Sólo un 10% de los 3.427 presentados aprueba la OPE de Auxiliar de Enfermería

Se ofertan 210 vacantes y las aprobadas presentarán sus méritos por internet

22.02.2020 | 23:48
Opositoras, antes de afrontar la prueba para lograr plaza de Auxiliar de Enfermería.

pamplona – Sólo un 10% de las 3.427 personas presentadas aprobó el examen del concurso oposición de 210 vacantes de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) se presentó ayer en Aulario de la Universidad Pública de Navarra para realizar la prueba. La cita transcurrió con normalidad y tal y como han hecho en alguna otra ocasión, la Policía Foral pasó por las aulas con un detector de señal de móvil, según informó el Gobierno de Navarra, si bien no se registró ninguna incidencia. Cabe destacar que de las 4.165 personas convocadas al examen el 92% era mujer.

El examen consistió en un cuestionario de preguntas tipo test, con varias opciones de respuesta, de las que sólo una será válida, sobre el temario incluido en el Anexo I de la convocatoria. Lo conforman un total de 27 temas: los siete primeros de legislación y el resto relacionados con el puesto de trabajo al que se opta. El examen se valora con un máximo de 60 puntos y quedarán eliminadas las personas que no alcancen 30 puntos.

Finalizado el ejercicio, el tribunal publicará en la ficha de la convocatoria la plantilla de respuestas al test. Asimismo, se darán a conocer los resultados provisionales cuando se complete la corrección óptica de los cuestionarios (la previsión es que finalizase ayer) así como el cuestionario del examen.

Tras la fase de oposición, las personas aprobadas deberán cumplimentar la fase de concurso, presentando sus méritos de forma telemática a través de la www.empleosalud.navarra.es en el enlace Oposiciones y en la categoría correspondiente, en el plazo de diez días hábiles desde la publicación del resultado definitivo de la fase de oposición. La puntuación final será el resultado de sumar las puntuaciones obtenidas en la fase de oposición y la fase de concurso.

inhibidor Con el fin de evitar un posible uso fraudulento de teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos la Policía Foral activó ayer inhibidores de frecuencia. No es la primera vez que hacen uso de estos dispositivos, que permiten descubrir se están usando pinganillos u otros dispositivos que no se ven a simple vista. De hecho en 2017 se cazó a un aspirante a Policía Foral con un pinganillo y un año después una persona que opositaba a Técnico de Hacienda fue sorprendido con un sofisticado sistema tecnológico.