El Gobierno de Navarra planea fijar rentas máximas de alquiler y evitar precios abusivos

Aierdi anuncia que trabajan en un Índice de Sostenibilidad, que completa las medidas ya en marcha

15.01.2020 | 06:17
Un letrero anuncia el alquiler de un piso en Pamplona.

pamplona - El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, considera "justificado" intervenir en el mercado del alquiler con medidas "excepcionales" para fomentar el arrendamiento "asequible". "Existe una situación del mercado de alquiler que provoca que las rentas a pagar no guarden una relación lógica con los ingresos de los potenciares arrendatarios, una situación que como sociedad no nos podemos permitir", señaló Aierdi en comisión parlamentaria, solicitada por Navarra Suma.

De hecho, el Gobierno foral ya interviene fijando rentas máximas sobre el precio de más de 9.000 viviendas (9.041), que supone en torno al tercio del parque de vivienda de alquiler que en Navarra se estima asciende a unas 30.000 viviendas. A juicio del consejero, a la vista del progresivo encarecimiento de las rentas, "está justificado intervenir en el mercado del alquiler", dijo Aierdi y remarcó que "una limitación o rebaja general" en el precio de renta "requiere de un nivel importante de coordinación con los responsables de vivienda del Estado". En este sentido, aludió al programa firmado para el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos en el que "hay una referencia explícita a la necesidad de trabajar en estas políticas en materia de vivienda, que lógicamente tendrán incidencia en las que podamos desarrollar en Navarra".

El consejero anunció también que el Gobierno foral ya ha manifestado su voluntad política de tomas medidas excepcionales a lo largo de esta legislatura, aparte de ampliar la oferta de alquiler protegida, contra el incremento excesivo de premios y anunció que el departamento ya trabaja en elaborar el Índice de Sostenibilidad de Alquileres (ISA), que calculará para cada vivienda "el importe que, en función de sus características, debería tener como renta máxima y no se sometan a incrementos abusivos en las renovaciones de los contratos". Es un elemento que consideró importante y que se prevé disponer a lo largo de este año.

Unido a este índice, se trabajará en una propuesta fiscal para "fomentar los alquileres que estén por debajo de esos precios señalados". Y también a lo largo de este año se va a estudiar la posibilidad fiscal de "primar o gravar los contratos de alquiler que presenten subidas o bajadas respecto a los contratos de arrendamiento". "El trabajo que vamos a desarrollar en 2020 nos debe permitir contar con un paquete de herramientas e instrumentos que mejoren sensiblemente la situación que tenemos del mercado de la vivienda del alquiler", dijo.

En su intervención, Aierdi destacó que el "grueso" de la actuación del departamento para fomentar el alquiler se va a basar en incrementar el parque público de alquiler (con promoción pública y privada de alquiler protegido; aumentar el número de potenciales beneficiarios de los programas EmanZipa y DaVid, cuyos precios de alquiler ya están limitados; y hacer "más atractiva" la bolsa de alquiler con el registro de viviendas vacías.

Señaló que "la activación del registro va a permitir crecer en el número de personas que ofrezcan su vivienda en la bolsa de alquiler" (ahora hay 698 cedidas) y explicó que ya hay previstas reuniones con "los grandes tenedores de vivienda", de las que espera un resultado "positivo".

Aierdi propuso "hacer más atractivo el programa de la bolsa de alquiler hacia las localidades fuera de la Comarca de Pamplona para hacer una política de cohesión territorial más intensa"; aumentar las viviendas adscritas al Fondo Foral de Vivienda Social (ahora hay 133) y "facilitar la promoción de viviendas protegidas en arrendamiento, también sobre suelos privados". El Gobierno foral ha apostado en los últimos años en apostar por aumentar la oferta de alquiler (el 84% de las promociones públicas son para alquiler), "como una manera de intervenir en el mercado para lograr que la vivienda sea asequible".

78 viviendas públicas con upn Aierdi afirmó que mientras que los gobiernos de UPN de 2008 a 2015 promovieron "78 viviendas de alquiler en promoción pública", tanto el Gobierno anterior como el actual "va a dar un salto cualitativo muy importante en la oferta de vivienda de alquiler". "La prioridad de este Gobierno es el derecho de los ciudadanos a una vivienda, no el negocio de la construcción", destacó el consejero, que precisó que son 9.000 las personas del censo de demandantes de alquiler que gestiona Nasuvinsa.

Según expuso, "vamos a tener que utilizar todos los instrumentos necesarios para hacer frente a esa realidad". Así, resaltó que "vamos a priorizar la realidad de la vivienda existente a través de la rehabilitación y la movilización a través de la bolsa de alquiler, pero también necesitamos nuevas promociones para alquilar si queremos dar respuesta a lo que tenemos enfrente".

navarra suma, contra intervenir Jorge Esparza (Navarra Suma) dijo que su coalición "no apuesta por la limitación en el precio del alquiler como solución al precio de la vivienda", ya que "hay más consecuencias negativas que positivas". Considera que para mejorar la situación del alquiler se debe "tener un parque de viviendas suficientes" y "dotar de más garantías a los propietarios de las viviendas ante procesos farragosos con los inquilinos cuando no quieren abandonar la vivienda".

Arantxa Biurrun (PSN) destacó que el acuerdo programático en materia de vivienda es "ambicioso" y puso en valor el acuerdo entre PSOE y Podemos para "frenar las subidas abusivas del alquiler". "Isabel Aranburu (Geroa Bai) destacó los pasos "importantes" dados en la anterior legislatura y consideró que hay que intervenir directamente en el mercado del alquiler. Maiorga Ramirez (EH Bildu) se preguntó "por qué es tan difícil" tener un censo sobre las viviendas vacías en Navarra, una herramienta que, según dijo, debe ser "la base fundamental sobre la que construir una garantía del derecho a la vivienda, para lo que es fundamental el alquiler". Marisa de Simón (I-E) dijo que "no es un derecho tener una vivienda vacía pasando por encima de la función social que debe tener una vivienda". Defendió como "absolutamente necesario actuar con medidas excepcionales en el alquiler".