, lo que vendrá determinado por el número de tramos y puntos en los que una carretera discurra próxima a una línea de tren.

Así, para concretar todas estas 'ferrolineras', Adif está realizando un trabajo que consiste en cruzar y superponer las dos redes, la de carreteras y la ferroviaria electrificada, en este caso tanto la de AVE como la convencional, según explicó la presidenta de la compañía, Isabel Pardo de Vera, en una entrevista con Europa Press.

Pardo de Vera detalló que instalar un cargador en los puntos en que una carretera discurre al lado de la línea de tren no tendrá mayor coste y obra que el de fabricar e instalar el cargador y engancharlo a la red ferroviaria.

"Por ello, las posibilidades se antojan infinitas, dada la capilaridad que las líneas de tren tienen por todo el país", subrayó.

En cuanto a los cargadores, Adif desarrolló hace unos años un dispositivo de este tipo, del que tiene la patente, capaz de recoger y suministrar la energía que los trenes generan al frenar y que, además, se ha mejorado para facilitar recargas rápidas.

De esta forma, se da la circunstancia de que el tren, el modo de transporte considerado como más sostenible, puede contribuir además al despliegue del coche eléctrico, toda vez que una amplia red de puntos de carga se señala como uno de sus principales factores para la extensión de este tipo de vehículos.

De hecho, el sector automovilístico cifra en unos 300.000 los puntos de carga que se requieren en diez años para la generalización del coche eléctrico en España, unos 800.000 a más largo plazo.

"El tren puede tener una gran parte de la solución al coche eléctrico", enfatizó la presidenta de Adif. "Tenemos el dispositivo y tenemos una posibilidad tremenda para ayudar a la descarbonización". remarcó.

PLAN ABIERTO A SOCIOS Por ello, y dado que la energía que suministraría no tiene coste, Adif contempla este plan "más como una iniciativa de responsabilidad social que como una nueva fuente adicional de ingresos".

"Lo consideramos incluso como una medida social de vertebración territorial", subrayó Isabel Pardo de Vera, quien además asegura que su proyecto ha levantado una "tremenda expectación".

De hecho, Adif prevé abrir este plan a la entrada de socios, que pueden provenir de entre un "amplio abanico". "Desde fabricantes de cargadores y empresas que tienen en su plan de negocio la movilidad sostenible, hasta compañías eléctricas y fabricantes de coches que quieran potenciar el desarrollo de estas redes", detalla la presidenta.

La instalación de esta red de cargadores de coches eléctricos por todo el país se completará con su colocación también en las 1.500 estaciones de tren del país.

De hecho, el plan de cargadores en las estaciones, denominado 'Ecomilla', es el germen del que posteriormente surgió el proyecto de extender su colocación por todo el país.

Lo último Lo más leído