Realizan el primer trasplante de corazón de un fallecido por parada

Hasta la fecha todas las donaciones realizadas en España procedían de pacientes en muerte cerebral

18.02.2020 | 01:04

majadahonda – El Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda ha realizado por primera vez en España un trasplante de corazón procedente de donante fallecido por parada cardiorrespiratoria.

La noticia se dio a conocer por el equipo médico implicado en el procedimiento, acompañados el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil. También se contó con la presencia del paciente receptor del órgano, Jorge Washington, que fue operado el pasado 25 de enero.

Tanto los profesionales como los responsables sanitarios la han calificado de "histórica" ya que "hasta la fecha todas las donaciones de corazón realizadas en nuestro país, procedían de pacientes en muerte encefálica".

En declaraciones a los medios de comunicación, el paciente receptor aseguró sentirse "bastante bien", "bastante estable" y "estupendamente" y detalló que le quedan unas tres semanas para recibir el alta hospitalaria.

Sobre lo novedoso de la operación, indicó que sabía que era "pionera" y que "era muy diferente a todas", pero que tenía "bastante confianza" en el equipo médico. "La palabra es la confianza que tuve con los médicos. No dudé ni un instante en que se realizara la operación", añadió.

El consejero de Sanidad aseguró que se trata de uno de los "hechos más importantes que se han producido en los últimos tiempos".

"Es un salto cualitativo en cuanto a la donación de órganos y en cuanto al trasplante cardiaco por la sensibilidad especial que tiene este órgano. Tenemos que decir con orgullo que ha sido en un hospital madrileño en el que se ha producido este primer trasplante", destacó. Ruiz Escudero subrayó que este trasplante "abre una nueva vía" para aumentar el número de trasplantes cardiacos.

Los responsables de la operación señalaron que hasta ahora, se consideraba que el corazón de una persona fallecida en estas circunstancias no era apto para la donación, por lo que con este primer caso, incorporan una "nueva fuente de donación".