Como prevención ante el COVID-19

Exigen a los bares de Donostia que cubran las barras de pinchos

El incumplimiento se considerará una infracción higiénico-sanitaria grave con posible sanción económica e incluso cierre del establecimiento.

09.03.2020 | 16:53
Vista de varios pintxos en la barra de un bar

SAN SEBASTIÁN. El Ayuntamiento de San Sebastián ha consensuado con la Asociación Hostelería Gipuzkoa exigir a los establecimientos de hostelería de la ciudad que cubran las barras de pinchos como medida de prevención ante el COVID-19.

En un comunicado, el edil donostiarra de Salud Pública, Enrique Ramos, ha señalado que este aspecto "empezaba a preocupar en diversos sectores ciudadanos". "Es una medida de prevención, de salud pública y de higiene", ha destacado.

Ramos ha recordado que "los alimentos, por lo que parece, no son transmisores del virus, aunque por precaución se adopte esta medida".

Además, ha apuntado que esta "exigencia se va a incluir en el protocolo de inspecciones obligatorias que se giran a los establecimientos de hostelería de la ciudad". Según ha precisado, se considera su incumplimiento como una infracción higiénico-sanitaria grave que podría ir aparejada a una sanción económica "e, incluso, al cierre del establecimiento si la conducta es reiterada".

El Ayuntamiento va a conceder "un plazo razonable a los propietarios de los locales para que adapten sus barras a la situación, mediante colocación de vitrinas, tapas u otros elementos que cumplan con la normativa". Esta medida, en principio, se mantendrá mientras dure la alerta sanitaria actual.

"CALIDAD"

Por su parte, Hostelería Gipuzkoa ha explicado que esta decisión "se toma en defensa de la calidad de nuestra cultura del pintxo y al objeto de garantizar las buenas prácticas en el sector en materia de prevención sanitaria".

También ha reconocido que esta medida "puede representar un esfuerzo económico importante para el sector, tanto a nivel de inversión de equipamientos, como de reducción de las ventas", pero, al mismo tiempo, considera que "la decisión adoptada ayuda a preservar la imagen de calidad que ha caracterizado siempre al sector hostelero de Gipuzkoa".